Sociedad

Trabajadores de la Educación

Relatos de trabajadores de la educación: "La gota que colmó el vaso"

Compartimos la carta abierta redactada por una trabajadora auxiliar de educación de Mar del Plata de la Escuela Secundaria N° 58.

Martes 23 de febrero | 19:06

1 / 4

Estamos siendo la Escuela N° 58. Por dos años fuimos la Escuela sin Escuela. Peregrinamos por un espacio del Estadio Mundialista entrando por el estacionamiento. Al año siguiente, una Iglesia Católica nos dió otro espacio. No sabemos si tal vez, la cercanía a la Virgen de Luján, que teníamos en un espacio que funcionaba como cocina, receptoría, y a veces salón de clases… pero finalmente llegaron las obras. Y después de vulnerar por más de dos años el derecho a estudiar de les estudiantes, regresamos a la Escuela.

Pero lamentablemente se sigue inundando. De fondo, el problema parece no haberse solucionado. Cuando llueve en mayor o menor medida, hay agua adentro.
Al inicio del Aislamiento Social y Preventivo del año pasado se cayeron los cielos rasos de dos salones y parte del baño, que habían sido reparados con la nueva obra.
No hay un mantenimiento de las Instituciones educativas. En este caso, las canaletas se pudren por la acumulación de basura.

La presencia de palomas es otro problema al que no se le está dando respuesta. Y tenemos que sacar los restos de las aves muertas y su materia fecal dentro de la escuela y del patio.
No hay un mantenimiento periódico y de algo pequeño se genera un deterioro mayor. Por ej: se echó a perder el piso del SUM completo por el ingreso de agua que comenzó con una gotera.

Estas problemáticas y este abandono vienen de años y no lo padecemos solamente nosotres. Es una realidad que atraviesan muchas escuelas de Mar del Plata y de la provincia. No tiene que ver tampoco con el gobierno anterior. Los gobiernos de turno pasan y la desidia y el deterioro parecen agudizarse, profundizarse en el tiempo.

No debería ser que nos tiene que pasar “Cromañon” para determinar que las puertas abren para afuera porque en caso de incendio la evacuación de las personas sería más rápida. Y ponemos 3 matafuegos a la vista como si estuviera de moda. ¿Matafuegos que estarán vencidos??

No debería ser que por este tipo de abandonos vuelan dos compañeres por el aire, una mañana trabajando: Sandra y Rubén!!! Les recordamos!!! Y si no lo hacemos por nosotres y por les estudiantes que están aprendiendo que estás son las condiciones para estudiar y nosotres trabajar. Que esto parece ser que es lo que merecemos. Debemos pedir que quien se tiene que ocupar de estos asuntos, pues se ocupe.

En nuestra Escuela somos 3 auxiliaras. DOS SON LOS CARGOS REALES. Una auxiliar en TM (7 salones) y 2 auxiliaras en TT (3 salones).
El director cuando el año pasado presento la situación no le dieron plazos a su resolución. Nos dice que él hizo todo lo que estaba a su alcance, pero no le dan plazos concretos a las reparaciones. Es esperar…
Por los daños sufridos recientemente con las últimas intensas lluvias y ante la renovación del pedido, le dijeron que en la semana pasada vendrían.
Ante la respuesta, decidimos con la compañera no hacer pública la situación pero la semana paso y seguimos esperando. Como si esperamos a Godot, una eterna espera…

Estamos cansadas de esta situación que se repite y no es de un día o dos. No tiene que ver con la Pandemia. Pensar que cada vez que llueve ¿encontraremos agua dentro?
También nos quedamos sin luz porque se salta la térmica y todavía damos gracias!! Porque esto significa que nadie recibirá un golpe de corriente. No habrá paredes electrificadas. ¡Al menos la térmica nos funciona!

Lamentablemente creemos que no es nada nuevo este tipo de situaciones y que el relato les sonará común a muches compañeres.
Como también sonará común que les compañeres suplentes no cobran en tiempo y forma. Y que compañeres directives o adminitratives les digan en la cara, con una liviandad inaudita: “No, este mes no cobras”. Remarcando como si fuese una ventaja: “Pensa que el mes que viene vas a cobrar todo junto”. Las cuentas a pagar y la vida es hoy. Y no hay certeza del cobro al mes siguiente tampoco o de cuando se vuelve a desregularizar según van entrando las renovaciones de las licencias de sus titulares. Será la incerteza a la que nos invitan a vivir en estos nuevos tiempo, como si fuese una aventura cargada de emoción. A las familias trabajadoras no!! Dejemos el privilegio de vivir en la incerteza, si así lo eligen a quienes tienen la “Heladera llena” como decía Chacho Berrozpe.

En este caso, les compañeres suplentes trabajaron y tienen que hacer malabares de los que hacemos para sacar la vida adelante todos los meses.
Hablando del tema con una compañera suplente me respondió: “La vida del suplente es así”. Por favor!! No naturalicemos. No avalemos este destrato, estos avasallamientos!! Si la vida del/a suplente es así, ya es hora que no lo sea!!
No reproduzcamos las incoherencias que nos imponen!! Estas no fueron ni son condiciones de trabajo!! Basta de precarización laboral!! Estas condiciones enferman y matan.

Pedimos se escuchen nuestros reclamos, son auténticos!! Mayor puestos de trabajo para cumplir realmente con los protocolos!! Que no sea un como sí. Saben muy bien que con el personal que somos y las condiciones edilicias y de infraestructura en algunas instituciones es un desafío quijotesco llevar adelante los protocolos.
Cumplimiento del Cupo Laboral Trans!!!
Sandra y Rubén Presentes!!

Te puede interesar: Por un plenario de trabajadores de la educación por escuelas seguras y plan de vacunación







Temas relacionados

Educación   /    estabilidad laboral   /    Educación en crisis   /    Auxiliares escolares   /    Trabajadores de la educación   /    Ley de cupo laboral trans   /    Precariedad laboral   /    Flexibilización laboral   /    Provincia de Buenos Aires   /    Educación   /    Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO