×
×
Red Internacional

Perfil.¿Quién es Alejandro Amor? El sindicalista cercano al macrismo y primer legislador del peronismo

Es el candidato ideal para ser “oposición amiga” a Larreta. Como legislador fue aliado varias veces a los intereses del macrismo, incluso contra su propio bloque. Llegó a Defensor del Pueblo con los votos del macrismo y del kirchnerismo. Viene de la conducción sindical de Sutecba, un gremio “oficialista ”, que viene negando los reclamos de enfermería

Lucas CoriaTrabajador estatal | Desarrollo Social de la Nación

Patricio Abalos TestoniRedacción CABA - @ElPatoAT

Lunes 16 de agosto | 11:31

Las listas del Frente de Todos en la Ciudad de Buenos Aires se conformaron con una impronta de oposición amistosa con Rodríguez Larreta: llevan como primer candidato a diputado nacional a Leandro Santoro, quien fue hasta hace unos años un radical furiosamente antikirchnerista. A Santoro lo sigue en la lista Gisela Marziotta por el peronismo porteño de Víctor Santa María, un sector que votó varias veces junto al macrismo en la Legislatura. Esta esencia toma aún más fuerza al ver la trayectoria del primer candidato a legislador de la Ciudad, Alejandro Amor.

Te puede interesar: La trayectoria de Leandro Santoro: de radical antiperonista a candidato de Alberto

Este dirigente viene de ser Defensor del Pueblo desde el 2014, con una gestión que siempre se mostró amistosa con el Jefe de Gobierno, incluso muchas veces se lo pudo ver a Amor en actos de Larreta. En algunos casos, desde la Defensoría se promovieron directamente políticas del macrismo, aun siendo cuestionadas por la oposición, como la boleta electrónica en el 2015. En ese momento Amor hasta sacó notas en Clarín defendiendo este sistema.

El aliado clave en la legislatura que lo catapultó a la Defensoría

Alejandro Amor llega a la defensoría, luego de ser legislador, a partir de que lo votó tanto su bloque, peronistas/kirchneristas, como el bloque del macrismo, resultando en un hecho histórico que él mismo destacaba: “Es la primera vez que un defensor es elegido por unanimidad. Fue un acuerdo político, y la democracia funciona con acuerdos”. Justo el año siguiente en que asumió, el macrismo aumentó la partida presupuestaria de la Defensoría en un 40%, lo que creó más sospechas porque no son habituales estos aumentos de un año a otro.

Este fue el premio de su gestión en la Legislatura. Amor llegó a la banca con la lista de Cabandié en el 2011, en esos años votó leyes claves para Mauricio Macri quién era Jefe de Gobierno en ese entonces. Fue uno de los que votó la venta de 45 hectáreas para un campo de golf, enfrente del Barrio carenciado Papa Francisco en Villa Lugano y luego de que sus habitantes hayan sido reprimidos. La ley se la recuerda como Ley Ritondo y la votó todo su bloque.

Pero también dio votos al macrismo en contra de su propio bloque, favoreciendo directamente al oficialismo del PRO. Por ejemplo en el proyecto del macrismo para la ampliación del presupuesto en el 2013 por 7000 millones de pesos, el sindicalista le dio el voto que necesitaba el macrismo para su aprobación, mientras el Frente para la Victoria se abstuvo.

También es recordada la ayuda que dio Alejandro Amor para que se promulgase una ley de Macri que beneficiaba a Clarín y a La Nación a fines del 2013: siendo presidente de la comisión de Desarrollo Económico firmó un dictamen a último momento que incluyó la exención de impuestos para las plantas de impresión de varios diarios y revistas, decisión que fue cuestionada por miembros de su bloque.

Estos dos ejemplos se dieron justo meses antes que lo designaran Defensor del Pueblo. Es claro que los favores se pagan entre amigos, y todo quedó registrado en esos aplausos de los dos bloques cuando fue designado en este puesto ese abrazo de Cristian Ritondo, el conocido operador del PRO.

Patotas, precarización y la negativa a considerar a enfermería como personal de salud

Toda esta trayectoria con cercanía con el macrismo y el larretismo, proviene del aprendizaje que tuvo como dirigente en el Sindicato Único de Trabajadores del Estado de la Ciudad de Buenos Aires (S.U.T.E.C.B.A.) y por su paso a la Confederación de Obreros y Empleados Municipales de la Argentina (C.O.E.M.A).

Amor fue un dirigente histórico de este gremio de municipales de la Ciudad que es comandado por Amadeo Genta hace 36 años (uno de los vacunados VIP junto a su hijo), y que siempre se colocó en complicidad con el gobierno de turno (llámese De la Rúa, Ibarra, Telerman, Macri o Larreta) y degradando las condiciones de los trabajadores de la Ciudad.

A partir de esta connivencia, esta burocracia sindical se manejó con total impunidad, incluso actuando reiteradas veces con una patota de barrabravas, donde golpeó y amenazó a trabajadores que se organizaban como autoconvocados o con ATE. Hasta que asumió como legislador, Alejandro Amor se desempeñó como Secretario Gremial, y durante esos años por ejemplo la patota actuó para evitar una votación de delegados de ATE en Ciudadanía Porteña, golpeó trabajadores del Ministerio de Desarrollo Social en el ex hospital Rawson, entre varios ejemplos de apriete.

Te puede interesar: Patota de Sutecba golpea a trabajadores de Promoción Social en ministerio porteño

En todos estos años como legislador y luego en la Defensoría, no dejó de participar en la política interna del sindicato y de defender los intereses de la Conducción. Un gremio que a parte viene estando en contra del reclamo de enfermería, para que sean reconocidos como profesionales de la salud, con el argumento de que no pueden irse de Sutecba.

Un ex aliado de él en Sutecba, Carlos Elías, que ahora se identifica en otra ala dentro de la burocracia sindical, definía a Alejandro Amor en julio de este año en una entrevista a Infobaires24 de esta manera: “Es como la cepa delta del coronavirus: llega más rápido para hacer más daño a los trabajadores y trabajadoras por directiva o necesidad de Larreta”.

Te puede interesar: Las sindica-listas del peronismo: cada vez más devaluadas

Los trabajadores del Gobierno de la Ciudad conocen bien en sus propios cuerpos las consecuencias de la política de esta conducción en complicidad con los gobiernos. Estos años creció la precarización, con contratos basuras, y los salarios se degradaron con paritarias siempre de las más bajas. Este es el sindicalismo que dirige estas burocracias sindicales, y no por nada esta semana recibió el apoyo de la CGT y de Daer.

Alejandro Amor es otro ejemplo de que las listas del Frente de Todos en la Ciudad no van a enfrentar a Larreta, más allá de sus discursos opositores de campaña. En este sentido Amor declaró hace unos días que hay que construir "una mesa de diálogo social y político nacional en el marco de la situación de crisis actual”. Y agregó: “Antecedentes propios y extranjeros como el Pacto de la Moncloa demuestran que éste es el camino a seguir”

La connivencia en la Legislatura es histórica, y que Amor vaya como primer precandidato a legislados por el peronismo es una clara referencia de cómo se va a actuar en este bloque. Una vez más se evidencia que los intereses de estos políticos terminan siendo los contrarios a los de los trabajadores y las grandes mayorías.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Banner elecciones 2019

Destacados del día

Últimas noticias