×
×
Red Internacional

Los datos corresponden al tercer trimestre del año, según informó el Indec. Sigue la desigualdad de ingresos entre hombres y mujeres. En el caso de los hogares la mitad vive con menos de $ 75.000. Con estos ingresos es imposible llegar a fin de mes.

Jueves 23 de diciembre de 2021 | 19:01

La inflación de este año fue otro golpe para los ingresos. Según datos del Indec publicados este jueves, el 60 % de los trabajadores percibió menos de $ 50.000 en el tercer trimestre del año. Mientras que el 80 % de los asalariados ganó menos de $ 70.000 en el mismo período. Es decir, que la mayoría de la clase trabajadora vive con ingresos por debajo de la canasta de consumos mínimos que elabora la Junta Interna de Ate Indec (el promedio del tercer trimestre fue de $ 109.088). Dicha canasta no es un ideal ni un óptimo, pero se acerca a lo que se necesita para llegar a fin de mes.

También el informe mostró la gran desigualdad en ingresos entre varones y mujeres. En el tercer trimestre del año los varones tuvieron un ingreso promedio de $ 60.348, mientras que el de las mujeres fue de $ 43.183.

En el caso de los hogares, cuando se considera el ingreso total el 50 % tenía ingresos menores a $ 75.000. En tanto, la brecha entre los hogares con más y menores ingresos es de 15,9 veces, considerando que en el primer caso el monto total de dinero ingresado al hogar fue de $ 286.389 y en el segundo, de $ 18.038.

Otro dato preocupante del informe es la desigualdad de ingresos entre los trabajadores formales e informales. El documento señala que el ingreso promedio de las personas asalariadas con descuento jubilatorio fue de $ 62.038, mientras que en el caso de aquellas sin descuento jubilatorio, el ingreso promedio equivale a $ 27.301. Un ingreso de miseria para los no registrados. También el poder de compra de los trabajadores no registrados tuvo una fuerte caída en los últimos años, el desplome es del 31 % desde octubre de 2016 a septiembre de este año, según datos del Indec.

Por último, el Indec señaló que el coeficiente de Gini del ingreso per cápita familiar de las personas fue de 0,441 para el tercer trimestre de 2021 mientras que en el mismo trimestre de 2020 fue de 0,443, lo que muestra una leve reducción de la desigualdad.

A pesar del crecimiento económico de este año se consolidó la pobreza y el deterioro del poder de compra de los ingresos. Fernández prometió recomponer salarios y jubilaciones, pero no se recuperó todo lo que se perdió con Macri. Mientras tanto los grandes empresarios ganan. Otro informe del Indec, la Cuenta Generación del Ingreso correspondiente al segundo trimestre de este año, reveló que los empresarios aumentaron su porción (Excedente de Explotación Bruto (EEB), una aproximación a la masa de ganancias de las empresas) de la torta de riqueza producida al 50,9 %, es el más alto desde 2016, desde que empezó la serie. Un incremento de 3,94 puntos porcentuales (p.p.) respecto al mismo trimestre del año anterior. Mientras que la participación de la masa salarial se desplomó en casi 10 p.p. en su participación en la torta de la riqueza producida en el país. Es decir, los empresarios aumentaron su porción en el reparto de la torta de riqueza producida en detrimento de la remuneración del trabajo asalariado. Ganan los de siempre.

Te puede interesar: Deuda social: más de una década perdida para los de abajo




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias