Mundo Obrero

Industria de la alimentación

Rebelión y paro en Mondelez Pacheco por casos positivos de Covid-19

La ex Kraft-Terrabusi no está produciendo. Ya van dos días de paro. Esta es la medida que mayoritariamente votaron las asambleas en los tres turnos junto al pedido de aislamiento por 15 días de todos los trabajadores ante los 2 casos positivos de coronavirus confirmados hasta el momento.

Pamela Bulacio

Trabajadora de Kraft- Mondelez Agrupación Bordó - Leonardo Norniella de la alimentación

Domingo 7 de junio | 00:33

Desde el turno mañana hasta el de la noche se expresó la bronca y la voz de los obreros en rechazo a la política de la patronal de hacernos volver a trabajar sin tener la seguridad de que estemos en condiciones de hacerlo, sin saber si hay mas compañeros contagiados. Por eso parte del reclamo también fue el testeo para todos los trabajadores, no solo para aquellos que tuvieron contacto estrecho con los casos positivos.

Comienzos de la rebelión

Recordemos que la planta había permanecido cerrada desde el martes a la tarde cuando se confirmó el primer caso positivo. Ese día por la tarde fue la primera asamblea donde se resolvió pedir la salida para los compañeros de ese turno hasta que vengan las autoridades y evalúen el riesgo de propagación de contagio que existe. La empresa recién ahí se dispuso a sanitizar las instalaciones. Ese mismo día cuando todos los de blanco nos retirábamos, les avisaban a nuestros compañeros tercerizados de limpieza de Sertec y Gestam que iban a ser ellos los encargados de la desinfección. Los obligaron a limpiar sin proveerles los elementos de protección y bajo amenaza de perder su puesto de trabajo, hecho que provocó un repudio generalizado ya que ellos se encuentran en la misma situación que el resto de la planta, por lo tanto tienen que tener los mismo derechos. La primer rebelión se sintió cuando los trabajadores de Sertec fueron los primeros en negarse a trabajar porque las condiciones no estaban dadas y se retiraron junto con nosotros.

Te puede interesar: Centro Médico Talar de Tigre: en menos de una semana, 16 trabajadores se contagiaron de Covid-19

Entre el martes y el miércoles fueron las inspecciones realizadas por la Secretaría de Higiene y Seguridad del Municipio de Tigre junto con el Ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires y sacaron como resolución la habilitación para que la planta pueda funcionar sin problemas. En esas horas se conocía la noticia del segundo caso confirmado y dos casos sospechosos. El Sindicato de los Trabajadores de la Industria Alimenticia (STIA) firma el acta dándole la razón a estos organismos ministeriales y a Mondelez, pero la Comisión Interna no lo hace. Esta negociación y acta acuerdo se hace sin consultar a los trabajadores y dejando afuera el reclamo principal de aislamiento y testeos.

Parte de la resolución de estas inspecciones fue un nuevo esquema de trabajo que implicaba la reducción de una hora de la jornada laboral. Cada turno estaría entrando media hora más tarde y saliendo media hora más temprano con la intención de evitar el cruce entre trabajadores y poner personal de seguridad en los vestuarios lo cual es completamente invasivo y persecutorio.

Un grupo de trabajadores del turno noche, aislados preventivamente por tener contacto estrecho con el primer caso positivo,se encontraban a la espera de los primeros resultados de los testeos y el resto a la espera de la orden para hacérselos. Ellos optaron por organizarse en grupo de Whatsapp para mantenerse en contacto e informados porque se sospechaba que la empresa iba a querer ocultar la aparición de nuevos casos.

Te puede interesar:Crónica de un contagio anunciado: primer caso positivo de coronavirus en Mondelez

Asambleas deciden parar la producción

Desde el viernes por la mañana, la patronal con sus voceros (jefecitos) empezaban hacer correr un mensajito de texto avisando que la planta retomaría las tareas con ese nuevo esquema de trabajo. El STIA, por su parte, también tenía un mensajito propio convocando a los trabajadores del turno tarde a que se presenten. La Comisión Interna se mantuvo en el silencio,solo limitándose a convocar al ingreso a una asamblea.

Los trabajadores concurren masivamente a la asamblea y rechazan el acuerdo,cuestionando duramente al sindicato por firmarlo. Luego de horas de debate,se termina votando que los representantes bajen a plantearle a la empresa que el reclamo de los trabajadores es aislamiento preventivo y testeos; y que no retomarían tareas.

A la hora vuelve la Comisión Interna y el sindicato a plantear que la empresa ofrece dar asueto hasta el domingo y que descontaría el voucher de $2000 de la proveeduría. ¡Como si la vida de los trabajadores y la de sus familias valiese un voucher!

Los trabajadores rechazan la propuesta de la empresa y votan esperar el ingreso del turno noche para continuar juntos el reclamo. Sigue el paro.

El turno noche ingresa y se mantiene firme y decidido: es nuestra salud, eso no se negocia. Una congresal del STIA interviene planteando que no les van a pagar las horas. Es abucheada. El resto del sindicato se mantiene en silencio. La asamblea vuelve a votar de manera unánime, solo un voto en contra. No necesita aclaración.

El turno mañana vuelve a ratificar el reclamo. La compañera de la agrupación Bordó Stella Cabral interviene exigiendo que se garantice la participación de los trabajadores de depósito y que se incluya y se pelee por los compañeros tercerizados que también tienen que tener el mismo trato. Fue contundente el aplauso de apoyo a estos últimos quienes son la primera línea en la fabrica en esta pandemia. Es la unidad de todos los sectores de la fabrica la que se expresa en la Asamblea.

Continúa la firmeza de los operarios. La Comisión Interna tiene que acatar las asambleas. El sindicato acepta de manera formal, pero ni siquiera en su página web menciona que la fabrica alimenticia más grande del país está parada porque sus trabajadores exigen que se respete su salud y las medidas que reclaman.

Es que no quieren que este ejemplo se expanda. Vienen garantizando durante toda la cuarentena que las multinacionales y las grandes empresas produzcan. Mondelez se stockeó y suspendió en Victoria y en Pacheco no paró de producir ni un minuto.Pero el coronavirus no hace diferencia y se metió a las grandes fábricas: hay casos en Fate, Firestone, Tres Arroyos, Coca Cola.

Las patronales quieren seguir llenándose los bolsillos,los sindicatos quieren mirar para otro lado y cambiar plata por salud. Los trabajadores en Mondelez decimos : ¡Las vidas de los Trabajadores valen!

Desde la Agrupación Bordo impulsamos la necesidad de Comisiones de Seguridad e Higiene en todos los lugares de Trabajo para cuidarnos los trabajadores.

Y tenemos que empezar a coordinar con los demás trabajadores de la zona para fortalecer está y todas las luchas como la de los compañeros de la Planta Victoria, del Centro Médico Talar, los trabajadores de Vía Bariloche y diferentes sectores en lucha.

¡Unidad de los Trabajadores!







Temas relacionados

Coronavirus   /    Mondelez-Kraft   /    Zona Norte del Gran Buenos Aires   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO