×
×
Red Internacional

UNJu. Reparto de cargos para carrera de abogacía en Jujuy a medida del régimen policíaco

La universidad nacional de Jujuy abrirá la carrera de abogacía en el 2023. Para ello se necesitaron 51 cargos docentes que fueron seleccionados por las autoridades de la UNJu y asignados a distintas materias según la resolución N° 187/2022 del Rectorado. Veremos cómo este procedimiento, sin lugar a dudas, se realizó en acuerdo con el gobernador Morales.

Martes 6 de diciembre de 2022 | 22:31

1 / 4

Los distintos docentes fueron elegidos a dedo de manera interina sin siquiera llamar a concurso o abrir una convocatoria para aspirar al cargo mediante una presentación de antecedentes. En las distintas materias que comprenden los primeros tres años de carrera, las designaciones son interinas y llamarían a concurso docente al finalizar el primer año del dictado.

Entre las y los beneficiados se encuentra el hijo del gobernador, Gastón Morales, actual titular de la empresa estatal de cannabis medicinal, quien estaría a cargo de “Derecho de los Recursos Naturales y Protección de Medioambiente”. ¿Qué especialización tiene el hijo del Gobernador en esta materia? ¿Será que de tanto escuchar el discurso oficial de “Jujuy Verde” se “doctoró” en medioambiente? Al no haber registro de antecedentes ni concurso, no podremos saberlo.

También designaron a jueces, funcionarios e integrantes del Ministerio Público de la Acusación -la misma institución que persigue a quienes protestan contra el gobierno de Morales-, familiares de fiscales, abogados vinculados al ex Rector, Rodolfo Techi, y también su actual pareja. Veamos.

A cargo de “Introducción al Derecho” estará Guillermo Farfán, hermano del fiscal titular de la Fiscalía Penal n° 3, a cargo de la causa denominada "sanguchitos", en la que se encuentra implicado Tecchi por malversación de fondos públicos, cuando era ministro de Educación. No podía quedarse afuera Sergio González Galán -abogado de Tecchi en la referida causa judicial- quien dictará “Derecho Público Provincial y Municipal”. Y como todo queda en casa, se suma María Eugenia Bernal -pareja del último- actual secretaria de asuntos académicos de la UnJu y ex diputada del PJ (y firmante de la resolución que la designa como titular de “Expresión Oral y Escrita”). Seguramente haga “buena letra”.

El método de la designación discrecional por parte de las autoridades universitarias no es solo para acomodar a familiares del Gobernador, el ex Rector y devolver favores políticos al PJ que ayuda a gobernar la provincia a Gerardo Morales. Tiene en el fondo un claro objetivo de orientar la formación de las futuras abogadas y abogados como fieles aplicadores de la mano dura y la persecución desde la Justicia a todo aquel que proteste en las calles. Esto está inscripto en la designación del ex fiscal de Estado y ungido este año como Juez Superior, Mariano Miranda (una mano derecha de Morales), puesto al frente del dictado de “Historia del Derecho”. Miranda ha sido un abanderado de la persecución y criminalización de la protesta y de negociados como el remate del ingenio La Esperanza.

En un rango menor le siguen, Mariano Zurueta, quien asumió en agosto como Procurador General, será titular de “Derecho Privado II y Mediación”; Celina de Tezanos Pintos -esposa de Sergio Lello Sánchez, titular del ministerio Público de la Acusación -será titular de “Mediación y Métodos Alternativos de Resolución de Conflictos” junto a Esteban Fado Zamar, quien asumió en agosto el cargo de Auditor General del Ministerio Público de la Acusación–. Este último organismo en manos de Lello Sánchez y creado a imagen y semejanza de Morales, funciona como una “gestapo” de persecución a todo aquel que sea opositor al Gobernador, así como se vio en la infiltración y espionaje de las organizaciones sociales pretendiendo imputarlas bajo la figura de asociación ilícita.

Es decir, designan a funcionarios, fiscales y jueces que llevan adelante el régimen policíaco a la medida de Morales y, en acuerdo con el PJ provincial, son premiados con cargos docentes para legitimar el régimen del que son parte, educando a su medida. Armado este esquema de reproducción del orden vigente, también dieron lugar a referentes críticos del PJ local y opositores a Morales, como Juan Giusti quien dictará “Economía Política”, entre otros y otras, con quienes el régimen universitario intentará mostrar que no son todos, absolutamente todos, obsecuentes con el Gobernador.

Por último, no se puede olvidar que Gerardo Morales no podrá ir por su re reelección, pero continúa con su intento de hacer pasar en la provincia una reforma constitucional que busca reforzar los mecanismos de criminalización de la protesta social, violando así las libertades democráticas, perpetrando el régimen represivo que ha venido impulsando. Como agregado, utilizará la carrera de abogacía pactada con Tecchi para nutrirlo. ¿Qué profesionales formarán estos docentes que en contados casos jugaron (y juegan) el rol de ariete represivo del gobernador?

UCR-FdT un solo corazón

Hace tiempo se conoce del acuerdo entre Morales y el PJ de Tecchi, socios que hicieron de la universidad pública un lugar para sus negocios, profundizando su mercantilización. Mientras que cada vez hace falta más presupuesto -la educación se ajusta año a año- son cientos los estudiantes que no pueden mantener sus estudios. Actualmente 1 de cada 36 estudiantes pueden culminar su carrera en la UnJu.

Te puede interesar: Ajuste. Presupuesto 2023: el Gobierno prevé recortar más de un 10 % de los fondos para las universidades

Una de las imágenes del ajuste presupuestario a de los bancos vacíos, que cada vez son más, la de tener que debatirse entre estudiar o trabajar -en forma precaria- a raíz del ajuste e inflación que agravan día a día las condiciones de vida de la población. Es en este contexto que las agrupaciones estudiantiles que integran el Consejo Superior de la UNJU (con la Franja Morada a la cabeza) aprueban vía Resolución n° 0187-22 la designación de docentes para los primeros tres años de la futura carrera de abogacía, beneficiando a los amigos de Morales y Tecchi. Sin tampoco advertir que ya se abrieron carreras como Ciencias Políticas sin edificio propio. ¿Mismo destino para la carrera de abogacía? Sin decir nada, ni alertar o denunciar la falta de concursos docentes, las agrupaciones del régimen universitario se llaman a silencio. Lejos están de ponerse al frente de las demandas del movimiento estudiantil.

Desde la agrupación estudiantil de la Juventud del PTS denunciamos la falta de concursos docentes, lo que lleva a poner de manera interina a gran parte del plantel docente sin concurso previo. Denunciamos que la universidad esté al servicio del régimen policiaco de Morales en acuerdo con el PJ-FdT. Es la actual conducción de Mario Bonillo como rector y Liliana Bergesio como vicerrectora, quienes siguen el lineamiento de Tecchi y tiñen a la universidad de un discurso progresivo en materia de derechos estudiantiles y en relación con la sociedad, pero al mismo tiempo abren una carrera de abogacía a pedir de boca del régimen policiaco de Morales. por lo que, decimos categóricamente que las agrupaciones del peronismo y la Franja Morada son cómplices de estos acuerdos.

Resulta necesario desarrollar la organización desde abajo, desde cada curso, para tener una herramienta propia para la lucha. Por eso, peleamos por recuperar el centro de estudiantes y transformarlo en un organismo democrático, participativo, que organice al conjunto del estudiantado en función de sus necesidades, que hacen -entre otras cosas- al debate de los planes de estudios, al ingreso irrestricto y sostenimiento de las carreras con becas integrales para que nadie tenga que dejar de estudiar. Estas -entre otras- peleas que deben generalizarse hay que imponerlas a las autoridades educativas y a los gobiernos con la organización y la lucha del movimiento estudiantil desde abajo.

En consonancia, lejos de reproducir el régimen represivo de Morales, buscamos poner todos los conocimientos al servicio del pueblo trabajador, para pensar en una carrera como abogacía que esté al servicio de defender las luchas medioambientales, de los pueblos originarios, de las mujeres o de quienes hoy son perseguidos por exigir una aumento salarial frente a las patronales. Ese objetivo no tiene nada que ver con la carrera de abogacía que hoy buscan armar para nutrir el régimen persecutorio de las luchas, vulnerando las libertades democráticas. No nos resignamos a la miseria de lo posible y a una salida individual a la crisis, por el contrario, peleamos por una salida colectiva junto a la clase trabajadora uniendo nuestros conocimientos para que no sigan siendo las mayorías las que paguen los platos rotos de un sistema organizado en función de los negocios capitalistas y su Estado.


Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias