Sociedad

DEBATE SOBRE EDUCACION

Resistir y avanzar hacia una educación pública, estatal, laica y científica

Miércoles 8 de octubre de 2014 | Edición del día

Desde el Suteba Bahía Blanca hace 10 años que venimos llevando una lucha cuyo eje es discutir y resistir, precisamente, la intención de los distintos gobiernos de destruir la educación pública en la argentina.

La educación pública estatal, laica, gratuita y científica que fue señera en nuestro país, con una escuela primaria que enseñaba los contenidos necesarios para quienes accedieran a un nivel secundario que proveyera, no solo de herramientas para el campo laboral, sino también de una sólida cultura general y que permitiera a sus egresados transitar los estudios universitarios o terciarios sin mayores dificultades, fue siempre atacada por los sectores dominantes. De allí que las reformas que se produjeron a partir de los años 90 apuntaron a desarticular este concepto y conformar un sistema educativo público proveedor de saberes mínimos, a la vez que sostenía y sostiene con aportes estatales a la ecuación privada.

Esto no es nuevo. Ya está planteado en documentos del Banco Mundial y del FMI en sus propuestas para educación en América Latina. Y justamente se enarbolaba como ejemplo a seguir el de Chile, donde desde hace más de tres años que estudiantes y docentes luchan por cambiarlo, habida cuenta de su fracaso en el sentido del acceso al conocimiento de los estudiantes que no pertenecen a las clases dominantes.

En nuestro país, bajo el falso eje de la “inclusión” se está profundizando esta intención de sostener un sistema de educación pública con pocos recursos y conocimientos precarios.

Esto se demuestra año a año en las partidas presupuestarias destinadas a la educación, que originan bajos sueldos, salarios adeudados, falta de cargos docentes necesarios, falta de escuelas y edificios escolares que se caen a pedazos. Pero también esta su correlato de distintas reformas pedagógicas en todos los niveles cuyo saldo ha sido y es el cada vez menor acceso al conocimiento de los alumnos y las alumnas.

Y si no se ha avanzado más, ha sido por la resistencia que los docentes han sostenido durante todos estos años.

En definitiva, sigue siendo una cuestión de lucha de clases. Un sistema económico injusto, que genera exclusión trae consigo un modelo educativo que se sostiene con pocos recursos y precariza los conocimientos y la labor docente.

En consecuencia resistir y avanzar hacia una educación pública, estatal, laica y científica sigue siendo la tarea a llevar adelante.







Temas relacionados

Bahía Blanca   /    Educación   /    Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO