×
×
Red Internacional

Libertador Gral. San Martín. Renuncia de concejales radicales y voto positivo del PJ al presupuesto de austeridad

Por un lado, la nota de renuncia en bloque de los concejales de la UCR (Crespo, Satosan y Moya), que luego desmienten, aclarando que solo renunció uno y el resto firmó en solidaridad, y por otro lado, la votación a favor de un presupuesto, que no contempla las necesidades de las mayorías, sólo con la enmienda de un aumentó de recursos para el concejo, muestra que la pelea entre radicales y peronistas es por interés ajenos a los de la clase trabajadora y el pueblo pobre.

Miguel LópezEx-Concejal del PTS-FIT en Libertador Gral. San Martín-Ledesma

Lunes 21 de febrero | 14:37

Comunicadores sociales afines al peronismo, que cuenta con la presidencia del Concejo Deliberante y con un bloque de 5 concejales, y al radicalismo, que cuenta con 3 concejales y la intendencia, han puesto en la agenda pública una renuncia que ingresó en forma de nota por la mesa de entrada del Concejo Deliberante de Libertador el 10 de Febrero, y a simple vista, pese a que está escrita en singular, plantea la "renuncia indeclinable" de los 3 concejales de la UCR FCJ, dado que en el texto no dice específicamente quién renuncia, y la firman los concejales oficialistas Héctor Crespo, Nancy Satozan y Silvia Moya.

A pocas horas de difundida una foto de la nota firmada por los ediles oficialistas, estos salieron a aclarar públicamente a través de sus cuentas en la red social Facebook que solo renunció Crespo, y que Satosan y Moya solo firmaron para acompañar a su correligionario en su segunda nota de renuncia.

Recordemos que la anterior nota de renuncia de Crespo fue presentada a fines de noviembre del año pasado, cuando presidía el Concejo su compañero de bloque Rolando Flores, y con la intención de que ingresara en su lugar su suplente Maximiliano Espinoza, joven radical funcionario del área de medio ambiente de la municipalidad y un alfil del intendente Jayat, antes del 10 de diciembre del 2021, fecha en la que asumieron los concejales electos y se dio una nueva votación de presidencia del legislativo municipal.

De lo que no habla ni el radicalismo ni el peronismo es que se trató y se votó hace 2 semanas el presupuesto 2022 que ingresó fuera de término el intendente Oscar Jayat y su secretario de hacienda Gerardo Morienega, por lo que fue un ingreso extemporáneo al igual que sus anteriores proyectos de presupuestos. Y que, como es costumbre, no contiene solución para las demandas básicas de las mayorías sociales de Libertador Gral. San Martín, ya que no habla de pase a planta permanente para el 50% de empleados/as y obreros/as municipales precarizados/as, tampoco da respuesta a las obras públicas urgentes que peticionan desde hace años los/as vecinos/as de los barrios, como red cloacal y desagüe pluvial para el barrio 40 hectáreas, defensa de río para proteger de las crecidas del Río San Lorenzo a habitantes de barrios Aredez, Balvin, Alfonsín, Tupac Amaru, San Martín, El Triángulo y asentamientos, y menos aún plantea que las obras públicas que faltan, de ponerse en marcha podrían empezar a generar trabajo genuino para miles de desocupados/as.

El bloque de 5 concejales peronistas del Frente de Todos (integrado por Gutiérrez, Ale, Leiva, Sanconte y Morales) agregó al proyecto de presupuesto 2022 enviado por el intendente radical solo una enmienda que se refiere a un aumento de fondos destinados al concejo deliberante, para nombrar personal propio de maestranza, serenos, prensa, administrativos y asesores, contar con insumos de librería y limpieza, equipo de audio, muebles, y que estos recursos sean administrados directamente por el poder legislativo municipal.

Vale recordar que la intendencia de Jayat supo destinar solo 45 mil pesos por mes para insumos de limpieza, librería, servicios y gastos en reparaciones de la infraestructura del concejo, cuando éste era presidido por el radical Flores, y que actualmente el poder ejecutivo, como muestra de su despotismo, directamente retiró a todos los trabajadores municipales precarizados que trabajan en el concejo deliberante de administrativos, serenos y maestranza, y los destinó a otras áreas municipales, dejando al legislativo municipal sin personal de limpieza e higiene, recepción de ingresos por mesa de entrada, y seguridad del recinto.

Con esta enmienda que contempla mayores recursos económicos para el concejo deliberante el bloque del Frente de Todos-PJ trató y votó a favor del presupuesto anti popular y de administración de la miseria del gobierno municipal del radical Jayat, que como ya dijimos antes no contiene ni el pase a planta permanente de los/as precarizadas/os municipales, que perciben salarios de indigencia, ni obras públicas básicas para barrios populares y vecindarios que están expuestos a crímenes sociales por falta de infraestructura, ni la generación de trabajo genuino para los/as desocupados/as que se podrían concretar con la realización de las obras que necesitan los/as vecinas/os.

Los concejales radicales, Crespo, Satosan y Moya, no se presentaron a sesionar, por obediencia al intendente Jayat, quien les ordenó que no aprueben el presupuesto con esa enmienda que otorga más fondos al concejo deliberante presidido por la kirchnerista Gutiérrez, ya que según el mandamás municipal no tiene problema en gobernar sin presupuesto, porque desde el 2019 que gobierna sin tener la aprobación del concejo deliberante de su planificación económica para Libertador.

Por lo que el presupuesto 2022 al no contar con los dos tercios del cuerpo de concejales, según lo establece la carta orgánica municipal y el amañado reglamento interno del concejo deliberante, no estaría aprobado pese a haber contado con el tratamiento y aprobación de 5 de los 8 concejales que componen el legislativo municipal.

Esta nota busca esclarecer que en estas peleas internas entre el bloque minoritario de concejales radicales, el intendente Jayat, y el bloque de concejales peronista mayoritario, que se expresan en renuncias o amagues de renuncias, que luego se niegan, y aprobaciones de un presupuesto de ajuste a cambio de recibir una mayor partida presupuestaria para el concejo deliberante, no están en juego los intereses de los trabajadores y el pueblo pobre de Libertador, dado que ambos bloques están de acuerdo en que la planificación económica de la Municipalidad de Libertador para 2022 no contemple el pase a planta permanente de los alrededores de 900 trabajadores municipales, que esperan mejoras en sus condiciones de trabajo y salario, y tampoco de respuesta a las necesidades barriales, que siendo atendidas generarían trabajo genuino para miles y mejorarían la calidad de vida de decenas de miles.

La votación afirmativa de un presupuesto de austeridad que es contrario a lo que precisa el pueblo trabajador de Libertador que tiene enormes necesidades de derechos laborales, trabajo genuino, obras públicas y planes de vivienda, es la primera muestra que la tan mentada presidencia del concejo deliberante en manos del peronismo, no significa un cambio en favor de las mayorías sociales, dado que no está puesta en función de los intereses y necesidades obreras y populares, sino en función de sus intereses de casta política. La aprobación de un presupuesto de ajuste teniendo como única enmienda el aumento de presupuesto para el Concejo, para así contar con más caja y sostén económico para nombramiento de personal y creación de nuevos cargos para el concejo es señal de que prima el interés de casta, por sobre los intereses populares que dicen defender.

Mientras padecemos con salarios de pobreza e indigencia una altísima inflación, los recortes presupuestarios en áreas sensibles como salud y desarrollo social, y los intentos de reforma laboral por ramas productivas, que trae consigo el acuerdo del gobierno nacional con el Fondo Monetario Internacional -FMI, despiden de modo persecutorio e ilegal a decenas de trabajadores rurales y azucareros en el complejo agro industrial de Ledesma SAAI, por cometer "la osadía" de ejercer su derecho a denunciar a la Aseguradora de Riesgo de Trabajo-ART-por enfermedades profesionales y accidentes laborales contraídas y generadas trabajando para la compañía en las fincas de citrus y caña de azúcar, en el empaque o en las fábricas, pero del actual cuerpo de concejales con mayoría peronista y minoría radical no vemos pronunciamiento alguno por esta problemática social que son los despidos.

El concejo deliberante no ha legislado a favor de los trabajadores y las familias que están quedando en la calle en medio de esta crisis económica, siendo que, hace no mucho tiempo, durante el mandato de los concejales del PTS- Frente de Izquierda y de los Trabajadores(2017-2021), por iniciativa de los concejales López y Guerra y concentración en el concejo deliberante de activistas obreros, delegados y mujeres de las familias azucareras, el legislativo municipal había aprobado un declaración de solidaridad con los despedidos del Ingenio Ledesma y sus familias, y por la reincorporación de estos a sus puestos de trabajo. Pronunciamiento que llevó a que el administrador de la empresa, Gatti, ponga el grito en el cielo y quiera evitar a toda costa que se lleve a cabo la sesión, no podía creer que el Concejo no actúe como su escribanía, y por el contrario se expida a favor de los trabajadores.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias