Política

NEUQUÉN

Ricardo Forster o el kirchnerismo en retirada

Juan Dal Maso

juandalmaso@gmail.com

Viernes 28 de noviembre de 2014 | Edición del día

Como parte del ciclo "Foros por una nueva independencia" capítulo Patagonia Norte, promovido por el Ministerio de Cultura de la Nación, se realizó el jueves 27/11 en el aula Magna de la Universidad Nacional del Comahue, asentamiento Neuquén, una charla debate en la que fueron panelistas Ricardo Forster, "secretario de Coordinación Estratégica para el pensamiento nacional", Beatriz Gentile, decana de la Facultad de Humanidades y la socióloga Maristella Svampa, en su momento referente de Plataforma 2012, autora de diversos libros, entre ellos uno sobre el fracking de reciente publicación.

La charla versaba sobre el "pensamiento nacional", qué es, cómo se define y desde dónde se habla cuando se habla desde el "pensamiento nacional". Beatriz Gentile realizó un rescate de la figura de José Carlos Mariátegui y su crítica de la burguesía peruana, así como el lugar "incómodo" de este intelectual marxista para el Perú oficial como para los Partidos Comunistas (stalinistas), así como de algunos tópicos de la tradición del llamado "pensamiento nacional" en particular la idea de las "dos Argentinas" sus contradicciones, alcances y limitaciones.

La intervención más polémica fue la de Maristella Svampa, quien señaló que el "pensamiento nacional" debe ser "pensamiento crítico" y que en América Latina hay distintas vertientes del pensamiento crítico, debatiendo contra los intelectuales afines al gobierno, y cuestionando muchas de sus políticas, en especial el acuerdo con Chevron, el "modelo extractivista" y la política hacia los pueblos originarios.

Ricardo Forster polemizó con la posición de Svampa, sosteniendo que a partir de la magnitud de las derrotas de los proyectos emancipadores en el siglo XX, incluso algunos llegando a aberraciones totalitarias, era necesario tener un mirada contextualizada y amplia; y comprender el conjunto de contradicciones desde las cuáles se constituyen las experiencias de los "gobiernos populistas", así como una suerte de "contradicción principal" a partir de la cual los poderes instituidos se oponen a estos gobiernos. Que siempre "falta algo" pero que "lo que hicimos valió la pena".

Sin desconocer sus cualidades como orador, lo cierto es que la intervención del "secretario de Coordinación Estratégica para el pensamiento nacional" fue en línea con el rol que vienen jugando los intelectuales kirchneristas desde hace un tiempo a esta parte: presentar muchos argumentos y aspectos de una situación compleja y llena de contradicciones, con un lenguaje elaborado y florido para sostener en los hechos una política de un gobierno, que a contramano de los sectores más lúcidos del "pensamiento nacional" (como J.W. Cooke) se presenta a sí mismo como la vuelta de la "soberanía" mientras realiza acuerdos secretos con Chevron que profundizan la dependencia del país o reprime a los trabajadores de Lear como viene haciéndolo durante todos estos meses, cuestiones que Forster diluyó con el "Patria o buitres" o con la "amplitud" del kirchnerismo, ante la pregunta realizada desde el público.

Pensándolo bien, su intervención fue una suerte de "testamento" de la experiencia kirchnerista, con dos conclusiones aparentemente contradictorias pero de hecho complementarias: "Todo lo que hicimos valió la pena" planteo que despertó el aplauso de los acólitos del oficialismo y "no nos gusta el candidato para 2015" (sin aplausos...)

Paradoja de la "sucesión" que a su vez vuelve a poner sobre el tapete, aquello que Nicolás Prividera había señalado respecto de que el progresismo kirchnerista podía terminar siendo finalmente un instrumento de la "astucia de la razón peronista" y se resume en cinco palabras: Scioli para todos y todas.







Temas relacionados

Ricardo Forster   /    Kirchnerismo   /    Daniel Scioli   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO