×
×
Red Internacional

Las enfermeras y enfermeros marcharon hoy a la Municipalidad de Quilmes, dirigida por Mayra Mendoza, para denunciar los 65 despidos sin indemnización y el no pago de salarios que se dieron en el marco del desmantelamiento de la clínica. El dueño, Alejandro Poli, es el titular de La Federación de Remiseros, que fue candidato a diputado por Juntos Por el Cambio en 2019 - puede llegar a asumir- y que este año se sumó con su partido Fé al Frente de Todos.

Miércoles 29 de septiembre | 18:56

Cuando los trabajadores llegaron en el día de hoy al portón de la municipalidad los esperaba la seguridad y la policía para no permitirles el ingreso. A partir de un intercambio y la insistencia de los trabajadores presentes en la concentración fueron recibidos en el municipio donde se acordó una reunión para el próximo viernes con funcionarios municipales, según consta en actas que fueron solicitadas por los trabajadores.

Los acompañaron en la jornada la Secretaría de Promoción Social y Salud de la comisión directiva del Suteba Quilmes, El Comité Contra la Precarización y Apoyo a las Luchas de Quilmes, Berazategui y Varela, el MST y el PTS, ambos parte del Frente de Izquierda Unidad.

El vaciamiento se viene desarrollando desde el 2018 cuando Alejandro Poli se puso al frente de la clínica cita en 843 nº 2600 en la localidad de Solano, en el partido de Quilmes. En ese proceso los trabajadores y trabajadoras vienen denunciando la falta de insumos para desarrollar su trabajo dentro las medidas de bioseguridad que la pandemia amerita.

Hoy sesenta y cinco familias quedan en la calle producto del negociado en el que se convierte un derecho elemental como la salud. Los despedidos firmaron un convenio con el representante legal Diego Lamoneda, ATSA y el ministerio de Trabajo, del cual sólo les pagaron una cuota y quedó en la nada.

Según los trabajadores afectados “es para poner a su gente, que comente los chanchullos que él quiere cometer ahí adentro. La gente que quedó ha sido amedrentada. Hacen lo quieren con los empleados y con los pacientes”, dentro de estos graves hechos destacan que usan sellos de médicos que ya han fallecido, y la sobre facturación de arreglos edilicios, y que junto a sus socios Diego de la Moneda, Silvia Solá y José Nicolás Bazano están denunciados por aprietes y amenazas que incluyen a familiares de pacientes internados.

Las y los trabajadores esperaban una respuesta en cuanto al pago de las indemnizaciones correspondientes.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Banner elecciones 2019

Destacados del día

Últimas noticias