Sociedad

OPINIÓN

¿Qué privilegia el gobierno nacional a la hora de vacunar?

En medio del escándalo de las vacunas VIP, hay un debate profundo sobre los criterios para privilegiar la distribución de los escasos recursos. Primer problema: las vacunas no alcanzan. Segundo: la burocracia del Estado distribuye según sus prioridades

Martes 23 de febrero | 21:00

Hoy vimos en Canal 9 nacional como la campaña de vacunación avanza con los efectivos de las fuerzas de seguridad. ¿Trabajadores y trabajadoras de la salud? ¿Educadores?. No: fuerzas de seguridad.

Cualquiera que tenga familiares o amigos que sean trabajadores de la salud o que tengan hijes en edad escolar se le ocurre que “los estratégicos” y la prioridad son ellos y ellas, quienes estuvieron en la primera línea durante todo el año pasado combatiendo el virus sin los insumos necesarios, sin los elementos de higiene que hacen falta para protegerse y viendo morir a sus compañeres. A cualquiera se le ocurriría que los estratégicos serían docentes, celadores y trabajadores de la educación que desde el lunes pasado están asistiendo a las escuelas que se caen a pedazos y que no respetan los protocolos. A cualquiera que haya escuchado a la ministra afirmar con cinismo que "los chicos van a estar en las escuelas y puede esto ser un aumento de contagios" se le ocurriría que las 18.000 dosis de la vacuna AstraZeneca deben ser aplicadas teniendo en cuenta todo esto. Para empezar, se nos ocurre que las dosis de vacunas que llegaron para 9.000 personas (dos dosis por persona) son extremadamente escasas. Sin ir más lejos somos 50.000 los y las trabajadores de la educación de Mendoza que volvimos a la presencialidad sin contar a les alumnes.

Pero cualquiera no gobierna…

Para el gobierno nacional del FdT la prioridad son los efectivos de las fuerzas de seguridad. Veamos a qué se dedica la policía de Mendoza comandada por el ministerio de Seguridad de la provincia.

Hace dos semanas un policía de la bonaerense asesinó a Ursula Bahillo y el poderoso movimiento de mujeres volvió a rugir con bronca #NiUnaMenos y #elEstadoesResponsable. El femicida, Mariano Ezequiel Martínez, tenía 18 denuncias por violencia de género, la Bonaerense que desestimó las denuncias previas de la víctima, reprimió a amigues y familiares de Ursula que protestaban frente a la comisaría. El gobierno de Kicillof premió a la bonaerense con un aumento.
La semana pasada en San Martín, la policía detuvo a 10 pibas que pegaban carteles de Ni Una Menos convocando a la marcha por Justicia por el femicidio de Paula Toledo, Úrsula y Florencia. En el mismo día, pero en San Rafael al momento en que se dictó la sentencia por el femicidio de Paula unas 200 personas se manifestaban fuera de Tribunales cuando se llevaron al acusado y la respuesta del Estado, fue sacar a infantería para protegerlo, hostigando, insultando y golpeando a les manifestantes.

El primero de febrero mientras se desarrollaban distintas actividades de esparcimiento y las familias caminaban por el parque un móvil de la Policía Provincial entró al Parque y se dirigió directo a un grupo de decenas de pibes y pibas del barrio que practicaban rap y freestyle. Con gran brutalidad aprehendieron a un joven, lo golpearon y arrastraron hasta la camioneta policial para llevárselo detenido. Hoy sigue detenido.

En diciembre más de 8.000 personas nos movilizamos por justicia para Florencia Romano, con bronca nos congregamos en casa de gobierno señalando la responsabilidad nuevamente del Estado por su femicidio. Esta vez fue la policía de Mendoza a cargo de Munives que desestimó una llamada que podría haberle salvado la vida. Hoy sigue en su cargo.

Todes les mendocines tenemos fresco en la memoria el día en que la policía arremetió con gases lacrimógenos y balas de goma a quienes nos encontrábamos en Casa de Gobierno defendiendo la ley que protege nuestra agua, la 7722. Por orden del gobierno desataron una cacería en toda la provincia para garantizarle las ganancias a las multinacionales mega mineras.

La policía es comandada a reprimir a quienes pelean por un techo donde vivir y desafían la propiedad privada de los chetos de este país, como vimos con las familias que estaban en Guernica.

La policía es comandada a reprimir a quienes pelean por condiciones dignas de trabajo.

¿Quién nos cuida de la policía? Se preguntan las amigas de Úrsula. La policía se dedica a perseguir, reprimir, hostigar y acallar a artistas, a la juventud, a las mujeres y a los y las trabajadoras. En definitiva a los explotadxs y oprimidxs.
¿Estas son las prioridades estretégicas del gobierno? Parece que sí
La prioridad debe ser cuidar la salud y la vida del pueblo mendocino
En Argentina ya se detectó la circulación comunitaria de la variante B.1.1.7, que es hasta 70 % más transmisible, lo cual, en el marco de inexistencia de medidas epidemiológicas de supresión de contagios, implica que estamos a las puertas de un peligroso crecimiento de casos. Pero también se detectaron variantes p2 (Río de Janeiro), que se cree que genera disminución de inmunización. Se trata de un panorama muy delicado a nivel sanitario. Y cada día se conocen nuevos casos en diferentes países de brotes ocasionados por la apertura de escuelas sin condiciones.

En este marco, en Mendoza, un Director General de Escuelas dijo en un mismo discurso que “la asistencia” a una escuela sin condiciones para afrontar una pandemia, y sin vacunación para docentes, es obligatoria. Nos mandaron al muere en pocas palabras.

Es que la estrategia de supresión necesaria para enfrentar esta pandemia requiere de inversión en el sistema de salud golpeado gobierno tras gobierno, requiere la centralización del mismo, testeos masivos, rastreos de contactos estrechos para encontrar los focos de contagio y recursos para aislarlos (sin que esto signifique perder el trabajo o no tener ingresos) entre otras medidas. Y sencillamente el Estado no está dispuesto a perjudicar las ganancias de los empresarios para llevar adelante esta tarea.

¿Por qué la prioridad de todos los gobiernos es la policía?

Los “comunes” nos preguntamos, entonces, por qué quienes gobiernan y toman estas decisiones tienen como prioridad a las fuerzas represivas del Estado y no al pueblo trabajador. Los gobiernos nacional y provinciales se están armando para enfrentar a quienes estamos perdiendo en la crisis en curso y que se profundiza. Porque no estamos todes en el mismo barco en esta crisis económica, social y sanitaria. Está claro que en la pandemia no todos pierden. Mientras miles de familias trabajadoras sufren las consecuencias de la crisis sanitaria y social desatada por el coronavirus, un puñado de empresarios vitivinícolas siguen ganando millones a costa de la explotación y precarización de los trabajadores y trabajadoras de viñas y bodegas. Según informó el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, las exportaciones de vino crecieron 46,3% entre enero y julio del 2020.

La escasez de dosis de la vacuna que llegan a Mendoza y todas partes del país se explica por la irracionalidad de las patentes privadas de las mismas. A pesar de que se desarrollaron varias vacunas en tiempo récord y de que en la Argentina contamos con la tecnología necesaria en laboratorios públicos para producirlas, la escasez es lo que abunda. ¿Por qué? Por un sistema de patentes a medida del negocio de las farmacéuticas y no de la salud. Todo se reduce a que la medida de todas las cosas las pone el sistema social en el que estamos inmersos: el capitalismo. Un sistema en el que las prioridades están determinadas por el lucro individual y amparadas por todos los gobiernos del mundo.

Por ejemplo, el principio activo de la vacuna AstraZeneca se produce en Argentina, pero es propiedad del Grupo Insud-Pharma (del millonario empresario Sigman). Como lees: la vacuna que necesitamos docentes, trabajadores de la salud, ancianos y tantos otros sectores verdaderamente esenciales como lo son los pibes y las pibas repartidores y trabajadores de viña, ES PRIVADA.

Se trata de un negocio millonario. Sigman y los dueños de la industria farmacéutica también están aprovechando la crisis para ganar.

Escasean porque el Estado paga una deuda millonaria que es ilegal, ilegítima y fraudulenta y permite que la salud de todes quede en manos de un empresario amigo. “Que se vacune el que pueda” podría sintetizarse en pocas palabras; y como vimos la semana pasada, les que pueden son los VIP (empresarios, burócratas, funcionarios amigos y allegados del gobierno). Y ahora: la policía también es VIP. Very Important Policía. Porque si en esta crisis estamos todes en el mismo barco, ese barco se parece al Titanic donde están quienes se suben a los botes y quienes se hunden como Di Caprio.

Es estratégico vacunar a las fuerzas represivas porque los gobiernos tanto del Frente de Todos como de Cambiemos tienen planes aún más brutales de ajuste contra el pueblo trabajador y para garantizar las ganancias de unos pocos, y eso todos saben que nunca pasa sin represión. Porque quieren descargar la crisis sobre los hombros del pueblo trabajador a la fuerza.

Porque mientras sigan siendo las ganancias privadas la prioridad de los gobiernos, la educación, la salud, los recursos naturales van a seguir en venta.

La corriente Nacional de docentes 9 de abril pelea por una vuelta a la presencialidad segura y esto implica cambiar las prioridades. Es elemental la inversión en infraestructura escolar, elementos de seguridad e higiene y condiciones laborales.

Para garantizar esto, claramente tenemos que ser las y los trabajadores de la educación quienes definamos cuál es el camino a seguir porque somos los que conocemos nuestras escuelas y porque somos quienes consideramos la salud y la educación una prioridad.

Por eso es urgente avanzar con las asambleas virtuales con mandato de base de todos los trabajadores de la educación junto a las familias y estudiantes, para definir los pasos a seguir. Y mostrar la fuerza que tenemos este 1 de marzo en las calles.







Temas relacionados

#VacunadosVip    /    Vacunas contra el Covid-19   /    Mendoza   /    Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO