×
×
Red Internacional

Con el conjunto de los trabajadores de la educación fuera de las aulas, el ministro Esteban Bullrich convocó a una "Mesa de Trabajo" paritaria a la cual asistieron representantes de los cinco sindicatos docentes nacionales CTERA, UDA, AMET, Sadop y la CEA. No ninguna definición en defensa del salario y el presupuesto educativo

Nathalia González SeligraDocente | Secretaría de organización Suteba La Matanza

Viernes 8 de enero de 2016 | Edición del día

A un mes de gobierno de Macri, en un mar de amenazas y cese de miles de puestos de trabajo y recortes de programas estatales, los gremios se reunieron con el ministro de educación Esteban Bullrich. El jefe de la cartera educativa se comprometió a no cesar a ningún docente y pautaron una nueva reunión para fines de enero cuando comenzaran formalmente las paritarias. Según sus propias declaraciones allí evaluarán el impacto de las medidas económicas en el poder adquisitivo del salario, condiciones laborales y temas pedagógicos en comisiones, como el instituto de evaluación y la continuidad de los programas socioeducativos, como el Plan Fines Plan de Orquestas Infantiles, y Nuestra Escuela.

Nuevamente, como en diciembre, los dirigentes asistieron sin ningún mandato ni consulta mediante asambleas a los docentes. La CTERA declaró "Ni la educación, ni los salarios docentes ni los programas educativos nacionales pueden ser variable de ajuste” Sin embargo dejaron correr el ajuste que ya pasó con la devaluación, inflación y pérdida del poder adquisitivo en diciembre, se bajaron de la pelea por el bono de fin año y permitieron que Bullrich fijara en siete provincias el Salario Mínimo, Vital y Móvil de 6.060 pesos. A fines de enero evaluarían el impacto económico, que cualquier trabajador ya puede concluir que ha perdido en este mes más de 30 % de poder adquisitivo.

De este modo dan tregua a la política de Bullrich, que sintonía con la línea de chantaje de Prat Gay de acotar los reclamos salariales a un 25% con la excusa de cuidar el empleo, busca poner un techo en lo salarial que sea referencia las distintas provincias en sus respectivas paritarias, adelantándose al comienzo de clases para evitar cualquier medida de lucha.

El gobierno de Macri ha beneficiado a grandes empresarios del campo desde el primer día y junto a las empresas buscan condicionar los reclamos salariales. Los sectores combativos, como los SUTEBA Multicolor, nos hemos movilizado el pasado 22/12 contra el ajuste y por un bono de fin de año, mientras Yasky y Baradel hacían declaraciones mediáticas que se perdieron en el éter.

No queremos pagar los costos de la crisis

Por ello exigimos a los dirigentes de SUTEBA, CTERA y el conjunto de los gremios docentes, la preparación de asambleas y plenarios de delegados para preparar un plan de lucha en defensa de la escuela pública y nuestro salario como también rechazar todos los intentos del macrismo de avanzar sobre nuestras condiciones de trabajo con la implementación de un nuevo convenio de trabajo y el instituto de evaluación docente atada a la productividad, al salario, incluso a la estabilidad.

Hace falta un plan de lucha nacional para pelear por ningún cese ni baja de puestos de trabajo, acabar precarización laboral de los planes como el Fines y Orquestas de Bicentenario inmediata de titularización de todos cargos. Exigimos el blanqueo de todas las sumas en negro, un salario inicial equivalente a la canasta familiar por cargo y salarios indexados a la inflación.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Banner elecciones 2019

Destacados del día

Últimas noticias