×
×
Red Internacional

Trabajadores y trabajadoras de la ciencia se vienen organizando desde mayo de este año contra el vencimiento de las becas de investigación. Ante la negativa de prórroga por las autoridades de la UBA, más de 200 personas se quedarían sin trabajo el 31 de agosto. Convocan a movilizarse este miércoles a las 10.30 hs al Rectorado. Precarización y ajuste en educación, a la orden del día.

Escuchá esta nota
Martes 30 de agosto | 10:17

Investigadoras e investigadores de la Universidad de Buenos Aires (UBA) vienen reclamando desde mayo de este año contra el vencimiento de las becas que se concretaría este 31 de agosto.

Se agrupan en la Asamblea de Becarixs UBA, y vienen realizando encuentros, campañas, petitorios, movilizaciones, para visibilizar su reclamo: más de 200 personas se quedarían sin trabajo este miércoles 31. No reciben respuestas desde las autoridades correspondientes.

Conversamos con Laura López, antropóloga, becaria y parte de este espacio.

Contanos qué investigás, qué tipo de beca tenés y cómo te afectan los vencimientos del 31 de agosto

Soy Laura López, Antropóloga y estudio la formación de mujeres dentro de organizaciones sociales. Desde fines de septiembre del 2017 tengo una beca de investigación doctoral UBACYT, que el 31 de este mes se estaría terminando.

Durante todo 2020 y gran parte de 2021 se vio fuertemente afectada mi beca, como le pasó a la mayoría de los compañeros y compañeras. En particular en mi caso, lo que implicó fue no poder hacer trabajo de campo durante 2020, en 2021 de forma todavía muy esporádica, en comparación con lo que debe ser en el marco de la antropología; y también hubo menos oferta de seminarios de posgrado.

A esto se agregan otras situaciones personales, en mi caso en la primera etapa del 2020 estuve a cargo de mis padres, pero muchos otros compañeros y compañeras tenían hijos e hijas en edad escolar, lo cual hasta mediados de 2021 estuvieron a cargo de los chicos 24 horas, 7 días a la semana.

También, la UBA considera dentro de las tareas de investigación, las tareas de docencia, es decir, que muchos de nosotros y nosotras somos a su vez docentes. Durante 2020 y 2021 las clases fueron virtuales. De más está decir que estuvimos trabajando en nuestras casas, con nuestros recursos, con nuestra internet, con nuestras computadoras.

Y con las situaciones particulares de cada cual, que hicieron muy difícil llevar adelante los proyectos de investigación. Como a mí me implicó dificultades en el trabajo de campo, hay compañeros y compañeras que no tuvieron acceso a los laboratorios, a los archivos; congresos o reuniones de equipos de investigación, estuvieron detenidos. Las propias revistas de investigación demoraron los procesos de publicación, porque la pandemia nos afectó a todos y a todas, fue una cadena.

¿Cuántos becarios/as se quedarían sin beca el 31 de agosto y qué tipo de becas son las que vencen? ¿Y cuántas personas se quedarían sin trabajo?

La UBA da distintos tipos de becas, hay dos tipos de becas que son para estudiantes de grado, son las que se llaman Beca Estímulo y unas becas que se dieron solamente en 2021, que son las becas UBA 200, en el marco de los 200 años de la UBA, que son para estudiantes de grado. Esas duran un año, a diferencia de las de posgrado, que son de maestría y de doctorado, que son las que se suelen llamar becas UBACYT, porque las personas que somos becarios, becarias, investigadores e investigadoras trabajamos dentro de equipos de investigación.

Esto es importante, porque no sólo tiene que ver con nuestras trayectorias individuales, sino que son líneas de investigación de los propios equipos que quedan truncas al cortarse la beca y no podemos desarrollar ni terminar nuestros doctorados o maestrías.

En ese sentido, nosotros hicimos un relevamiento interno de cuántas son las personas afectadas y esto nos dio que son 121 entre Beca Estímulo, Beca de maestría y beca doctoral, y además otras 163 de UBA 200, que es una situación particular porque tienen las mismas condiciones que la beca estímulo de estudiante de grado, pero sin posibilidad de ningún tipo de extensión.

Todas las becas, las de estímulo, la maestría y doctorado tienen en su propio estatuto la posibilidad de prórroga. La UBA 200 no tiene esa posibilidad y es uno de los reclamos que se están llevando adelante, que se la equipare a las becas estímulo. Las becas estímulo son de dedicación exclusiva y les compañeres que cobran esas becas cobran menos de 25 mil pesos.

¿Cuál es el reclamo concreto y desde cuándo vienen haciendo el pedido de extensión de prórroga?

En mayo empezamos con el relevamiento interno, y ese mes se elevó una nota al Consejo Superior de la UBA. Se trató de presentar presencialmente, y no dejaron ingresar a les compañeres, entonces se presentó a través del TAD, que es un sistema de comunicación de la UBA, pero no tuvimos nunca una respuesta. A través de representantes de AGD UBA conseguimos una reunión con integrantes de la Secretaría de Ciencia y Técnica del Rectorado, donde se hizo la presentación formal, se dijo que se iba a atender el reclamo, y nuevamente no hubieron noticias al respecto.

Hemos conseguido el aval y apoyo de institutos de investigación, de departamentos de carrera de la facultades; nuestros directores y directoras han elevado pedidos que contemplen la extensión de las becas; hicimos un petitorio de la comunidad en general, docentes, no docentes, estudiantes, graduades, de la universidad, donde tenemos más de 500 firmas; pronunciamientos de los Consejos de las facultades; nada de eso ha sido respondido.

Lo que dicen las autoridades es que es un problema presupuestario, y el proyecto de extensión de becas no se trató, la reunión de Comisión de Presupuesto fue la semana pasada.

Lo que estamos pidiendo concretamente es una prórroga en la finalización para contemplar estas dificultades que tuvimos en la concreción de nuestros proyectos de investigación, para poder concluirlos, porque no pudieron ser continuados de la forma en que los habíamos presentado.

Estamos pidiendo una prórroga de un año, tenemos el antecedente de que hay dos cohortes que se terminaban en 2020 y 2021 que les dieron prórroga a ambas, la UBA de las dio, en ambos casos fueron de 6 meses. Nosotros estamos pidiendo de 12, pero entendemos que está ese antecedente y al menos queremos sentarnos a discutir al respecto.

Los dos años anteriores además fue una situación muy similar a esta, es decir, hasta último momento, hasta dos semanas antes de terminar la beca, no tenían noticias, lo cual también es una situación de precariedad muy grande. Recordemos que las becas UBA son de dedicación exclusiva, entonces uno no puede ir buscando trabajo mientras tanto, es una situación de mucha precariedad.

Tanto Agencia Nacional de Investigación como Conicet hicieron prórrogas automáticas por resolución, incluso la cohorte actual también tiene una prórroga automática de un año. Automáticamente se extendieron un año más, también las afectadas por la pandemia, las cohortes 2020, 2021 y 2022. Esto es un antecedente de otro financiamiento pero que se realizó, y los antecedentes de UBA es que durante 2020 y 2021 se prorrogaron seis meses.

¿Qué respuestas dan las autoridades?

Las autoridades dicen que la renovación no se puede superponer con las becas nuevas, es decir que todos los años hay aperturas de becarios y becarias, y que entonces sería como duplicar el “gasto” en becas, porque sería sostener dos cohortes al mismo tiempo.

En este sentido, también está decayendo bastante cada año la cantidad de inscriptos e inscriptas a becas, justamente porque las condiciones de trabajo son bastante precarias: no tenemos aguinaldo, no tenemos aportes jubilatorios, no tenemos antigüedad, y no tenemos continuidad laboral, cuando se terminan las becas, se terminan. Eso es parte del reclamo histórico de ser reconocidos como trabajadores y trabajadoras de la ciencia, que excede al reclamo actual pero están emparentados.

¿Cómo se vienen organizando? Tienen un espacio que es la Asamblea de becarixs, ¿qué medidas vienen tomando, qué medidas preveen?

Tenemos el espacio de la asamblea donde nos reunimos periódicamente. Lo que solemos hacer es cuando hay reunión de Consejo Superior nos movilizamos, como para tratar de visibilizar el reclamo, siempre tratando de presentar proyectos, alguna vez hemos logrado alguna intervención dentro del consejo pero infructuosamente.

Ahora estamos convocando una movilización este miércoles a la mañana, que hay reunión de Consejo Superior, para llevar el reclamo y que nos respondan.

Lo último que hicimos fue pedir la semana pasada, nuevamente, una reunión con el Secretario de Ciencia y Técnica que es Aníbal Cofone, la misma persona que firmó y aprobó las extensiones de 2020 y 2021. Pero no tuvimos respuesta, aunque sí responde a los medios de comunicación. Hoy salió una nota en El Destape, porque atiende a los medios de comunicación pero no a nosotros, diciendo esto del presupuesto, que se superpone con los nuevos becarios. Nos quiere correr con esto de que estamos limitando la posibilidad de nuevos becarios de presentarse, y no es cierto, porque ingresos hay, el tema es cómo están distribuidos adentro de la UBA.

Además, después se vanagloria de los rankings internacionales, ¿y cómo se construyen esos rankings? Es a través del trabajo de las investigadoras e investigadores, realizando proyectos de investigación y posgrados.

Nosotros somos los que lo sostenemos todos los días, porque las y los docentes de la UBA somos los investigadores, o sea, no son tareas separadas. El prestigio, la calidad formativa que tiene la UBA, está dada por los trabajadores y trabajadoras, que somos las personas que estamos pidiendo no que nos den una beca eterna, sino que nos den la posibilidad de concluir los proyectos de investigación que presentamos. También, para no perder la propia inversión que tuvieron durante estos cinco años, porque hubo un dinero invertido en la formación de personas que si no concluimos nuestros proyectos de investigación es dinero perdido de la propia UBA.

Ahora que nombraste a docentes, que como contas no son tareas separadas con los investigadores, ¿qué vínculo tienen con docentes de la UBA que vienen luchando por las paritarias?

Tenemos mucho intercambio, los docentes de AGD UBA vienen solidarizándose y presentándose en nuestro espacio cuando hacemos movilizaciones, prestándonos el sonido, etc. Nos han ayudado a que llegue algún tipo de reclamo a instancias del rectorado con quienes tienen contacto por su actividad gremial, pero que a nosotres no nos atienden.

Aunque nuestra forma de vinculación con la UBA no es un convenio de trabajo, porque la UBA no considera salario lo que nos paga sino estipendio, por más que sea de dedicación exclusiva, sí está homologado gracias a una lucha histórica de las y los becarios, a lo que sería jefe de trabajos prácticos de la UBA. Es decir, que siempre las luchas de docentes e investigadores están hermanadas, porque los reclamos de uno impactan en otros.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias