×
×
Red Internacional

Entrevistas.Ruth Ynsaurralde: “Aprendí de Guernica que la lucha se gana en la calles”

Tiene 30 años, es referente de la lucha por vivienda, de la Comisión de Mujeres del barrio en recuperación 23 de agosto de Los Ceibos y precandidata del FIT-U en La Matanza

Lunes 6 de septiembre | 20:25
🎙️ CHARLAS SIN FILTRO | Ruth Ynsaurralde, joven luchadora por vivienda y precandidata del FIT-U - YouTube

Ruth sonríe, es una imagen habitual en ella. Vive en La Matanza, en el barrio Los Ceibos de González Catán y viajó dos horas y media para llegar a la entrevista que le hicieron Tom Máscolo y Leo Améndola en Alerta Spoiler. “Nuestro barrio pertenece a un predio del plan de Acumar que el peronismo dejó abandonado hace más de once años. Las casas sin terminar se estaban deteriorando mientras cientos de familias no teníamos donde vivir”. El 23 de agosto del 2020 junto a más de familias decidieron recuperar el barrio semiconstriuido.

Más de 650 niñas y niños viven en el barrio. Ruth cuenta qué, pese a los discursos de los gobernantes, en su mayoría no pudieron tener continuidad pedagógica durante la pandemia. Por esto, desde la comisión de mujeres en lucha organizaron la escuelita de verano mientras luego de denunciar que son cientos los chicos sin vacantes en las escuelas. La vida en Los Ceibos no es fácil. “Con la lluvia baja la luz, sin agua, sin cloacas, sin gas”. Ella valora haber podido llegar a una de las casas semicontruída y cuenta que “hay gente que vive en la intemperie, en terrenos, la están pasando peor”. “Del municipio no recibimos nada, salvo represión”, agrega.

Te puede interesar: Pobreza, crisis habitacional y acceso a la educación: ¿cómo afecta a los niños y niñas?

El día de la entrevista Ruth Ynsaurralde cumplió 30 años. Hizo un recorrido por parte de su vida, donde nunca tuvo un trabajo “en blanco”. Trabajó en casas particulares,, vendiendo en locales y todo tipo de trabajos precarios para ganarse el mango. La pandemia la sorprendió como vendedora ambulante y al igual que su familia se quedaron sin ingresos con las restricciones, condicionando aún más la precariedad en que vivía con su marido y sus cuatro hijos. “Nos decían qué no podíamos estar amontonados, pero vivíamos cinco familias y era imposible”.

Ruth es parte de las mujeres que están al frente en la pelea por una vivienda. Así conoció a las mujeres de Guernica, las mismas que fueron desalojadas por decisión de Axel Kicillof y Sergio Berni con balas, gases y topadoras para garantizar la construcción de un country. Viendo las mentiras del gobierno y padeciendo las decisiones políticas, Ruth al igual Ester Ardovino vecina de Los Ceibos y compañera de en la lucha, y junto a Marcela Resler del barrio Nueva Unión de Rafael Castillo decidieron sumarse a las listas del FITU que encabezanNico del Caño, Romina del Plá y Nathalia González Seligra en la provincia. Además acompañan a Natalia Hernández, candidata a concejal en La Matanza que desde que se enteró de la pelea en Los Ceibos se acercó a colaborar.

“El Ministerio de la Mujer es un ministerio de cartón, no tiene recursos de verdad... Yo no sé si ellos no saben que en los barrios recuperados como acá, la Nueva Unión, Guernica, Magaldi hay mujeres. No nos toman en consideración a nosotras ni a nuestros hijos, no nos toman en cuenta es como un desprecio”. Ruth levanta la voz de las mujeres que llegaron al barrio atravesadas por la violencia muy crudamente desde muy pequeñas, muchas escapando de la violencia de los agresores.

Te puede interesar: Un año de la recuperación en Los Ceibos: el derecho a la vivienda no se mendiga, se conquista

Ella siempre había votado al peronismo. "Cuando más lo necesitaba el presidente, al gobernante que elegí, me abandonó. Yo no sabía qué hacer, no sabía que ya no tenía que agachar la cabeza, yo me resignaba, sentía que era porque no me esforcé y hacía mal las cosas y ahí me di cuenta que no. Que hay un montón, hasta los docentes que estudian están precarizados". En esas pocas líneas, la referente del barrio 23 de agosto desliza algunas conclusiones que la hicieron sentirse parte de una clase que pelea contra la precarización, por la vivienda y el trabajo. Tal como ella desde uno de los cortes del Puente Pueyrredón donde coordinaron con diferentes sectores: “Peleamos por vivienda y también por trabajo, porque ambas van de la mano”.

Ellas apuestan a coordinarse para fortalecer su lucha. Tenemos “la misma necesidad, sólo así coordinando, he aprendido de Guernica que la lucha se gana en la calles, y hay que seguir peleándola. Hay que juntar a todos lo quieran luchar, convertir la decepción que hay que es mucha, en lucha”.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Banner elecciones 2019

Destacados del día

Últimas noticias