×
×
Red Internacional

Martin DurandDelegado Foetra | Agrupación Violeta

Lunes 29 de febrero de 2016

Así se expresaba un trabajador de la feria de Liniers, los llamados manteros que vienen siendo perseguidos por el gobierno de la ciudad del PRO que hoy dirige Rodríguez Larreta y son atacados por una gran campaña derechista que los estigmatiza por parte de los medios masivos. El jueves pasado sufrieron una violenta represión por parte del grupo BRI (Brigada de Rápida Intervención) de la Metropolitana.

Para que se escuche su voz silenciada por los grandes medios de comunicación nos acercamos este fin de semana desde La Izquierda Diario a la feria de Liniers.

El jueves pasado la fiscalía de la ciudad junto a la policía metropolitana realizaron un violeto operativo con allanamientos y represión en la feria de Liniers, Según nos expreso una joven mantera “en los diarios dicen que allanaron depósitos clandestinos, pero en realidad se metieron en nuestras casas, nos apuntaban con sus armas en la cabeza e inclusive a los niños y se llevaron no solo la mercadería que teníamos para vender sino también cosas del hogar como nuestros televisiones, radios y otros objetos de valor”. Otro mantero nos comento que vino a trabajar inmigrando desde la República de Senegal y denuncio que “en ningún momento nos mostraron una orden de allanamiento y sin tocar el timbre ni aviso alguno derribaron las puertas de nuestras casas en un accionar totalmente ilegal y violento”.

Los medios de comunicación llevan adelante una campaña estigmatizadora funcional a la política del gobierno de Macri. La misma vicepresidenta Michetti en la última campaña electoral a jefe de gobierno por la Ciudad de Buenos Aires expresaba su odio por los manteros y que los eliminaría de las calles. Un trabajador de la comunidad boliviana nos comentaba “dicen que somos una organización clandestina y que un camión viene y nos trae la mercadería a todos. Es mentira, yo compro mi mercadería en un supermercado y la vendo los fines de semana para mantener a mi familia. Nosotros queremos estar regularizados pero no nos dejan. No vendemos droga y no somos delincuentes, somos trabajadores”. El mantero senegalés nos agregaba que “hay mucho racismo además, acá somos trabajadores inmigrantes que queremos trabajar, y aportar pagando nuestros impuestos y ayudar a la economía, no somos enemigos. Pero nos persiguen por el color de la piel pero no nos importa porque nosotros estamos orgullosos de nuestro color y origen”. La bronca con los medios y su campaña era tal que al enterarse que éramos de un medio independiente se acercaban cada vez mas manteros a contarnos sus denuncias. Una señora jubilada nos decía “no me queda otra que vender en la calle, no me alcanza para alquilar y mucho menos para vivir con mi jubilación”. Otra Mantera nos decía “la mayoría somos trabajadores honestos, pero hay algunos que hacen cosas que no nos gustan. Pero no tenemos porque permitir que generalicen”.

Este allanamiento es parte de una política de perseguir y desplazar a los trabajadores callejeros para favorecer a las grandes marcas que venden en los shopping, en muchos casos utilizando mano de obra semi esclava como el caso de Cheeky cuya dueña es la esposa del propio presidente. Así lo hicieron con los trabajadores manteros de Caballito y están avanzando con los de Flores, Once y Liniers. De acuerdo al portal Infonews, el barrio de Liniers “es el tercer distrito de la Capital con más puntos de venta callejeros, detrás de Once y la avenida Avellaneda, en Flores”. Cuando nos estábamos yendo un mantero nos dijo “llegaron avisos de nuevos operativos pero no vamos a bajar la cabeza y vamos a defender nuestros derechos”.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias