×
×
Red Internacional

Crecen las tensiones. Rusia cortó el suministro de gas a Alemania

La empresa estatal rusa Gazprom informó que se debe a una falla en una turbina y que la suspensión del servicio será "indefinida".

Escuchá esta nota
Viernes 2 de septiembre | 20:19

Un comunicado oficial del gigante ruso del gas tiró por la borda cualquier esperanza de volver a recibir en lo inmediato el combustible que llega a través de gasoducto Nord Stream 1. El servicio se había suspendido tres días atrás con fecha de reactivación para este sábado, a causa de "tareas de mantenimiento" en la turbina Trent 60 de una estación compresora. Sin embargo a últimas horas del viernes la empresa anunció oficialmente que el servicio no se va a restaurar en lo inmediato porque se encontró "una pérdida de aceite" durante las pruebas finales realizadas a la turbina.

El gasoducto es clave para el abastecimiento del combustible a Alemania y ya venía funcionando al 20% de su capacidad debido a que la estación compresora en cuestión era la última que quedaba operativa. Desde el gobierno hicieron saber de inmediato su rechazo al argumento ruso. Un portavoz del ministerio de Economía en Berlín señaló que "El ministro Habeck había adelantado que sucedería algo como esto, con cualquier pretexto, no nos toma por sorpresa".

Te puede interesar: Crisis energética. La Comisión Europea anuncia una reforma del mercado de energía sin tocar las ganancias de las eléctricas

Sugestivamente, la confirmación de Gazprom llegó apenas horas después de que los ministros de economía del G7 (conformado por Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Italia, Japón y Reino Unido, más una representación política de la Unión Europea) declarase que se implementará un control de precios sobre las compras de gas ruso.

Pocos días atrás, el presidente de Gazprom, Alexei Miller, había advertido que la reparación de este tipo de turbinas, que corresponde a la empresa Siemens, es una tarea compleja que solo se puede realizar en talleres especializados. Y agregó que en estos momentos esas reparaciones resultan imposible debido a las sanciones internacionales que pesan contra Rusia. Por si fuera poco, ayer desde el Kremlin señalaron que hoy el gasoducto "está en peligro" porque no se cuenta con equipos de reserva para reemplazar a los que se van dañando.

Las tensiones que se vienen produciendo entre Rusia y las potencias imperialistas pegaron un salto a partir de la invasión rusa a Ucrania y se han reflejado en la economía internacional con fuertes sanciones a Rusia y una creciente inflación a nivel global de los alimentos y el combustible. El pasado martes, el gobierno ruso había anunciado el corte de gas a Francia por falta de pago del suministro del mes de julio. El gobierno francés restó importancia a la medida señalando que ya consiguió otras formas de proveerse, pero sin indicar cuáles.

Mientras la guerra en Ucrania continúa sin visos de solución inmediato, el anuncio de Gazprom que interrumpe el servicio a Alemania es un peldaño más que se asciende en una escalera que nadie sabe hasta dónde llega ni qué hay al final.

Te puede interesar: [Entrevista]. Guerra, crisis e inflación en Europa: ¿Qué respuesta da la clase trabajadora?




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias