Juventud

ANTIDEMOCRACIA EN LA UDEG

Repudio al ataque de la rectoría de la UdeG contra la organización estudiantil independiente

Pronunciamiento del Movimiento de Trabajadores Socialistas ante la represión y el ataque a estudiantes en la UdeG

Lunes 8 de abril de 2019 | Edición del día

Las protestas que se han desarrollado en la Universidad de Guadalajara (UdeG) a partir de que Montalberti Serrano agrediera brutalmente a un grupo de estudiantes que protestaban contra el abuso hacia un compañero que vende dulces a la comunidad, fueron en aumento pues destaparon la institucionalización de los grupos porriles en la casa de estudios.

Montalberti Serrano -quien es responsable de la Seguridad Universitaria en la UdeG- tiene un pasado porril en la Federación de Estudiantes de Guadalajara (FEG), organización que se caracterizó por perseguir a estudiantes disidentes. Montalberti también fue guarura privado de la familia Padilla.

En medio del cambio de rector, las protestas contra las medidas autoritarias fueron ignoradas por las autoridades universitarias. Pero un par de días después de su toma de posesión, Ricardo Villanueva, el nuevo rector de la UdeG, salió a criminalizar a los estudiantes que protestaban afuera de la Biblioteca Juan José Arreola. Y no sólo no se posicionó públicamente por el caso Montalberti, sino que incluso puso a este último al frente de la investigación de quienes se manifestaron en la toma de posesión, un claro mensaje de que viene a atacar la protesta estudiantil y a intentar acabar con cualquier tipo de organización independiente.

Las protestas contra el nombramiento de Ricardo Villanueva se deben a que éste significa la continuidad del cacicazgo en la Universidad representante por el Grupo Universidad encabezado por Raúl Padilla, el grupo que se ha enriquecido a costa de la educación de millones de jóvenes, un grupo que creó instituciones a modo para controlar a estudiantes y trabajadores, que frenó el crecimiento de la matrícula y fomentó la creación de universidades privadas. Grupo Universidad durante años ha lucrado con los recursos públicos utilizándolos para crear empresas parauniversitarias las cuales reporta en números rojos y se apropia de las millonarias ganancias, el ejemplo más visible de esto es la Feria Internacional del Libro de Guadalajara (FIL), tan solo la edición 2017 registro ventas por 800 mdp según el economista, estás ganancias o al menos la mayor parte de ellas no se reinvierten en educación y cultura.

El nombramiento de Villanueva es expresión de la antidemocracia en la universidad, al mando de la rectoría seguirá garantizando los negocios millonarios y el desvío de recursos. Pero para garantizar los planes del Grupo Universidad éste necesita acabar con la organización estudiantil, un sector que desde hace un par de años ha salido a cuestionar los rasgos más podridos de este régimen, tanto a nivel universitario como estatal y nacional; fueron los jóvenes quienes salieron a denunciar las miles de desapariciones en el estado y la responsabilidad del gobierno de Aristóteles Sandoval en las mismas.

Es por estas razones que tanto la rectoría como la priista Federación de Estudiantes Universitarios (FEU) salen a criminalizar al movimiento estudiantil, tachándolo de violento y peligroso, para generar un clima de linchamiento y poder avanzar con sanciones y persecución.

Además de la criminalización de la protesta por parte de Rectoria y la FEU, Villanueva anunció un plan de austeridad que sabemos sólo perjudicará a los trabajadores y estudiantes mientras que los privilegios de la casta que gobierna la universidad no serán tocados.

Estudiantes, profesores y trabajadores debemos luchar por nuestro derecho a participar en las decisiones sobre el conocimiento que se crea en la universidad, los planes de estudio y los programas de investigación, pues estos no son decididos por la mayoría de la comunidad universitaria, y por ende, no responden a las necesidades de la mayoría de la sociedad, si no a los intereses particulares de quienes tienen el poder en la UdeG y de sus aliados empresariales.

Con la actual estructura en la UdeG no tenemos voz ni voto para resolver los problemas más importantes de nuestra universidad como la inseguridad en los planteles, el acceso a los mismos, la creación de nuevos espacios y el futuro de los actuales como el caso del CUCSH La Normal, los programas de estudio, el acceso a la educación, etc.

Como parte del Movimiento de Trabajadores Socialistas nos solidarizamos con el conjunto de estudiantes que valientemente ha salido a movilizarse, asimismo denunciamos las amenazas que Rectoría ha lanzado sobre los estudiantes y profesores organizados que no han hecho más que luchar contra la forma antidemocrática y autoritaria en la que las autoridades manejan la universidad. Nos pronunciamos en contra de las medidas recientemente anunciadas por el Departamento de Historia que aprovechan los recientes conflictos ocurridos en el Jardín de Filosofía para avanzar en las medidas securitaristas, con presencia de elementos policiacos con canes, rechazamos estas medidas pues lejos de resolver el problema, criminaliza al conjunto del estudiantado e instala medidas de control que entorpecen la sana convivencia.

Queremos democracia en la universidad, que las deciciones las tomen los estudiantes junto a académicos y trabajadores para que el conocimiento esté puesto al servicio de las necesidades de los trabajadores y los sectores populares.

¡Fuera Montalberti de la Universidad!

¡No más cacicazgos priistas en la UdeG!

¡Viva la lucha estudiantil!







Temas relacionados

Universidad de Guadalajara   /    Universidad   /    Juventud

Comentarios

DEJAR COMENTARIO