×
×
Red Internacional

Persecución e intento de criminalización es lo que padecen trabajadores de la empresa transnacional chilena Masisa, en particular contra Jean Mendoza trabajador de base y vocero de los reclamos laborales, a quien le enviaron una citación del CICPC por esa labor, en un claro acto de hostigamiento y acoso, tal como denuncian los trabajadores. Desde la Liga de Trabajadores por el Socialismo (LTS) rechazamos y denunciamos todas estas prácticas antiobreras e intimidatorias por parte de esta empresa.

Miércoles 22 de diciembre de 2021 | Edición del día
Trabajadores de Masisa presentando una demanda ante los tribunales laborales por el conjunto de los salarios caídos y la pérdida de los beneficios laborales. Jean Mendoza al centro.

Los trabajadores y trabajadoras de la empresa Masisa han venido llevando adelante reclamos laborales frente al incumplimiento del convenio colectivo y actas convenio, referentes al salario y otros derechos laborales, no solo con acciones de calle sino que incluso ante los propios tribunales, y en las últimas semanas han llevando adelante el impulso de elección delegados de prevención, para velar por la salud y seguridad laboral, tal como dicta la Lopcymat, están en su derecho.

Pero los representantes de la empresa en lugar de acceder a las demandas laborales y sus derechos que por ley les corresponden, decide responder con amedrentamiento y represión buscando criminalizar los reclamos laborales de los trabajadores y en particular Jean Mendoza, con la pretensión de la patronal de que sean calificados como “instigación al odio”, siguiendo la práctica del Gobierno de Maduro que aplica en las empresas del Estado, la administración pública o contra cualquiera que emita opinión que le sea advers, como retaliación incluso hasta por emitir críticas o reclamos por las redes sociales.

Además, la empresa se ampara para todas sus prácticas antiobreras que ha venido aplicando, en el nefasto Memorando 2792 del gobierno nacional, que anula todo derecho laboral y convención colectiva, impone salarios de hambre y da vía libre a la violación de los más elementales derechos de los trabajadores.

Así, la empresa, tal como viene aplicando Maduro la oprobiosa “Ley Contra el Odio”, sintiéndose avalada por el 2792 y por tal ley para sus prácticas antilaborales, se ensaña contra los trabajadores, buscando escarmentar a los activistas más públicos como es el caso de Mendoza, quien ha recibido una Boleta de Citación de la Delegación Municipal del Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas (CICPC) de Ciudad Guayana, para presentarse ante la Brigada Contra la Delincuencia Organizada, tal como se puede apreciar en el facsímil que publicamos aquí.

A todas luces se puede apreciar, tal como los propios trabajadores de la empresa denuncian que, al revisar la mencionada Boleta de Citación puede notarse que hay varias irregularidades muy evidentes: 1) No le está citando ni un Tribunal ni la Fiscalía como tal, 2) el Nº de expediente no indica la Fiscalía que lo instruyó, 3) donde debe decir el delito ponen Fiscalía del Ministerio Público pero no dicen el número de la Fiscalía ni el nombre de ningún Fiscal y le indican solicitar a la Brigada Contra Delincuencia Organizada así como comparecer ante la Delegación Municipal de Guayana del CIPC. Todo lo cual es interpretado por los trabajadores como señal de sospecha de que se trata de "un burdo y abusivo chanchullo, una trampa".

Son los propios trabajadores de la empresa que remarcan que el objetivo con esta política patronal es frenar la actividad sindical y la lucha que llevan adelante, la cual no se limita a los madereros, sino que se extiende a todos los trabajadores de Guayana y de la clase obrera del país que sufren amedrentamiento, persecución y cárcel, quienes vienen peleando por un salario al nivel de la canasta básica, sus derechos laborales contemplados en las convenciones colectivas.

Es por ello que tal política de amedrentamiento y persecución contra los trabajadores de la empresa Masisa debe ser denunciada y ampliamente rechazada por todos los trabajadores y las organizaciones sindicales, activistas por los derechos del pueblo trabajador, movimientos democráticos y organizaciones políticas que se reivindican de la clase obrera, tal como se viene haciendo con los trabajadores y trabajadoras de otras empresas públicas o privadas. Desde la Liga de Trabajadores por el Socialismo (LTS) llamamos a las iniciativas necesarias para pararle la mano a esta empresa, en la defensa de los trabajadores de Masisa y en particular de Jean Mendoza, así como también, para acabar de una vez por todas contra esa oprobiosa Ley del Odio y demás leyes que criminalizan las protestas y Mmemorandos antiobreros.

Masisa, viene lucrando en el país con el amparo del propio Gobierno de Maduro que les facilita las peores condiciones laborales, salarios de hambre, eliminación de derechos, manteniendo trabajadores de segunda y de primera, pues a un grueso de la misma los manda a sus casas con salarios que no sobrepasan los 3 o 4 dólares, y a los que requiere con bonos miserables de 50 o 60 dólares, utilizando incluso como discplinamiento pues al que proteste le saca dicho bono.

Por ello cuando recientemente el entonces ministro de Industria y Comercio, Jorge Arreaza, visitó a la empresa, los trabajadores le abordaron para denunciar esa situación, con el resultado de comprometerse a abrir una mesa de diálogo para escuchar a los trabajadores, cuestión que quedó en el limbo, mientras la empresa continúa con sus prácticas antilaborales. Esa total indiferencia del Gobierno nacional ante las denuncias de los trabajadores, por supuesto que es un punto de apoyo fuerte de la patronal privada para continuar haciendo de las suyas y, peor aun, profundizar sus ataques contra los que luchan.

Desde las páginas de La Izquierda Diario hemos venido acompañando la lucha de los trabajadores de Masisa y visibilizando cada paso de sus manifestaciones de calle y reclamos, incluyendo diversas entrevistas al compañero Jean Mendoza y otros activistas, donde se constatan la justeza de sus peleas y reclamos.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias