×
Red Internacional

Lo reemplaza Jorge Lagna.Renunció Marcelo Saín, el ministro de Seguridad de Santa Fe

En la última semana legisladores opositores presentaron un pedido de juicio político por dichos del exministro. Tensión con las causas narco policiales y de juego clandestino.

Jueves 18 de marzo | 23:34

Este jueves se esperaba que comience el proceso de juicio político en la legislatura provincial destinado a la destitución de Marcelo Saín, tras el escándalo de los audios que se ventilaron en los últimos días donde decía: “Son unos negros pueblerinos” en referencia a los santafesinos. Estos días el Gobernador Perotti se mantuvo en silencio, pero para evitar el juicio político solicitado por la Coalición Cívica resolvió reemplazarlo.

Te puede interesar: Condenan a diez años de prisión al exjefe de Drogas de Rosario por narcotráfico

El principal candidato a suceder a Saín es Jorge Lagna y va a asumir este viernes, fue dos veces diputado provincial y actualmente estaba ocupando el cargo de secretario de Gestión Institucional y Social de la Seguridad. El perfil de Lagna es de ser considerado un "duro" en su concepción de la seguridad y en el 2010 fue el impulsor de un proyecto de castración química a violadores.

Las críticas a Saín por sus dichos, fueron aprovechadas por el Frente Progresista y el macrismo para cuestionar al exministro haciendo apología por el crecimiento de los índices de homicidios en Rosario. Pero como demuestra la condena a prisión del exjefe de Drogas Peligrosas de Rosario, Alejandro Druetta por narcotráfico que fue la mano derecha del exministro de Seguridad Maximiliano Pullaro bajo el gobierno socialista, el involucramiento de jefes policiales ligados al narcotráfico fue tanto bajo el gobierno anterior como el actual, así como sucedió con las tropas federales que terminaron también involucradas. A tal punto, que en el juicio a Druetta, el acusado Actis Caporale declaró que "la Policía de Santa Fe era un ente recaudador del narcotráfico".

En un clima tenso en la política santafesina, por un lado, está el caso del senador Armando Traferri, peronista y armador de la alianza que llevó al poder a Omar Perotti, que se vio en el ojo de la tormenta en una causa por coordinar el pago de sobornos del empresario del juego Leonardo Peiti con los exfiscales Serjal y Gustavo Ponce Asahad. Traferri acusó al exministro de Seguridad Marcelo Saín de manejar el Ministerio Publico de la Acusación a sus fines políticos.

Pero entre gitanos no se tiran las cartas, y en un pacto de impunidad entre radicales, socialistas y peronistas, los legisladores rechazaron el pedido de desafuero que realizaron los fiscales que investigan la causa del juego clandestino. Fue una auto-protección de una casta política ante un bochornoso caso de corrupción y lavado de dinero que develaba el involucramiento del Estado con el delito organizado.

Te puede interesar: Santa Fe: Traferri, un pacto de impunidad y la emergencia de los trabajadores desde abajo

Desde los grandes medios de comunicación todos los partidos piden mano dura, pero lo que se sostiene es la participación directa del Estado, los fiscales, policías y el propio poder político en el negocio del crimen organizado y sus beneficios.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Banner elecciones 2019

Destacados del día

Últimas noticias