×
×
Red Internacional

Desde los años ’70 hasta la reciente votación en Diputados, siempre del mismo lado. Verdes sin photoshop, desde antes que existan los pañuelos. ¿Sabés quiénes? Nosotros, la izquierda.

Andrea D'Atri@andreadatri

Miércoles 16 de diciembre de 2020 | 00:30

El 28 de febrero de 1974, el presidente Juan Domingo Perón firma el decreto 659, propuesto por el siniestro ministro de Bienestar Social, José López Rega -uno de los creadores de la Triple A-, que prohibía la venta libre de anticonceptivos y cerraba sesenta servicios hospitalarios de Planificación Familiar. Ese mismo año, militantes del Partido Socialista de Trabajadores (PST), junto con mujeres de la Unión Feminista Argentina y activistas del Frente de Liberación Homosexual, volanteaban en la calle su rechazo al decreto, exigiendo derechos sexuales y reproductivos, que se termine la persecución de los homosexuales y derecho al aborto.(1).

En su prensa, Avanzada Socialista, el PST sostuvo una campaña permanente por el derecho al aborto con diversos artículos y entrevistas. En el número 97, puede leerse a la reconocida actriz Cipe Lincovsky declarando que "la ley de los anticonceptivos es una medida más de tipo represivo". "Determinadas consignas como la igualdad salarial o la apertura de guarderías en las fábricas eran medianamente habituales dentro del repertorio de las organizaciones revolucionarias, pero el sostenimiento de reclamos como el derecho al aborto o la gratuidad de las pastillas anticonceptivas (en un contexto de recelo y discusión en torno a este método) fueron paradigmáticas como un rasgo distintivo."(2).

Otras organizaciones políticas formaron sus propias agrupaciones de mujeres, en este convulsivo período de la historia argentina. El PRT-ERP impulsaba el Frente de Mujeres y Montoneros había creado la Agrupación Evita. Sin embargo, "una característica coincidente de ambas experiencias recayó en que estos frentes fueron creados con el objeto de formación política de sus mujeres pero no para el desarrollo una militancia específica o feminista. Se trató de agrupaciones femeninas que, al mismo tiempo, se declaraban antifeministas. En este punto radica la diferencia central que esgrimió el PST al abordar esta problemática (…). Aquí aparece un rastro distintivo del PST en comparación con otras organizaciones como el PRT-ERP o Montoneros, que caracterizaron al feminismo como una expresión de la burguesía y no como una herramienta válida para la lucha contra el capital."(3).

Para la militancia trotskista, esta exigencia de legalización del aborto no era nueva. Ya en setiembre de 1973, habían sido los únicos en plantearla durante la campaña electoral de la fórmula encabezada por Juan Carlos Coral y Nora Ciapponi.

Como recuerda Mabel Bellucci, "uno de sus puntos nodales fue el tema de los métodos anticonceptivos y también la lucha contra la ilegalidad del aborto."(4). Más adelante, también señala: "En esos años, el Partido Socialista de los Trabajadores (PST) tomó relevancia por ser el único partido local empeñado en proponer un programa específico en diversos planos del terreno de las mujeres, por los contenidos de sus reivindicaciones como así también por las formas de lucha contra el sexismo."(5)

Periódico Avanzada Socialista, del PST, 1973

El derecho al aborto en voz alta

Varias décadas después y, hasta hace pocos años, sólo la izquierda trotskista llevó esta consigna en sus plataformas electorales. Fue un verdadero escándalo, cuando en medio de la reaccionaria década de los ’90, la candidata Susana Sacchi del PTS, mencionó el derecho al aborto en una campaña electoral, mientras el presidente Menem estrechaba sus lazos con el Vaticano instaurando la conmemoración del Día del Niño por Nacer, que aún permanece vigente en el calendario oficial. Más tarde, los periodistas Bernardo Neustadt y Mariano Grondona, fieles defensores del menemismo, se horrorizaron cuando, ante la Asamblea Constituyente surgida del Pacto de Olivos, el PTS exigió públicamente la separación de la iglesia del Estado… ¡y que los curas vayan a laburar!

Te puede interesar: Aborto: la lucha de las mujeres y los "toma y daca" de la política del régimen

Incluso otros sectores políticos que podían apoyar el derecho al aborto, solían callarlo durante las campañas electorales hasta hace muy pocos años, aduciendo que era un tema "piantavotos". En cambio, quien quiera recorrer los afiches de nuestras campañas electorales, se encontrará con consignas como éstas: "¡Fuera la Iglesia de nuestras vidas! Por el derecho al aborto libre y gratuito."; "Que la Iglesia no decida por nosotras. Derecho al aborto, legal, seguro y gratuito."; "Para fortalecer tu lucha por anticonceptivos para no abortar y aborto legal para no morir".

Con la diputada Myriam Bregman y las trabajadoras del Hospital Posadas, reclamando el derecho al aborto el 8 de marzo de 2018

Una coherencia que se tradujo en que, tanto en 2018 como en la reciente media sanción del proyecto de legalización del aborto, el Frente de Izquierda fuera el único interbloque en votar unánimemente a favor de los proyectos en la cámara de Diputados.

Mientras todos los bloques discuten y negocian sobre la vida de las mujeres, entre sus propios integrantes verdes y celestes, el Frente de Izquierda mantiene dentro del Congreso el mismo compromiso que tiene en las calles.

No hace falta recurrir al photoshop para mostrar a nuestras compañeras diputadas con el pañuelo verde. Sin "deconstruides" ni "arrepentidos" de último momento, sin apoyos que se silencian por "disciplina partidaria" ni rechazos que se escudan en "libertad de conciencia", el derecho al aborto es parte de nuestro programa y de nuestra lucha.

El diputado Nicolás del Caño, durante su intervención en la cámara a favor del aborto legal el pasado 10 de diciembre

Te puede interesar: Expositores celestes en el Senado citan a Perón, Evita y los Kirchner para defender su postura


(1) Ver Ana Sánchez, "La izquierda en la lucha por el derecho al aborto en Argentina", Ideas de Izquierda 30/9/2018.
(2) Catalina Trebisacce y Martín Mangiantini, "Feminismo, diversidad sexual y relaciones sexo-afectivas disidentes. Apuestas y tensiones en el PST, 1971-1975", revista Archivos, año IV, nº 7, setiembre 2015.
(3) Ídem.
(4) Mabel Bellucci, Historia de una desobediencia. Aborto y feminismo, Capital Intelectual, Buenos Aires, 2014.
(5) Ídem.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Banner elecciones 2019

Destacados del día

Últimas noticias