×
Red Internacional

En la mañana del miércoles familiares y amigos de Joaquín Paredes, joven asesinado por la policía de Córdoba en la localidad de Paso Viejo, se movilizaron a los tribunales de Villa Dolores para reclamar contra las excarcelaciones de dos oficiales de los cinco involucrados. Por eso siguen exigiendo Justicia por Joaquín.

Miércoles 28 de abril | 22:30

La movilización fue acompañada por organizaciones políticas y sociales. Pasaron 6 meses del asesinato de Joaquín a manos de la policía y la familia recibe la provocadora noticia de que excarcelan a los imputados Aliendro Fernández y Jorge Gómez. Esta determinación por parte de los tribunales de Villa Dolores deja al descubierto la connivencia entre la Justicia y el aparato represivo del Estado (sus fuerzas de seguridad).

Joaquín suma la lista de jóvenes víctimas del gatillo fácil. Cabe recordar que en el pasado año la policía de Córdoba fue la responsable del asesinato de 8 jóvenes, el resultado de empoderar a las fuerzas.

Esteban Paredes, el abuelo de Joaquín, solicitó ser recibido por los jueces del Tribunal de Villa Dolores. Le explicaron que no había motivos para mantener detenidos a estos dos policías, que no había peligro concreto y actual, pero que la investigación continuaría hasta el momento del juicio.

Enorme indignación sintieron los familiares ante la respuesta de la Justicia. Hace tiempo vienen denunciando amenazas, adulteración de pruebas y aún así los jueces aducen no tener motivos para una prisión preventiva.

“Estamos acá, porque nos parece que la cámara de crimen de este Tribunal no entienden, no ponen en contexto la situación que nosotros vivimos, lo difícil que es vivir en un pueblo de 1000 habitantes donde te cruzas todos los días con la familia de los asesinos y ahora con los homicidas. Es terrible que la vida de Joaquín salga 200 mil pesos. Acá no solo se trata solo de él, sabemos que antes hubo un montón y después de Joaquín también. El cambio de cúpula, ese maquillaje que quisieron dar no sirvió para nada. Nosotros pedimos justicia por Joaquín y todas las víctimas de gatillo fácil. No queremos ninguna víctima más,” mencionaba Ivana Reynoso amiga de la familia Paredes.

“No se les cree a los pibes que dicen y vieron a quienes mataron a Joaquín. Declararon que los policías estaban sacados, que estuvieron bebiendo, ¿por qué no escuchamos a los pibes? Están acá, son a ellos a quienes la justicia les tiene que dar paz. ¿Cómo los contenemos a ellos que se van a cruzar en cualquier momento frente al asesino de su mejor amigo? concluía.

“Traen la causa acá, tenemos que hacer 200 km y gastar, andamos con lo justo.

Hicimos una manifestación en Córdoba para que puedan entregar el expediente al abogado. Nunca nos dijeron cómo se hicieron los procedimientos de investigación. Se están burlando de mi familia. El padre del agente Albarado nos amenazó en Villa de Soto, me dijo: “A vos Paredes, si llegan a procesar a mi hijo, Enzo Alvarado, los voy cagar matando a vos y a tu hermano”. Denunciaba Esteban Paredes el abuelo de Joaquín.

La familia de Joaquin y quienes la acompañan son conscientes de que esta lucha continua. De que deberán seguir movilizados y en las calles por Joaquín y por cada pibe y piba víctima de la violencia policial. No es un policía es toda la institución.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias