Cultura

ANIVERSARIO DE SU NACIMIENTO

Rosa Parks: la mujer que desafió la opresión racial en Estados Unidos

En 1913 nacía Rosa Parks, la militante afroamericana cuya protesta fue la chispa que encendió un ciclo de rebeldía contra la opresión y el racismo.

Jorge Calderón

Historiador y Profesor de Secundaria, Zaragoza

Jueves 4 de febrero | 00:00

Rosa Parks nació el 4 de febrero de 1913, hace 108 años. Su nombre es conocido por todos. El 1 de diciembre de 1955, en la ciudad de Montgomery, capital del estado sureño de Alabama, ella se negó a obedecer al chofer de un autobús público, el cual quería obligarla, como dictaba la ley, a ceder su asiento a una persona blanca. Un acto de rebeldía, en tiempos donde la población afroamericana carecía de derechos fundamentales.

Fue encarcelada por su conducta, acusada de haber “perturbado el orden”, ya que en este estado, y otros muchos del sur del país, había leyes que obligan a los negros a no poder sentarse en el autobús, cafeterías, restaurantes o cines en el lugar de los blancos.

En respuesta al encarcelamiento de Rosa, ella, el reverendo Martin Luther King y otros activistas condujeron el famoso boicot a los autobuses públicos de Montgomery. Convocaban a la población afroamericana a organizarse para transportarse por sus propios medios y no tomar los autobuses. Como los autobuses terminaron recibiendo pocos, o ningún pasajero, comenzaron a dar déficit, por lo que se hizo necesario que la autoridad del transporte público terminara la práctica de segregación racial en los autobuses. Este suceso inició más protestas contra otras prácticas de segregación.

Paralelamente a las protestas en 1956, se inició la lucha judicial contra la ley segregacionista de Montgomery y Alabama. Ésta llegó finalmente a la Corte Suprema de los Estados Unidos, que declaró inconstitucional, la segregación en el transporte.

Movimiento por los derechos civiles

Esta gran victoria inicial fue una chispa para la llama del movimiento por los derechos civiles de la comunidad afroamericana estadounidense. Se trató de una larga lucha para extender el acceso pleno a los derechos civiles y la igualdad ante la ley a los grupos que no la tenían, y acabar con la segregación racial.

Aunque en la actualidad este movimiento sigue en EE.UU. de muchas formas diversas, este es sin dudas un período fundamental de la pelea. Confluyó, además, con las protestas contra la Guerra de Vietnam.

Tras los sucesos de Montgomery, las acciones más destacadas del movimiento fueron la gran Marcha sobre Washington, del 28 de agosto de 1963, donde ante más 200.000 manifestantes, Luther King pronuncio su famosa discurso de “I have a dream” (Yo tengo un sueño” y la “Marcha sobre el Puente Pettus en Selma (Alabama) “el 7 de Marzo de 1965, que provoco una dura represión conocida como el Bloody Sunday (o “Domingo sangriento”).

Como respuesta a la rebeldía negra, las autoridades y los grupos racistas como el Ku Klux Klan reaccionaron violenta e impunemente. Hubo miles de asesinatos, entre ellos dos líderes tan destacados como Luther King y Malcom X.

Balance de la lucha

Tras varios años de lucha, varios miles de asesinados, heridos, desaparecidos o encarcelados por las autoridades o por grupos racistas como el Ku Klux Klan la población negra fue consiguiendo algunas de sus reivindicaciones más básicas. La más importante fue la aprobación en 1964 por el presidente Johnson de la “Ley de Derechos Civiles”, que daba igualdad legal y jurídica a blancos y negros y acababa oficialmente con la segregación racial. Otras leyes importantes fueron la que permitía a los afroamericanos ir a cualquier universidad, inscribirse para votar libremente, poder ser elegidos para cualquier cargo público, etcétera.

Situación actual

La población afroamericana, al igual que la hispana, sigue estando marginada política, social y económicamente. Siguen ocupando trabajos insalubres, mal remunerados y actualmente son los más afectados por la pandemia junto a los latinos. Además, siguen viviendo en las peores condiciones habitacionales, poblando las cárceles.

Hay que añadir que la violencia policial contra estos grupos no ha cambiado mucho desde los años de lucha nombrados anteriormente. El “gatillo fácil” de los policías blancos frente a la población negra, sigue estando muy presente como vemos en los últimos casos producidos de muertes de afroamericanos por violencia policial.

Como vemos, la acción de mujeres valientes como Rosa Parks, constituyeron hitos históricos que dieron lugar a importantes conquistas. Pero todavía faltan muchas cosas por conseguir, como demostró una y otra vez el movimiento de Black Lives Matter.







Temas relacionados

Estados Unidos   /    Violencia racial   /    Historia   /    Cultura

Comentarios

DEJAR COMENTARIO