Sociedad

GATILLO FÁCIL EN MENDOZA

"Queremos obtener una condena ejemplificadora y que siente precedentes”

La mamá de Lucas Carrazco, asesinado por la policía en un partido de la Lepra, conversó con La Izquierda Diario antes que comience el juicio por el crimen del joven.

Gustavo Vitale

Delegado ATE Mendoza - Secretaria de Agricultura Familiar

Jueves 28 de julio de 2016 | Edición del día

Viviana Espina: “queremos obtener una condena ejemplificadora y que siente precedentes” - YouTube

Esta semana comienza el juicio en los Tribunales Provinciales por el asesinato de Lucas Carrasco. En el juicio se va a juzgar al policía Diego Guzmán. Familiares, amigos y diversas organizaciones exigen Justicia y convocan a acompañar a la familia de Lucas. 
 
A continuación puede verse el video y leer la entrevista a Viviana, madre de Lucas. 
 

¿Quién era Lucas Carrazco? 

 Mi hijo era un chico muy sano. Se llamaba Lucas Gastón Carrazco. Tenía 22 años. Trabajaba con mi esposo. Era ayudante de gasista. Tenía una vida normal, era un chico sin antecedentes. Muy libre, feliz y tranquilo. Un simpatizante de la lepra; no un hincha. Era una persona activa, llena de sueños, de ilusiones, de esperanza y proyectos, que quedaron truncos con el accionar de este delincuente disfrazado de policía. 
 

¿Cómo lo asesinaron? 

Recordemos que Lucas falleció el 16 de Marzo del 2014, a manos de Diego Guzmán, policía del cuerpo de infantería. Quién le disparó por la espalda, a 10 metros, un gas lacrimógeno por la cabeza. Hay muchos testigos que lo ven apuntar el arma, bajar, volver apuntar y disparar. Él hace una acción pensada, premeditada. Y por eso buscamos justicia y que se revierta la calificación actual. 

¿Cuál es la calificación actual? 

Homicidio culposo, que significa, más o menos, que tiene impericia. Y lo que queda muy en claro, es que fue con dolo. Es un homicidio doloso porque él tuvo la intención de matar. Al ser un profesional de la seguridad, porque es un policía de cuerpos especiales, es de infantería, se supone que está preparado psíquica y físicamente para actuar ante un tumulto de gente. No tiene impericia al dispararle a un chico por la espalda, lo hace en forma deliberada. Es un homicida. 

¿Cuál es la responsabilidad del Gobierno? 

La violencia institucional, sigue siendo la misma que en la época de la dictadura, los métodos siguen siendo los mismos. En 30 años de democracia, han pasado los gobiernos, y no ha habido quién se ponga en frente de la institución, ya sea de la policía, de gendarmería, y tome las medidas correspondientes. No tienen una sanción correcta. No tienen un nivel de disciplina. No tienen peritajes para ver si están bien psicológica y físicamente, si están aptos para portar un arma. El 70% de la policía de Mendoza está involucrada en hechos de violencia de género, violencia intrafamiliar. Son números aterradores. La mayoría de la policía tiene algún tipo de antecedentes. Ni hablar de los delitos donde ellos participan, robos, secuestros,etc. Yo creo que ningún gobierno que ha pasado le ha puesto un freno a esto, ni tomado las riendas para hacer una policía como debe ser, un grupo de profesionales que sean correctos, que estén a la altura de lo que la seguridad hoy necesita. 

¿Qué opinas de la Justicia? 

La justica es cómplice, la mayoría de las veces sabe que el accionar de la policía no es el correcto. El uniforme es como que les da impunidad. No sé si tienen temor, si tienen complicidad. Bueno, al tener temor también son cómplices. El hecho de no esclarecer, de no ir a fondo, dejar las causas…por ejemplo el caso de la comisaria 29 de Godoy Cruz donde 10 chicos se han “suicidado” y no hay un fiscal de delitos complejos que pueda esclarecer esos hechos. Allí muere Leo Rodríguez. 

¿Cómo fue el proceso en el que te organizaste con otras mamás y familiares de víctimas de gatillo fácil? 
 
Esto es como una historia que uno no piensa vivirla, como es la violencia más impensada, que tu hijo muera a manos de quien debe darle seguridad. Vas descubriendo en el camino muchos casos, como el caso de Tania Páez y Lorena Castro, que ocurrió al poco tiempo que falleció Lucas, como el caso de Willy Gil, como el de Leo Rodríguez, como Andrés Campoy que muere a mano de Gendarmería. Con esas mamás nos hemos ido agrupando, nos hemos ido conociendo. Nos fuimos teniendo un contacto, sobre todo para hacer difusión de los casos, para que se conozcan, y para contenernos también entre las madres, porque es muy difícil llevar esta situación. Es un duelo muy importante para toda la familia, no solo para las mamás. Por ese motivo las mamás nos hemos agrupado con un sólo objetivo: obtener justicia, y el esclarecimiento de las causas. Y también hemos tenido una consigna desde el principio, que ninguna agrupación política nos quiera teñir las causas. 

¿Qué expectativas tienen en el juicio? 

Las expectativas son obtener justica, obtener una condena ejemplificadora. Poder revertir la calificación actual. Lograr una sentencia en un caso de gatillo Fácil que siente precedentes. Que sea una referencia para otros casos. Y sobre todo que no quede impune. Yo tuve una experiencia positiva con el fiscal que me tocó a mí en la causa, el doctor Daniel Carniello, que era fiscal de delitos complejos en ese momento. Él tuvo un accionar muy bueno, muy importante, trabajó en forma correcta, eficiente. Realizó unas investigaciones muy importantes, que echan mucha luz sobre el caso de Lucas. Donde en un principio Comperatore, quien estaba a cargo del Ministerio de Seguridad, salió a decir que mi hijo había participado en una pelea y que le habían dado un botellazo, que el chico estaba ebrio. Cuando Lucas muere se hace la necropsia, da cero alcohol, cero droga, cero ansiolíticos, cero restos vítreos; solamente hay declaración de pólvora en su cuerpo y en su ropa. Todo eso fue investigado por el fiscal Carniello, gracias a eso se logró la imputación. Gracias a eso se logró la imputación. Tras una efectiva investigación se dio con el arma y con la persona: Diego Domingo Guzmán Salazar, que es el imputado por el homicidio. Nuestras expectativas es que tenga una condena acorde al daño que realizó. Dejó un hogar trunco, sin una persona súper amorosa, un chico sano, inteligente, que llenaba esta casa de vida. Estamos todos enfermos de ausencia. Porque se enferma uno de pensar en todo lo que podría haber sucedido, en las circunstancias en que trascurrió, lo que podríamos haber hecho, lo que no. Lamentablemente ya no hay nada más qué hacer, solo esperar que se haga justicia. No sólo para Lucas, sino también para sus hermanos, para su papá, para la sociedad en general. El objetivo de esto es que no se repita, que otra familia no tenga que pasar por lo que estamos pasando nosotros. 

¿Cuándo comienza el juicio y cuál es el planteo de la familia de Lucas? 

El jueves 28, viernes 29 de Julio y el 1 de Agosto es el debate. Yo convoco a todos los jóvenes, a todas las familias que nos quieran acompañar, porque este episodio que ocurrió con Lucas, este homicidio, le puede pasar a cualquiera, nadie está exento. La violencia Institucional puede golpear la puerta en cualquier momento. Que este homicidio no quede impune y que nos acompañen, sobre todo los jóvenes, que son blanco fácil. Alguien por ahí una vez dijo “los jóvenes molestan”, y ese alguien fue Pérez Esquivel, yo creo que tiene razón, porque los jóvenes generan cambios. Los cambios le molestan a ciertas estructuras. 







Temas relacionados

Libertades Democráticas   /    Mendoza   /    Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO