×
×
Red Internacional

Se trata de una de las empresas más grandes del país. Puertas adentro los protocolos no se cumplen y tres mil trabajadores cumplen tareas todos los días sin medidas de protección. En estas condiciones, esta semana la exposición a los contagios será mayor por el ingreso de unos mil trabajadores temporales. Conocé la situación de la refinería en pandemia, contada por sus trabajadores.

Domingo 23 de mayo | 13:00

La pandemia en nuestro país, con gran parte de la población sin acceso a vacunación, avanza a pasos agigantados. En ese marco, mediante un decreto presidencial anunciado el pasado jueves, se expresaron nuevas medidas de restricción en la circulación. Mientras se enarbola un discurso estatal que nos cuenta que "las vidas importan", podemos ver que para una gran masa de los trabajadores, esto nunca fue así.

Claro es el ejemplo de los trabajadores de YPF Ensenada, donde a partir de este lunes 24, en medio de las restricciones dispuestas, la refinería más grande del país comienza con un paro de planta. Esto significa que empiezan a ejecutar trabajos que no pueden ser realizados durante la operación normal de la planta, por lo tanto se incrementa el trabajo y la mano de obra. Una acción de estas características conlleva un alto grado de planificación en donde se identifican objetivos, metas, costes y duración para la puesta en marcha. Esto suena bestial, y verdaderamente lo es, pues todos los días, trabajando ahí adentro, lo descomunal de este período se percibe de manera impresionante.

Una de las implicancias más importantes de los meses de trabajo venideros es el ingreso de más de 1000 trabajadores que serán parte de este aparato monstruoso. Esto, en un gigante que hasta el día de hoy lleva un centenar de contagiados y al menos 5 muertos por covid. YPF, como tantas otras fábricas del país, no aplica protocolos eficaces contra este virus y tampoco proporciona testeos ni vacunas para las más de 3000 personas que ingresamos a diario, donde la mayoría está contratado.

Una verdadera bomba biológica, cientos de personas hacinadas en sectores muy pequeños de la planta, por lo general trailers, en donde es casi imposible mantener la distancia y las medidas básicas de higiene, como el lavado de manos cada 2 minutos, ya que son jornadas a destajo. Todo eso se presenta en el momento más frío del año y cuando los contagios arrecian. La "fase 1" decretada el viernes es una burla para quienes vamos a exponer nuestras vidas y las de nuestras familias.

Al día de hoy YPF lleva un centenar de contagiados y al menos 5 muertos por covid

Desde marzo de 2020 el trabajo para nosotrxs ha sido desmedido, meses enteros de jornadas de 12 hrs en medio de una pandemia mundial que no deja de llevarse vidas. Esto sucede dentro de la refinería y con un descaro absoluto, ya que la patronal se guarda el número real de contagiados y fallecidos, ocultando todo lo que ocurre allí dentro. Esto se da con la total complicidad de los gremios Supeh Ensenada y la UOCRA, quienes no han movido un dedo por los trabajadores a los que mes a mes les descuentan parte de sus sueldos para engordar los suyos.

Con total indignación nos seguimos enterando de la situación que atraviesan los compañeros que se contagian, sin apoyo y contención. Muchos terminan dejando la vida ahí adentro. Esto no es una metáfora, literalmente las muertes nos pegan cada vez más cerca.

Te puede interesar: Ensenada.Más de 365 familias de YPF afectadas por el Covid-19

Hoy queremos hacer visible que en esta planta no cesan los contagios y las muertes, que todo lo que pasa queda puertas adentro por los acuerdos sucios que existen entre el gremio y la patronal, y aunque parezca mentira a partir de este lunes ingresarán alrededor de 1000 a 1200 personas en turnos de lunes a lunes de 12 horas diurnas y 12 nocturnas.

Otra cara de esto, que es casi terrorífica, es que los compañeros que van al paro (o su gran mayoría) son literalmente material descartable; son despedidos ni bien terminan las tareas de Paro. Es decir, laburan entre 40 a 90 días, 12 horas, con un riesgo epidemiológico y laboral gigantesco. Si sobreviven, se convierten nuevamente en desocupados.

En los papeles todo funciona correctamente, en protocolos que son presentados ante organismos oficiales y las ART. La complicidad entre la patronal de YPF, el gobierno y los sindicatos está a la vista para quien quiera mirar.

La organización democrática, con métodos de asamblea, es el primer camino para unirse al resto de los trabajadores, y exigir que se pongan en pie comisiones obreras de seguridad e higiene para que, de una vez por todas, sea nuestra vida y la de nuestras familias la que valga más que las ganancias millonarias.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Banner elecciones 2019

Destacados del día

Últimas noticias