×
×
Red Internacional

Esta semana.Resumen internacional: huelga en Cádiz, la izquierda conquista nuevas bancas en Argentina y más

Otra semana donde te acercamos los hechos internacionales más relevantes, con nuestra mirada anticapitalista y socialista, no solo para estar informados, sino para pensar en común cómo transformar este mundo.

Viernes 19 de noviembre | 01:06

Gran huelga obrera paraliza Cádiz

Desde este martes unos 30.000 obreros del metal de grandes empresas y pymes llevan adelante una huelga indefinida por aumento de salarios y mejores condiciones laborales. La medida de lucha tiene un acatamiento del 95% y está conmocionando a la ciudad portuaria, por las movilizaciones que vienen convocando a miles de trabajadores, los piquetes que bloquean accesos al puerto y otros puntos estratégicos y la represión policial.

Convocada por las principales centrales obreras (UGT, CCOO, CGT), la huelga estuvo precedida en los días previos por paros y movilizaciones que no lograron cambiar la postura patronal y llevaron a la huelga indefinida. El Gobierno del Partido Socialista (PSOE) y Unidas Podemos que se autodenomina “de izquierdas” ha enviado fuerzas antidisturbios para responder a la lucha obrera.

Te puede interesar: Comenzó la huelga general indefinida del metal en Cádiz: piquetes, represión y resistencia obrera

A la represión que se desató el mismo martes y no escatimó en gases y balas de goma, los trabajadores contestaron con barricadas y piedras y no se dejaron amedrentar, volviendo a movilizarse masivamente al día siguiente. La huelga en una de las principales ciudades del Estado español está mostrando la fuerza y combatividad de la clase trabajadora que le ha impuesto a las burocracias sindicales una medida unificada.

Pero también evidencia que la situación de los trabajadores de Cádiz no es una excepción. Es la regla en todo el país luego de años en que los gobiernos de todo el arco político del régimen han impuesto reformas laborales regresivas, haciendo pagar la crisis económica a los trabajadores con inflación y precarización.

Te puede interesar: La huelga del metal en Cádiz deja expuesta la precarización en todo el Estado español


Histórica elección de la izquierda en Argentina

El pasado domingo 14 de octubre el Frente de Izquierda y los Trabajadores Unidad (FIT-U) se consolidó como tercera fuerza a nivel nacional con casi 1.300.000 votos. Además de renovar las bancas de Nicolás del Caño (PTS) y Romina del Plá (PO) en Provincia de Buenos Aires, se conquistaron dos nuevos escaños nacionales en la Ciudad de Buenos Aires con Myriam Bregman (PTS) y en la Provincia de Jujuy con Alejandro Vilca (PTS). Vilca, obrero de origen coya, fue la gran novedad de estas elecciones porque desde esa provincia del norte de Argentina, el Frente de Izquierda se ubicó también como la tercera fuerza provincial, contra los enormes aparatos del derechista Gobernador Morales y del Partido Justicialista, socio del partido gobernante.

Te puede interesar:Histórica elección del FIT-Unidad: logra cuatro diputados nacionales

Las elecciones se dieron en el marco de una crisis del Gobierno de Alberto Fernández tras la fuerte derrota en las primarias del mes de septiembre. Ahora, si bien el Frente de Todos consiguió recortar la diferencia en la estratégica Provincia de Buenos Aires, volvió a ser derrotado por la coalición derechista Juntos. El oficialismo pierde el quórum propio en ambas cámaras al quedar con 6 bancas menos en Senadores y 2 menos en Diputados.

Frente a la mayor debilidad del Gobierno y ante la perspectiva inminente de un acuerdo de todos los partidos del régimen en cerrar un pacto con el FMI de más ajuste contra los trabajadores y el pueblo, las nuevas bancas del FIT-U serán un apoyo fundamental para la resistencia obrera y popular.

Te puede interesar: Christian Castillo: “Lo que se viene es el pacto con el FMI y la organización para enfrentarlo”

Elecciones generales en Chile

El panorama político en Chile estuvo marcado esta semana por las elecciones generales que ocurrirán el próximo domingo. Este jueves cerraron las campañas oficiales, dejando una enorme incertidumbre sobre los resultados, especialmente en la contienda presidencial.

Las dos principales cartas son Gabriel Boric del centroizquierdista Frente Amplio y el ultraderechista José Antonio Kast, que venía teniendo un crecimiento en la intención de voto que se desinfló en las últimas semanas. Les siguen las candidaturas de la democristiana Yasna Provoste y el candidato del oficialismo Sebastián Sichel, este último más lejos.

Los electores saldrán a las urnas en un clima de desilusión: a dos años de la rebelión de octubre de 2019, sus demandas siguen irresueltas. La campaña de Gabriel Boric se ha ido corriendo de una izquierda moderada al centro, promocionándose como los únicos que pueden garantizar “gobernabilidad”, una vuelta de tuerca del "Acuerdo por la paz" que produjo el amañado proceso constituyente y salvó a Piñera de la caída con las movilizaciones y el paro general del 12 de noviembre de aquel año.

A la vez también se eligen cargos legislativos, donde hay aun más incertidumbre. El parlamento es una de las instituciones con mayor rechazo popular, y no es para menos. Este último martes, como se preveía, el Senado, gracias a los votos derechistas, rechazó la acusación constitucional contra Piñera por el escándalo ligado a los Pandora Papers.

La estrategia del Frente Amplio, el Partido Comunista y la ex Concertación (la “oposición” unida) de llevar todo al terreno de las maniobras parlamentarias y electorales no dieron resultado, más bien su apego a las viejas instituciones tan rechazadas por el pueblo es responsable del ascenso de la extrema derecha.

El Partido de Trabajadores Revolucionarios, grupo que impulsa La Izquierda Diario en Chile, presenta candidaturas en 10 distritos y apuesta a hacer una gran elección en la ciudad minera de Antofagasta, peleando una banca con Lester Calderón a la cabeza y una fuerte campaña “para que la voz del pueblo trabajador entre al Congreso”, que viene recibiendo el apoyo de trabajadores, activistas ambientales y luchadoras por las libertades democráticas. Lester hizo una excelente votación hace dos años, cuando se presentó a gobernador y obtuvo el 13 % de los votos.

Te puede interesar: Dauno Tótoro: "Chile va a una elección teñida por las demandas irresueltas de la rebelión de 2019"

Marchas en Sudán

En Sudán no paran las movilizaciones de grandes sectores de la población contra el golpe de estado que dieron los militares este último 25 de octubre bajo el mando del jefe del ejército Abdel Fattah Burhan. Este general derrocó al gobierno de transición, una alianza entre el ejército y los líderes de la Alianza para la Libertad y el Cambio que había asumido el gobierno luego de que en 2019 enormes movilizaciones populares terminaron con el autoritario régimen de Omar Al-Bashir.

Las mayorías populares esperaron meses a que ese gobierno de transición cumpliera sus promesas de mejores condiciones salariales y de vida en general. Fue todo lo contrario y en el marco de una vuelta al descontento popular es que el ejército toma el poder completo del Estado.

Te puede interesar: Sudán: a pesar de la represión que dejó 15 muertos, continúa la movilización contra el golpe militar

Hace días que sobre todo en Jartum, la capital, la población está saliendo a las calles a exigir el fin de la dictadura y elecciones generales. Las fuerzas represivas, con la Policía a la cabeza, viene reprimiendo las movilizaciones de forma brutal, lo que incluye apostar francotiradores que disparan a la cabeza de los manifestantes. Esta semana fueron asesinadas más de 15 personas. Son fundamentalmente los jóvenes quienes salen a enfrentar valientemente y como pueden esta feroz represión.

La huelga general de la clase trabajadora sudanesa, con sus propios métodos y la necesaria autodefensa pueden hacer retroceder al ejército, uniendo con la movilización independiente a los sectores más oprimidos del país africano, como las mujeres y las minorías étnicas.

Gobierno de Cuba impide marcha opositora apelando a la represión

Este 15N estaba convocada la “Marcha cívica por el Cambio” en La Habana y otras ciudades cubanas. A diferencia de las movilizaciones espontáneas del 11 de julio que expresaron el legítimo descontento con el régimen de partido único y la política de ajustes del Gobierno de Miguel Díaz-Canel, el contenido de esta marcha era presionar por una salida por derecha a la crisis económica y social que arrastra la isla.

Díaz-Canel y el Partido Comunista de Cuba, con la excusa de que se habían sumado organizaciones reaccionarias como el Consejo para la Transición Democrática en Cuba y que se levantaban consignas propias de los sectores proimperialistas, prohibió la marcha y amedrentó a referentes de la oposición.

Te puede interesar: Con represión y amedrentamiento, el Gobierno de Díaz-Canel desarticula la "Marcha cívica por el cambio"




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias