×
×
Red Internacional

Una vorágine de cambios y anuncios. Pero la crisis sigue en desarrollo. Columna de economía de El Círculo Rojo, un programa de La Izquierda Diario en Radio Con Vos, 89.9. En texto y audio.

Pablo Anino@PabloAnino

Escuchá esta nota
Viernes 29 de julio | 13:23
  • El 2 de julio fue un sábado frío. Cuando caía la tarde, exactamente a las 17:47, Martín Guzmán apretó el botón “Twittear” y a partir de ese momento se convirtió en exministro de Economía.
  • Justo en ese instante, Cristina Fernández de Kirchner hablaba en Ensenada en conmemoración del fallecimiento de Juan Domingo Perón.
  • CFK no lo quería más al frente de economía ¿Guzmán tomó venganza por Twitter con el anuncio de la renuncia? La historia develará está incógnita.
  • A partir de la renuncia de Guzmán, el fin de semana, que a priori parecía tranquilo, se convirtió en un fin de semana salvaje.
  • Que Massa estaba en la cancha de Tigre alentando al matador de Victoria. Que entraba a Olivos. Que salía de Olivos. Que Alberto Fernández no quería llamar a Cristina. Que Cristina no quería llamar a Alberto. Que Massa asumiría como jefe de Gabinete y tomaría el control de todas las palancas de economía.
  • Finalmente, cuando caía la tarde del domingo, se supo que la elegida para conducir Economía era Silvina Batakis, una economista de La Plata, no muy conocida, que había trabajado con Daniel Scioli en la gobernación bonaerense.
  • Guzmán se fue en medio de una corrida contra los bonos de la deuda pública en pesos que agitaban el fantasma de un default; con una inflación que no cedía y el dólar en incipiente escalada.
  • Pero también se fue atrapado por los condicionamientos que él mismo pactó con el FMI apenas tres meses antes de abandonar el gobierno.
  • Batakis se tomó casi una semana para dar a conocer su equipo. El lunes 11 de julio en la mañana temprano, antes de la apertura de los “mercados”, la nueva ministra dio a conocer la hoja de ruta de su política económica.
  • ¿Cuál era esa hoja de ruta de Batakis? Prácticamente, la misma que dejó Guzmán: seguir con el programa de ajuste del FMI.
  • Los anuncios de aquél lunes 11/7 se pueden ordenar alrededor de cuatro ejes: 1) mayores restricciones presupuestarias; 2) pleitesía a los bancos y fondos de inversión para sostener la bola de nieve del endeudamiento en pesos; 3) aumento de tarifas e implementación del famoso formulario para pedir que no se quiten los subsidios al consumo energético; 4) revalúo inmobiliario.
  • En aquella conferencia de prensa, la ministra afirmó que “el tipo de cambio multilateral está en una situación de equilibrio”.
  • Intentaba así poner un dique de contención a las presiones por una devaluación del peso argentino. Pero a los diez días de aquella conferencia, las decisiones que tomó el gobierno implican, en los hechos, una devaluación de algunos segmentos del mercado cambiario.
  • Es lo que ocurrió con el aumento de la retención para el consumo de dólares de los turistas argentinos que visitan otros países. A esto siguió la implementación de un tipo de cambio especial para la compra de dólares a los turistas extranjeros que visitan nuestro país. Y, finalmente, el anuncio de esta semana de un “dólar soja”.
  • Desde la conferencia de Batakis el lunes 11/7 hasta el viernes 22/7 la cotización del dólar “blue” ascendió desde los $268 a los $338. La corrida cambiaria que era incipiente con la renuncia de Guzmán se transformó en potente durante la nueva gestión económica.
  • Con el campo especulando con U$S14 mil millones guardados en soja; con los buitres financieros operando por la suba de las cotizaciones paralelas del dólar y con la ausencia de conducción política clara todas las fuerzas para una devaluación del tipo de cambio oficial están desatadas.
  • Esto obligó al viaje de urgencia de Batakis a Washington el domingo pasado para buscar una flexibilización del FMI. Pero, en su regreso, la nueva ministra no terminó de aterrizar en Buenos Aires, que ya estaba fuera de juego.
  • En los próximos días se inicia la era Massa como super ministro. Mientras se desarrolla este “juego de tronos”, el gobierno de Alberto y Cristina es responsable de una miseria popular creciente y los sospechosos de siempre la siguen levantando en pala.



Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias