×
×
Red Internacional

Aniversario.Ringo Bonavena: 45 años sin el personaje más querido y polémico del boxeo argentino

En el aniversario del fallecimiento del pugilista que se transformó en mito, enfocamos en las luces y sombras de un personaje que se hizo parte de la cultura popular.

Augusto Dorado@AugustoDorado

Sábado 22 de mayo | 16:00

Este 22 de mayo se cumplen 45 años sin Bonavena: en aquel nefasto año 1976, ya en plena dictadura, el país se conmovía con la noticia de que Ringo había sido asesinado en circunstancias turbias en Nevada; hacía un tiempo que estaba viviendo en Estados Unidos buscando resurgir con su carrera, apadrinado por un capo mafia llamado Joe Conforte, personaje que todo indica que fue el autor intelectual del asesinato por ajuste de cuentas con el boxeador.

Oscar Bonavena era una figura tan popular que fue velado en el Luna Park ante 150 mil personas y hasta el día de hoy se lo recuerda. Se incorporaron al acerbo popular las frases que usaba, como aquella famosa de “La experiencia es un peine que te regala la vida cuando ya te quedaste pelado”. Es que hay un Bonavena boxeador, que tuvo gran importancia, y un Ringo personaje que él mismo fue construyendo conscientemente y que copó la escena y logró trascender. Ringo protagonizó obras de teatro de revistas en la avenida Corrientes con las vedettes más importantes del momento, como Zulma Faiad, hizo películas, hizo un disco (aquel del famoso tema “Pío, pío, pío, pío, pío, pá, es la primavera, hay felicidad”, que como curiosidad podemos señalar que lo grabó con Los Shakers, los considerados Beatles uruguayos). Ringo fue una figura central del espectáculo en los años ´60 y ´70. Comenzó su carrera deportiva en Huracán, y se transformó en un emblema del barrio de Parque Patricios y del club quemero donde tiene una tribuna con un palco que ocupa su estatua.

Personaje muy querido, pero también polémico porque Ringo tuvo varias actitudes en la frontera con lo gorila y lo reaccionario políticamente. Y solía traspasar esa frontera. Por empezar, siempre se ubicó en la vereda del antiperonismo, un poco por el personaje que construyó: alcanzó la fama en peleas memorables con Goyo Peralta, que era un boxeador para esos años ya en decadencia, mimado de Perón en los años ´50. Otro poco porque para consolidar su fama trabó amistad con Alejandro Lanusse, el militar que encabezó la dictadura del ´71 al ´73. Ringo lo apodaba “el Macho” o “el Jefe” y lo invitaba a sus cumpleaños, incluso fue animador en el casamiento de un hijo de Lanusse. Pese a este antiperonismo también fue muy amigo de Carlos Menem (para principios de los 70, gobernador de La Rioja) vía otro amigo en común, el empresario textil Armando Gostanián, “célebre” en los años ´90.

A esta ubicación política de Bonavena hay que agregarle machismo, actitudes misóginas y hasta chispazos de racismo: para desafiar a Muhammad Alí lo llamaba “ese negro” y en la recordada conferencia de prensa después del pesaje, antes de la pelea, se dirigió a Alí como “chiken” (gallina) y le preguntó “¿Por qué te escapaste del ejército?”, en referencia a la negativa de Alí a combatir en Vietnam.

Ringo tuvo una carrera tremenda en lo deportivo: de 58 peleas ganadas, 44 fueron por nocaut; sufrió solamente 9 derrotas y un empate. Su punto más alto fue justamente aquella pelea por el título de pesos pesados contra un Muhammad Alí que volvía de una suspensión de más de 3 años por haberse negado a ir a Vietnam. El mejor boxeador de todos los tiempos tuvo antes una pelea menor y quería recuperar su prestigio por lo que en diciembre de 1970 eligió a Bonavena para una pelea en serio. Lo respetaba tanto que el legendario entrenador de Alí, Angelo Dundee, lo estudió muchísimo y encontró que el punto débil de Ringo era su equilibrio, porque tenía pies planos. Alí vaticinó que lo noqueaba en el 9° round y no solamente no pudo, sino que fue Alí el que cayó. Pero en el último round, el 15, se produjo el nocaut técnico. Fue una derrota con gloria para Bonavena porque pudo demostrar que “se la bancaba” con el mejor. Alí dijo en ese momento de su carrera que Ringo había sido “el rival más duro que tuve hasta ahora”.

La mejor manera de abordar la vida de Bonavena es leer Díganme Ringo, la excelente biografía escrita por el periodista Ezequiel Fernández Moores, que profundiza en la vida, las contradicciones, las sombres y la carrera de quien muchos consideran mejor boxeador argentino de la historia. ¿Fue realmente Ringo el mejor que dio el pugilismo argentino? Es discutible. Lo que es seguro es que, 45 años después, su leyenda sigue en pie más allá del ring.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Banner elecciones 2019

Destacados del día

Últimas noticias