×
×
Red Internacional

El 15 de diciembre hay elecciones en el sindicato de las y los trabajadores de la educación, el más grande de la provincia de Mendoza. En esta elección se pone en juego la democracia sindical y la independencia política. Actualmente conducido a nivel provincial por el FURS. ¿Por qué defender esta línea?

Sábado 4 de diciembre de 2021 | 12:03

La disputa electoral, en la que el FURS pretende defender la conducción, es con aquellos proyectos que quieren un SUTE subordinado a los gobiernos de turno, sin democracia y con privilegios. Por eso, en primer lugar, el llamado es a dar la pelea por mantener la recuperación del SUTE.

El FURS propone fortalecer y continuar con la experiencia de SUTE democrático, transparente, independiente de todos los gobiernos y con perspectiva de género.

Desde la recuperación histórica, podemos afirmar que los sindicatos surgen independientes del Estado. En sus orígenes, estuvieron conformados por corrientes anarquistas y socialistas, y su papel era el de ser una herramienta de lucha y organización de los trabajadores. El surgimiento y consolidación del peronismo va de la mano de la subordinación de los sindicatos al estado. Cooptados, maniatados, con dirigentes comprados, estatutos proscriptivos, favores, privilegios, y más. Esto fue escalando y profundizándose. Hoy el modelo de sindicalismo "peronista" es el de dirigentes sindicales atornillados a sillones y empresarios multimillonarios como los Moyano, Caló, Baradel, Daer, etc, etc. También los Márquez, Arancibia, o Macho. Es el que no queremos que vuelva al SUTE nunca más.

Queremos un sindicato que no avale el ajuste, que no negocie a espaldas de los y las trabajadoras, que no firme a la baja y en negro. Que no se siente a negociar, en medio de la crisis, como cumplir con el FMI a costa de nuestro salario, de las jubilaciones, de la salud y la educación.

Te puede interesar: El SUTE exige aumento salarial y apertura de paritarias: con 1 salario no se vive ni 15 días

La burocracia peronista del SUTE

Antes del 2017 el peronismo estaba aglutinado en una sola lista, La Celeste.
Tras la derrota del Ítem Aula y las contradicciones de su partido político, se dividieron en 2.

Por su lado, en la Azul Naranja, alineada con el sector de Anabel Sagasti del Frente de Todos, quedaron Mateluna, el anterior Secretario General, Gustavo Correa, Secretario General de la CTA y una lista importante de nombres que ya cumplieron varios mandatos: "el SUTE que se viene" no tiene mucho nuevo para mostrar. Se presenta con una lista provincial y en los departamentos. Es el kirchnerismo, es decir, que están alineados al Gobierno Nacional y a la CTA de Yasky, Baradel y es la razón por la que se niehgan a exigir a la CTERA un plan de lucha. Su principal referente es Gustavo Correa, integrante del Frente de Todos y Secretario General de la CTA de los Argentinos.

Desde su cargo y con íntimas relaciones con el Ministerio de Trabajo impulsó varias demandas al SUTE, en las que exige que con el dinero de los y las afiliadas se le paguen más de 3 millones de pesos. Leer acá

Otra cosa que los caracteriza es haber metido al Ministerio de Trabajo en la interna gremial, no una, sino varías veces. Un ejemplo fue el pedido de intervención de Guaymallén, pretendiendo que el Estado de vuelta el resultado de las urnas.

Frente Celeste- Verde (Son dos agrupaciones, la Celeste del pj y la Verde del PCR, en el Frente de Todos). Se presentaron al provincial y a los departamentos.
La Agrupación Verde fue parte del FURS. Pero históricamente fueron una corriente semiburocrática, que pasa del oficialismo a la oposición sin ruborizarse. Lo hacen en todos los gremios, en todo el país. Fueron menemistas y antimenemistas. Antikirchneristas y luego kirchneristas.

Durante el 2020 militaron contra el paro que fue debatido en asambleas y estaban a favor de la propuesta salarial del Gobierno que estipulaba aumentos a la baja y bonos en negro.

Alberto Muñoz, ocupando el cargo de Secretario Adjunto, perdió 1000 a 1 en el Plenario Provincial y renunció a ser más miembro paritario por los cuestionamientos hacia él por militar la aceptación de la propuesta del gobierno. Esto significó un quiebre que hoy resuelven yéndose, como han hecho muchas veces, con la burocracia peronista.

La Celeste también es parte de la interna del PJ. El ala de Bermejo. Oscilan entre negarse a sacar medidas de lucha como la AN y presionar al secretariado unilateralmente. Por ejemplo, traen como propuesta levantar una carpa y luego no la sostienen.

El principal referente es Gustavo Maure, histórico de La Celeste en Mendoza y de la CTA kirchnerista, que se fue a militar a Kolina (Alicia Kirchner), alineándose con la Cámpora y él fue referente del espacio en Mendoza y articulaba con Desarrollo social, es decir que después de estar dos mandatos en el sindicato, pasó a ser funcionario del Estado en el Ministerio de Desarrollo Social.

Mientras Gustavo Maure era secretario gremial, durante el gobierno de Nestor Kirchner, se implementaron los CAJ y CAI, en negro, empujando a cientos de trabajadores de la educación al monotributo.

Además, fue director del IES Simón Rodríguez llegando a ganar más que un supervisor. Allí se estudiaban carreras que existen en otras instituciones educativas estatales y los estudiantes tenían que pagar una cuota. Un proyecto que le costaba 7 millones al año al SUTE y competía con nuestros institutos de formación, tan vapuleados y atacados por el Estado.

La propuesta de refuncionalización del IES Simón Rodríguez como un centro de investigación, formación y estadística, ganó la votación en un plenario por 154 votos. Acá se puede leer.

Fue una agrupación que votó en contra de la ayuda solidaria en medio de la pandemia, en la que se propuso confeccionar bolsones de mercadería. Luego en minoría quisieron imponer que se cobre la mitad del bolsón a cientos de compañeros en medio de una crisis sanitaria y económica. Ni siquiera habilitaron las sedes Departamentales que dirigen para la logística de distribución de la ayuda solidaria.

Siguiendo la línea partidaria, votaron en contra, cada vez que se puso a consideración, por la defensa de la 7722. Ninguneando la participación de miles de trabajadores y trabajadoras de la educación en las asambleas sociambientales, en los cortes de ruta, en las movilizaciones, en las jornadas de diciembre de 2019, el mandato era el del PJ pro megaminero, y no de las escuelas.

Por su parte la Lista Ámbar (Cristina Raso, ligada al ala Ciurca del peronismo) presentó la lista en 12 departamentos, entre los que se encuentran Godoy Cruz, Luján, Junín, Guaymallén, San Rafael, Lavalle, Capital y el provincial.

Siempre fueron de la Celeste. Cristina Raso ya ocupó cargo de conducción, aunque diga que es lo nuevo.

Por su parte, la Lista Rosa/Tribuna Docente (orientada por el PO), lamentablemente decidió presentarse aparte y contra el FURS, en Capital, Lujan, Godoy Cruz y Las Heras, dividiendo la fuerza de los sectores anti burocráticos. Una actitud divisionista e irresponsable.

Otra lista es La Roja (orientada por la COR) que históricamente se presentan solos, sin aportar a la construcción de frentes para dar pelea a la burocracia.

Defender el SUTE recuperado

El FURS (Frente de unidad por la recuperación del Sute) se presenta con más listas Marrón y Bordó/ 9 de abril. Es la actual conducción provincial y de 6 departamentos.

En esta etapa tan compleja, viniendo de la derrota del Ítem Aula de la conducción anterior y teniendo que atravesar la pandemia y enfrentar no solo al gobierno sino los ataques y boicots de la burocracia sindical que dirige 12 seccionales, se propone ir por más fuerza para la etapa que se viene.

Entre los principales hitos que se destacan de estos 4 años estuvo el de acabar con los privilegios en el sindicato, votar e impulsar el fondo de huelga, conquistar la Reglamentación de la licencia por violencia de género, la equiparación salarial entre suplentes y titulares, continuidad de miles de suplentes, pago de ítem aula a compañerxs con enfermedades, titularización de celadores y celadoras, movimientos en secundaria después de casi 10 años, y más. Aquí podes leer más.

Después de décadas de conducciones Celeste, de prácticas burocráticas, intimidatorios, de censura en los plenarios, persecusión política a delegados y delegadas opositores, de relaciones e intercambio de favores con los gobiernos de turno, hemos recuperado las asambleas y plenarios como forma de resolver la orientación de nuestro sindicato y sobre todo se recuperó la palabra de los compañeros y las compañeras. Se terminaron los sobresueldos. Se dispuso el gasto de los fondos del sindicato con orientación social y solidaria. Enfrentamos un ataque durísimo como el de la nueva ley de educación y ganamos. Dijimos y decimos que la educación pública la sostenemos entre todos y todas las trabajadoras de la educación, dando voz en las paritarias al sector más postergado: celadores. Pesamos la educación de conjunto, nos preocupa el presupuesto, la realidad de los y las estudiantes y sus familias, las condiciones edilicias, las viandas, la conectividad. Pusimos en pie una campaña que ya es parte de la cultura de Mendoza y una exigencia fundamental: #MasParaEducación.

El 15 de diciembre la única alternativa independiente de los gobiernos, democrática, transparente, de lucha y con perspectiva de género es el FURS, lista 7.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias