Deportes

Historia del fútbol

Rosario Central: hallan pelota que podría ser de sus fundadores

Un obrero que trabaja en la sede fundacional del club encontró una pelota de cuero debajo del suelo, que sería de fines del siglo XIX.

Jazmín Levi

Periodista. Miembro del CeProDH

Sábado 30 de julio de 2016 | 14:15

En Alberdi 23 bis está ubicada la sede fundacional de Rosario Central desde 1889. Hace pocos días, uno de los obreros que está trabajando en el edificio haciendo remodelaciones encontró una pieza histórica. “Estaba levantando el piso, cada tanto miraba para abajo, porque veo en los noticieros que esconden bolsos y esas cosas, sacaba tablas y de repente me encuentro con un bulto, la levanto y era una pelota que me di cuenta que no era ordinaria”, expresó el trabajador. Una pelota de cuero, debajo del suelo del mismo lugar donde hace más de 126 años un grupo de obreros del ferrocarril crearon el club.

Rosario Central cuenta una numerosa cantidad de sedes en la ciudad, pero esta es la más emblemática para cualquier hincha canaya, ya que ahí nació la historia del club. Hace unos días, se convirtió en escenario de un hecho histórico, el hallazgo de una reliquia que quedará como patrimonio de Central.

“Nacimos entre los obreros”

A finales de 1880 un grupo de obreros del Ferrocarril Central Argentino se reunía con frecuencia luego de la jornada laboral, a jugar al fútbol en los terrenos baldíos ubicados cerca del nacimiento de la actual Avenida Alberdi, en la zona norte de Rosario.

Nueve años después, en una víspera de navidad, alrededor de 70 personas se reunieron en un bar que se encontraba en Avenida Alberdi 23 bis, con la intención de crear un club de fútbol. En aquel entonces, un inglés llamado Thomas Mutton, propuso la creación de un club sugiriendo para el mismo el nombre de Central Argentine Railway Athletic Club. Surgía el nacimiento de los primeros pasos de lo que luego, en 1903, sería Rosario Central. La particularidad del club era que sólo podían ser socios los empleados del Ferrocarril.

En 1890 un grupo de marineros británicos aceptó jugar un partido con el club y en las inmediaciones de la que hoy es la bajada Sargento Cabral, se jugó el primer partido del que se tiene registro. Unos años después llegó el cambio de nombre, la fusión entre las líneas ferroviarias Buenos Aires y Central Argentino marcó en 1903 un hito en la historia del club, ya que Rosario recibió una notable afluencia de operarios criollos. Estos, se sumaron de inmediato a la práctica del fútbol y la cantidad de socios subió de 70 a 130.

Ese mismo año se realizó una asamblea donde se propuso “castellanizar” el nombre y también modificar el estatuto para que pudieran hacerse socios quienes quisieran, sean o no del ferrocarril. Al poco tiempo, el club comenzó a recibir como socios una masa de obreros provenientes de distintas zonas populares de Rosario.

Hoy es uno de los clubes más antiguos en Argentina entre los que participan en torneos de la Asociación del Fútbol Argentino. Fue uno de los primeros equipos en ser parte de la Liga Rosarina, allá por 1905, cuando aún el deporte era amateur. El primer título se obtuvo en 1908 y luego en 1914 el club comenzó una seguidilla de triunfos consagrándose campeón durante cuatro años consecutivos.

Una historia emocionante y honorable que lejos se encuentra del profesionalismo del fútbol actual donde lo que predomina son los negociados entre empresarios, barras y narcos. Donde un jugador vale millones de pesos y donde muchas veces, la clase trabajadora no puede tener acceso a disfrutar de los partidos, ya sea por el riesgo al que se exponen por el nivel de violencia desatado en las tribunas o por no llegar a poder pagar una entrada o la cuota mensual. El hallazgo de esta pelota, viene a rememorar la historia del club, “esa historia jalonada de coraje, de hazañas sin par, la gloria eternal de Rosario Central”.







Temas relacionados

Historia del Fútbol   /    Rosario Central   /    Fútbol   /    Santa Fe   /    Deportes

Comentarios

DEJAR COMENTARIO