Sociedad

ABUSO ECLESIÁSTICO E IMPUNIDAD

Revictimización: el Arzobispado de La Plata publicó identidad de denunciante del cura Sidders

La web que difunde las actividades de Víctor “Tucho” Fernández “informó” sobre el caso mostrando el nombre completo de la joven abusada por el cura de estrechos lazos con monseñor Aguer. Repudio total en La Plata a este ataque a la intimidad y seguridad de la víctima.

Daniel Satur

@saturnetroc

Lunes 4 de enero | 12:46

Foto Prensa Arzobispado La Plata

En los primeros días de enero la propia denunciante, Rocío, (cuyo verdadero nombre siempre hemos mantenido en reserva), se enteró que su identidad había sido revelada en la página web del propio Arzobispado de La Plata, de estrechísimos lazos materiales y espirituales con el denunciado cura Raúl Anatoly Sidders. Lógicamente, la bronca e indignación no se hicieron esperar, tanto en ella como en quienes se solidarizan con su causa.

La publicación en cuestión (una información oficial del Arzobispado que conduce el bergogliano Víctor “Tucho” Fernández) data de mediados de diciembre. Y la revelación de la identidad de Rocío está “camuflada”, ya que se hace mediante la reproducción escaneada de un escrito que Gendarmería Nacional le envió el 14 de octubre al Arzobispado para informarle que Sidders había sido temporalmente apartado del cargo de capellán castrense del destacamento de Puerto Iguazú (Misiones) de dicha fuerza represiva federal.

Leé también Habla la denunciante del cura Raúl Sidders: “Abusó de decenas de adolescentes”

Lo cierto es que el propio Arzobispado platense, en ese aparente acto de mera “información”, no hizo otra cosa que revictimizar a Rocío, toda vez que es quien denunció penalmente a Sidders y, gracias a su testimonio, obligó al Poder Judicial a detener al cura preventivamente a fin de evitar que se fugue y, a la vez, entorpezca la investigación.

Vale decir que el arzobispo Fernández, por propia voz o a través de terceros ligados a la curia, primero intentó acusar de fake news la denuncia que se hizo pública en septiembre. Luego buscó demostrar (sin mucho esfuerzo) que sobre Sidders no habría ningún tipo de encubrimiento. Finalmente, cuando el cura ya estaba preso, le prohibió “preventivamente” al cura “la celebración pública de misa” y “cualquier tipo de actividad que pueda involucrar a menores de edad”.

Sin embargo, exponer la identidad de la joven denunciante de una forma tan directa a través de la web oficial del Arzobispado demuestra la voluntad de “escrachar” a quien, tras traumáticos años de silencio, decidió valientemente ir a los Tribunales a relatar lo que sufrió con Sidders y, así, luchar para evitar que el cura siga abusando y corrompiendo a menores de edad, tal como diversos testimonios aseguran que lo hizo (al menos) en los últimos veinte años.

Leé también “En las confesiones, el cura Sidders preguntaba si eras virgen y si estuviste en orgías”

El repudio ante tamaño ataque a la intimidad y seguridad de Rocío, en La Plata el repudio no se hizo esperar. La organización Iglesias sin Abusos (ISA), cuya referente es la sobreviviente de abuso eclesiástico Julieta Añazco, repudió “enérgicamente al Arzobispado platense”, que “encubriendo una vez más al abusador, como lo viene haciendo desde el primer día”, decidió publicar “el nombre, apellido y demás datos de la sobreviviente que decidió romper el silencio y hacer público el calvario vivido en el colegio San Vicente de Paul”.

Otro tanto expresaron desde la Red de Sobrevivientes de Abuso Eclesiástico de Argentina. "Lejos de interpretar esta acción como inocente o descuidada y considerando el sistemático encubrimiento de la Iglesia católica a los sacerdotes, religiosos y religiosas abusadores y vulneradores de los derechos humanos, entendemos esta actitud como deliberada, revictimizante y un claro ataque a la intimidad y seguridad de la víctima".

ISA, la Red de Sobrevivientes y otras organizaciones y referentes de lucha en la región exigen el Arzobispado “dé de baja inmediatamente” la publicación “y que se brinde novedades lo más pronto posible acerca de la investigación canónica a Raúl Sidders, que fue supuestamente iniciada el pasado 6 de octubre y de la que aún, cinco meses después de radicada la denuncia que lo imputa, nada se sabe”.

Seguí acá toda la cobertura del caso del cura Raúl Sidders







Comentarios

DEJAR COMENTARIO