AJUSTE

Río Turbio: Aníbal Fernández ratificó los 419 despidos en YCRT y tensa la situación

Este viernes llegaron las cartas documento que confirman lo dicho por el nuevo interventor. Un ataque que los trabajadores ya empiezan a resistir.

Viernes 28 de febrero | 20:34

A pesar del pedido de que no haya despidos y que revea la intención de dejar en la calle a quienes entraron a trabajar a finales de octubre del 2019, (cuando estaba el anterior interventor Omar Zeidán), el actual interventor decidió aplicar la resolución 7/2020 por la cual quedan sin trabajo la totalidad de las y los trabajadores.

Así lo afirmó Aníbal Fernández el jueves 27 de febrero, cuando llegó a la cuenca carbonífera. Lo dijo ante los trabajadores representantes de quienes están afectados por la resolución mencionada. Mientras tanto el viernes 28 de febrero llegaron las cartas documentos a los domicilios, confirmando que efectivamente están cesanteados de YCRT.

Varios de los trabajadores comentaron a La Izquierda Diario, que ellos simplemente querían y quieren trabajar en la empresa minera y que son rehenes de una pelea política en la cuál no tienen la culpa. Además afirmaron que cerca de la mitad de los despidos pertenecen a mujeres que ocupaban diferentes puestos de trabajo, siendo varias de ellas jefas de familia, quedando en una situación de incertidumbre absoluta a pesar de que durante meses trabajaron y se capacitaron para los oficios en las que fueron requeridas. Agregaron también que todos firmaron contratos de trabajo con los debidos requisitos necesarios para ingresar de manera legal.

Otro de los motivos que fundamentaron es que todos tienen años de residencia en Río Turbio y varios nacieron en la localidad, rechazando que se trate de puestos políticos, versión con la que se buscó desprestigiar a los despedidos.

En la reunión antes mencionada, una de las trabajadoras despedidas le dijo a Aníbal Fernández: “Muchos somos nacidos y criados aquí, con abuelos que son jubilados de YCRT que aún hoy no están cobrando y no es justo que quedemos despedidos”. Sin embargo, el interventor dijo categóricamente que su decisión no tiene vuelta atrás.

Durante el jueves 27 de febrero hubo corte de ruta en el ingreso a la localidad para protestar por los despidos y otras medidas de fuerza en sectores como Talleres Centrales de YCRT. La exigencia de los despedidos era que también intervengan los intendentes Fernando Españón de la localidad de 28 de Noviembre y Darío Menna de Río Turbio (ambas localidades pertenecen a la Cuenca Carbonífera) para buscar la posibilidad de que haya una solución satisfactoria. Pero no hubo los resultados esperados para los despedidos. En tanto ATE Santa Cruz hasta ahora no dio apoyo a la lucha de los despedidos que exigen ser reincorporados.

La gravedad por la que atraviesa la cuenca carbonífera se agrava ante la decisión de Aníbal Fernández y genera más tensión por la enorme desocupación que existe en la localidad. A los nuevos despidos que hay, se suman los reclamos de los jóvenes nacidos y criados en el pueblo mineros que están desocupados y piden trabajo.

En tanto sigue la medida de fuerza en YCRT, iniciada en agosto del año pasado por la denuncia de los delegados que aseguran que no hay seguridad laboral dentro de la mina y corren el riesgo de sufrir accidentes graves (aseguran que no quieren una tragedia como la ocurrida en el año 2004, cuando murieron 14 mineros por la desidia estatal), que es producto del vaciamiento que generó durante los cuatro años anteriores Omar Zeidán durante su gestión.

Otro punto que aún no está definido es la figura legal de la empresa que asegure que definitivamente esté considerada como una empresa estatal y, mediante ella, haya inversiones para que comience a funcionar la Mega Usina de 240 MW. Dicha Mega Usina podría cumplir la función estratégica de dar energía a cuatro provincias de la Patagonia. Pero ante el reclamo mencionado aún no hubo respuesta por parte del interventor.

Un trabajador que fue protagonista de los más de 500 despidos (ocurridos con el anterior interventor Omar Zeidán) remarcó que “la actual situación sólo lleva a que los trabajadores y la propia comunidad siempre quede en el medio de luchas políticas entre los macristas y los de la actual intervención. Y aunque Omar Zeidán haya cometido irregularidades, no es culpa de quienes entraron a trabajar porque simplemente necesitan trabajar”.

Los despedidos informaron que seguirán con sus reclamos para ser reincorporados en YCRT porque sí necesitan reactivar la empresa es necesaria más mano de obra y buscan el apoyo de la comunidad.

Todos y todas las que se animaron a dar su testimonio a La Izquierda Diario pidieron reservar su identidad para no exponerse ante la gran cantidad de críticas que sufren en las redes sociales. Pero quieren demostrar que sólo quieren trabajar y que haya trabajo para quienes necesitan en la cuenca carbonífera.







Temas relacionados

Mineros de Río Turbio   /    Aníbal Fernández   /    Yacimiento Carbonífero Río Turbio   /    Río Turbio   /    Santa Cruz

Comentarios

DEJAR COMENTARIO