×
×
Red Internacional

Eliminatorias.¿Qué puede resolver la FIFA sobre el fallido partido entre Brasil y Argentina?

¿Le darán el triunfo a Argentina? ¿Será Brasil el ganador? La burocracia del fútbol mundial resuelve “en el escritorio” y cada seleccionado busca los argumentos para justificar su exigencia de los tres puntos. Las razones de fondo que metieron a Anvisa en la cancha y obligaron a la suspensión siguen siendo un misterio.

Domingo 5 de septiembre | 22:29
Foto AFP

¿Sabía la AFA que esto podía pasar? ¿Lo sabían los mismos Martínez, Romero, Lo Celso y Buendía, quienes residen en Inglaterra y se sumaron en la última semana a la selección argentina para los tres partidos de Eliminatorias? Por el momento no se sabe.

Lo cierto es que los cuatro jugadores argentinos fueron denunciados por autoridades sanitarias brasileñas de haber violado las normas migratorias de Brasil en el marco de la pandemia del covid-19. Ése es el hecho, la excusa, que llevó a esas autoridades a meterse en el campo de juego a poco de comenzado el superclásico sudamericano entre la selección local y Argentina.

La Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria de Brasil (Anvisa) denunció que los cuatro jugadores mintieron en la declaración jurada que firmaron al entrar desde Venezuela. Según la información de Anvisa, los jugadores omitiendo decir en ese documento público que hacía pocos días habían partido desde Inglaterra. El Estado brasileño obliga a quienes estuvieron en ese país dentro de los 14 días previos deben realizar una cuarentena apenas pisan suelo carioca.

Define la FIFA

Una vez desatado el escándalo en pleno estadio Arena Corinthians y con las cartas echadas, Conmebol emitió un comunicado en el que dicen que “por decisión del árbitro del partido, el encuentro organizado por FIFA entre Brasil y Argentina por las Eliminatorias para la Copa del Mundo queda suspendido”.

A su vez, Conmebol buscó sacarse de encima el problema tirándoselo a la FIFA. “El árbitro y el comisario del partido elevarán un informe a la Comisión Disciplinaria de la FIFA, la cual determinará los pasos a seguir. Estos procedimientos se ciñen estrictamente a las reglamentaciones vigentes. Las Eliminatorias para la Copa del Mundo es una competición de la FIFA. Todas las decisiones que atañen a su organización y desarrollo son potestad exclusiva de esa institución”.

Ahora habrá que ver qué resuelve la Federación Internacional del Fútbol Asociado respecto al truncado superclásico sudamericano. A través de su Comisión Disciplinaria deberá determinar si el partido se reinicia en alguna próxima instancia o bien cómo reparte los puntos correspondientes a la sexta fecha.

Diversos columnistas deportivos aseguran que la selección Argentina es la que debería ser favorecida con el triunfo. Se basan en el hecho de que la suspensión no se produjo por culpa de la delegación argentina sino por la interrupción de Anvisa en el campo de juego. De hecho el técnico Leonel Scaloni aseguró que el equipo se retiró a los vestuarios tras una recomendación de un funcionario de Conmebol.

Además resaltan el hecho de que las propias Conmebol y FIFA dieron el visto bueno para la participación de Martínez, Lo Celso, Buendía y Romero en el partido, cumpliendo los protocolos normales para todos los jugadores de las fechas FIFA.

Apenas la Comisión Disciplinaria reciba el informe del árbitro venezolano Jesús Valenzuela deberá llamar a los representantes de las selecciones, de la Conmebol y de las autoridades estaduales de San Pablo para exponer sus posiciones. Tendrá quince días a partir de esos descargos para emitir una resolución.

Quienes dan crédito a la defensa de la selección brasileña dicen que ésta podría ampararse en la normativa del Estado como ley superior a cualquier normativa en el ámbito del deporte. Eso significaría que la selección argentina sería la que violó las normas y, por defecto, es el equipo local el que debería ser considerado triunfador.

Si alguna de las partes considera inaceptable el fallo de la Comisión Disciplinaria, puede recurrir a la Comisión de Apelaciones. Ésta tiene un plazo de seis meses para fallar. Y hay una tercera instancia para apelar, el Tribunal Arbitral Deportivo (TAS), que puede tomarse todo el tiempo que quiera para dictar una sentencia definitiva.

A juzgar por la performance de ambas selecciones, nada hace suponer que alguna de ellas necesitará como el agua esos tres puntos. Con lo que el fallo final podría llegar incluso cuando terminen las Eliminatorias. El escándalo habrá pasado a ser una delirante anécdota y la Conmebol, la FIFA y las federaciones de Brasil y Argentina seguirán haciendo su juego.

¿Qué dijeron la AFA y la CBF?

Poco antes del atardecer del domingo la Asociación del Fútbol Argentino y la Confederación Brasileña de Fútbol emitieron sendos comunicados, buscando quedar como víctimas cada una con sus recursos.

La AFA expresó su “profundo malestar por la suspensión del encuentro” y aseguró que, “al igual que la Confederación Brasileña de Fútbol” se encuentra “sorprendida por el accionar de Anvisa”.

Ante todo intentan tirarles la pelota a la agencia sanitaria brasileña y a la Conmebol. “Nuestra delegación se encontraba en territorio brasileño desde el día 3 de septiembre a las 8 AM, cumpliendo con todos los protocolos sanitarios vigentes regulados por la Conmebol para el normal desarrollo de las Eliminatorias”, afirma la AFA despegándose de toda responsabilidad.

Por su parte la CBF afirmó que “cumple en su totalidad” cada uno de “los protocolos de salud más rigurosos”. Se diferenció, tajantemente, de Avinsa y afirmó que su papel “fue siempre un intento de promover el entendimiento entre las entidades involucradas para que los protocolos sanitarios se cumplieran satisfactoriamente y se pudiera jugar el juego”.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Banner elecciones 2019

Destacados del día

Últimas noticias