×
×
Red Internacional

La autoridad monetaria tuvo que vender U$S 150 este lunes para frenar una suba en el dólar. En los primeros siete días de noviembre el total de ventas acumulado de acerca a lo vendido en total en octubre. Las presiones especulativas no ceden, poniendo en duda la duración de la paz cambiaria.

Lunes 7 de noviembre | 21:36

La semana comienza con cierta tensión cambiaria, la misma que llevó al Banco Central a vender U$S 150 en un solo día. Esta sangría de divisas sumó en la primera semana de noviembre perdió U$S 390 millones, muy cerca del rojo total acumulado el octubre que fue de U$S 500 millones.

La jornada del lunes mostró subas en los distintos dólares: el oficial minorista (+0,71 %) se vendió a $166,3; el dólar ahorro (+0,71 %) a $274,44; el blue (+0,35 %) a $290, el dólar turista (+0,71 %) a $291,08 y el dólar Qatar (+0,71 %) a $332,66. Mientras que los dólares financieros cayeron 0,40 % para vender a $289,76 el MEP y a $303,47 el contado con liqui.

Te puede interesar: Nuevo dólar para extranjeros que compren con tarjeta

Algunas de las explicaciones de esta merma están asociadas al pago de importaciones de energía realizadas en el invierno. Desde los “mercados” agregaron que este nivel de ventas de reservas está dentro de los parámetros esperados en el mes de noviembre y agregaron que “en noviembre del año pasado se vendieron 900 millones.”

Gustavo Quintana, operador de PR Corredores de Cambio decía en declaraciones a Ambito.com que "La insuficiencia de ingresos genuinos se manifiesta tal como se anticipaba por los analistas del mercado y pone en alerta la evolución del proceso de recuperación de reservas, que ahora luce algo desdibujado."

Esta sangría de divisas que tensa la paz cambiaria, es una situación distinta a la registrada en septiembre, el mes del dólar soja. Para cumplir con las metas trimestrales con el FMI, el Frente de Todos le financió un dólar más caro a las patronales del campo buscando un aumento en las liquidaciones que engrosen las reservas internacionales. Esta concesión le costó al gobierno $ 280.000 millones. En el mes siguiente, sin este beneficio las liquidaciones se desplomaron un 85%.

Esta sangría de divisas que tensa la paz cambiaria, es una situación distinta a la registrada en septiembre, el mes del dólar soja. Para cumplir con las metas trimestrales con el FMI, el Frente de Todos le financió un dólar más caro a las patronales del campo buscando un aumento en las liquidaciones que engrosen las reservas internacionales. Esta concesión le costó al gobierno $ 280.000 millones. En el mes siguiente, sin este beneficio las liquidaciones se desplomaron un 85%. Los especuladores siguen presionando por una devaluación mayor.

Ante la falta de divisas el Gobierno ahora impulsa nuevas medidas para “limitar” las importaciones, necesarias para la producción por las características de estructura económica atrasada del país. Otras vías de fuga de dólares siguen siendo los pagos de la deuda, la fuga de capitales, y los envíos de ganancias a sus casas centrales que realizan las empresas extranjeras. Cumplir con el programa del FMI sólo profundiza esta condición de atraso y dependencia.

Te puede interesar: Claves de la discusión sobre bimonetarismo y dolarización


Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias

Reservas-el-Banco-Central-ya-perdio-U-S-390-millones-en-noviembre