×
×
Red Internacional

Entrevista.Riddim celebra 25 años remando en las aguas de la cultura reggae

En la previa al festejo de este aniversario en el Teatro Broadway, entrevistamos a Pety, cantante y fundador de una banda que supo ser seguida y elogiada por Alejandro Sokol en sus inicios.

Augusto Dorado@AugustoDorado

Miércoles 10 de noviembre | 15:00
Riddim celebra dos décadas y media en el Teatro Broadway con un show con invitados, temas clásicos y lo más reciente de su discografía.

Desde los años 80 de la mano de Sumo, el reggae es un género que fue logrando un desarrollo fuerte en Argentina, no solamente a nivel musical sino también en cultural. En este aspecto radica la importancia de Riddim en esta escena, banda que nació allá por 1996 y que en este 2021 está festejando sus primeros 25 años. Marcaron sus hitos Los Pericos en su momento, luego Los Cafres, en los años 2000 el reggae tuvo un momento de muchísima masividad (donde se destacaron figuras como Dread Mar I y Fidel Nadal, Nonpalidece). En esta historia, Riddim es parte de una generación de bandas que intentó siempre profundizar en las temáticas de este género sin caer en clichés y con la conciencia de ser una banda que hace reggae “pero acá”, en Argentina (como declara a modo de manifiesto el tema “Puedo Dar Más” del disco debut, “con estilo Jamaica, pero del sur”).

La segunda mitad de los ´90 surgía Riddim ensayando temas propios intercalados con versiones de Israel Vibration o del poeta dub Linton Kwesi Johnson: para sorpresa de este cronista en aquellos años, que tocaran temas como “My Revalushanary Fren” (en el que LKJ hace una crítica demoledora a las burocracias stalinistas de Europa del Este, desde un lugar crítico por izquierda) era una credencial de calidad, la demostración de que estábamos ante gente que se tomó en serio al reggae. Así llegaron el primer demo que editaron (Un Camino), el primer disco, y el tiempo fue consolidando a Riddim. Pasaron músicos muy importantes de la escena en estos 25 años, siempre con Pety al frente. Se destacaban desde sus albores: en aquellos primeros años era habitual ver a Alejandro Sokol (ya figura de Las Pelotas) mezclado entre el público como uno más y subiendo al escenario casi como un fan a compartir el amor por el reggae. Pasaron los años y los discos,

Casette de "Un Camino", la primera producción de Riddim en 1999. (De la colección personal del autor de la entrevista).
Casette de "Un Camino", la primera producción de Riddim en 1999. (De la colección personal del autor de la entrevista).

El cantante, compositor y “alma mater” de la banda no solamente tiene en Riddim su trinchera desde la cual compartir reggae: también “dicta cátedra” en su programa Burning Reggae (los sábados a las 22 hs en Red Moskito Radio) y llegó a destacarse como baterista, como parte de la banda que hizo base del legendario Mikey Dread (artista jamaiquino que participó de giras y en la composición de temas con The Clash, nada menos) en su visita a la Argentina.

En la previa al show de festejo por estas “bodas de plata”, este sábado 13 de noviembre el Teatro Broadway (Avenida Corrientes al 1100, las entradas se puedn adquirir por Hausticket), La Izquierda Diario charló con Pety de Riddim, la banda que desde hace 25 años viene remando las aguas del reggae más allá de las modas.

LID - ¿Por qué iniciaste un camino musical en el reggae? ¿Qué fue lo que te impactó de la cultura reggae como para volcarte de lleno?

P - Bueno, lo primero que me cautivó del reggae para iniciarme en mi carrera musical fue el ritmo, me entró primero por el ritmo. Yo era un pibe que iba a ver muchas bandas en vivo a los fines de los ochenta, me gustaba ir a recitales. Ahí conocí a Sumo (en el ´86), iba a ver a Alphonso S´entrega, a La Zimbabwe, a Los Intocables… En las previas de Sumo se musicalizaba con discos, con canciones que me quedaban sonando en la cabeza y yo no sabía de qué se trataba… Desde “reggae blanco” como The Police y The Clash hasta Black Uhuru, Bob Marley y Peter Tosh… Y sobre todo una canción que sonaba siempre que era “Strong Me Strong” (de Yellowman), en la cual salía Omar Chabán de su cabina a bailar por todo Cemento dando vueltas pegado a la pared, son algunas de las imágenes que yo recuerdo de esa época en que empezaba a investigar sobre el reggae. Años más tarde pude viajar a Jamaica, a principios de los 90, y volví con toda la data como para formar una banda de reggae en español. Ya existían bandas acá, obviamente, pero me fui a buscar “la data” a Jamaica, allá pude conocer un poco más acerca de la música, de la cultura rastafari, y traerme mis primeros vinilos. Yo trabajaba con Ariel Müller (que era el primer tecladista de Los Cafres) que me ayudó a grabar en una porta estudio de 4 canales (una Fox tex). En esa porta estudio grabé temas como “Conquering Lion”, “Guerra Tribal”, “La Máscara”, “Si estás Conmigo”, “Déjate Llevar”, casi todo el disco Roots, Riddim, Reggae fue grabado en esa porta estudio y después solo me quedó buscar músicos para completar la banda, porque en esa porta estudio yo había tocado guitarra, batería, bajo y los teclados junto con Ariel Müller… Y bueno, me faltaban los vientos y salir a buscar músicos.

¿Cuáles son tus principales influencias artísticas?

Cuando empecé a escuchar grabaciones de música reggae que llegaban a mis manos en esa época (mediados y fines de los 80), me encontré con artistas como Linton Kwesi Johnson y su disco Forces of Victory, fue el primer disco que escuché y me lo grabé en cassette… Del otro lado tenía un disco de King Tubby, que era todo dub. Así arranqué, no empecé escuchando a Bob Marley, después llegó a mis manos obviamente toda la discografía de Bob Marley y fue reveladora también, pero lo primero que escuché fue Linton Kwesi Johnson, un artista del Reino Unido, un poeta dub. Me voló la cabeza el disco Forces of Victory. Después de recorrer toda su discografía ya empecé a escuchar a Rico Rodríguez, Matumbi, Aswad, The Gladiators, Burning Spear (que me voló la cabeza), The Tamlins, Mighty Diamonds, todos los dub poets como Mutabaruka, Oku Onuora… Bueno, infinidad de artistas, esas fueron las mejores y las mayores influencias que tuve a la hora de componer música, supongo que habrán pasado por mi cabeza algunos compases de esta gente…

¿Cuáles te parece que fueron los “hitos” o puntos altos de estos 25 años de Riddim?

Hubo un montón de momentos buenos en estos 25 años. Creo que todos tienen que ver con las colaboraciones, los “featurings” como le dicen ahora, y el compartir música con nuestros ídolos. Grabar con Brinsley Forde (fundador de Aswad) para mí fue el pico máximo de la banda, grabar con Mikey Dread, con Benjamin Zephanahia, con Alejandro Sokol… Y un montón de situaciones también que estuvieron buenas, pero creo que esas fueron las más sobresalientes.

También te comprometés con el reggae más allá del escenario, en tus roles como selector y en programas de radio ¿a qué apuntás cuando compartís y difundís música de otros artistas más allá de Riddim?

Me gusta, me gusta musicalizar. Donde voy, llevo la música conmigo todo el tiempo y siempre ando redescubriendo artistas, más que descubrir artistas nuevos. Me gusta escuchar música todo el día y en ese afán de seguir conociendo el trabajo de varios artistas me reencuentro con cosas que había escuchado cuando era chico, o con nuevo material de artistas viejos. Y lo que hago es compartirlo donde puedo, en un programa de radio o pasando música (y más que selector me considero un musicalizador). Me encanta eso y redescubro artistas del reggae todo el tiempo… No escucho otro estilo, es el que me gusta.

¿Qué nos podés adelantar sobre el festejo que están preparando para este 13/11 en el Teatro Broadway?

Para este 13 de noviembre en el Teatro Broadway, Riddim preparó una lista de temas extensa y llena de arreglos musicales que van a estar buenos, de los clásicos de la banda, de los temas del último disco (que no habíamos podido presentarlo por la pandemia), así que va a haber un set de temas de Un Mundo Mejor -que es nuestro último trabajo- enganchado con temas viejos de la banda. Habrá amigos invitados, ex músicos de la banda que vienen a tocar con nosotros, va a ser un lindo show de cerca de 3 horas de duración. Ojalá que podamos contar con la presencia de toda la gente que nos apoyó durante tantos años en este teatro, que está buenísimo. ¡Ahí nos vemos!




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias