×
×
Red Internacional

Desde hace semanas es noticia que el gremio docente de Jujuy CEDEMS tiene dos elecciones paralelas y se realizan denuncias cruzadas entre miembros de la actual Comisión Directiva. Comparto opinión como dirigente de la agrupación docente 9 de abril y candidato a Secretario General por la lista Bordó.

Jueves 28 de julio | 23:15

Muchas compañeras y compañeros me preguntaron durante estas últimas semanas qué pasa en nuestro sindicato CEDEMS. Muchos de ellos vienen de desafiliarse o de alejarse del gremio que en otros momentos los tuvo como protagonistas. Trataré de ser breve para explicar las razones de la crisis en el CEDEMS y de los pasos que son necesarios para recuperar y transformar nuestro sindicato.

¿Quiénes son los responsables de este desastre?

En las elecciones de 2018 la abrumadora mayoría de los docentes votaron contra la conducción oficialista del sindicato, en manos de Ajalla, afín al gobierno de Morales. Dentro de esa mayoría y de forma ajustada, la elección la termino ganando la lista Multicolor conformada por diversas agrupaciones ligadas de una u otra manera a distintos sectores del peronismo provincial. Muchos recordarán que el festejo del triunfo fue en la sede misma del Partido Justicialista. Y al igual que el peronismo encabezado por Rubén Rivarola, la comisión directiva que fue votada para ser oposición a Morales, termino siendo un engranaje más del ajuste que viene imponiendo el gobernador a todos los estatales. En el camino la comisión directiva se dividió en dos alas, una encabezada por el Secretario General, Jorge Montero, y otra por la Secretaria Adjunta, Gabriela Giagante. Dicha división no se fundamentó en poner de pie al CEDEMS para enfrentar a Morales, buscando la mayor participación de los docentes, sino en quedarse con el control del sindicato.

Pasaron así de dividir la comisión directiva a dividir el sindicato por peleas internas y vicios políticos, haciendo pagar estás consecuencias a las y los docentes afiliados. Luego de que se pospusieron las elecciones por la pandemia, este año llevaron su interna política al colmo de dividir el sindicato en dos convocatorias a elecciones paralelas. Ambas cometiendo una serie de irregularidades y maniobras que en última instancia terminan por beneficiar al gobierno de Gerardo Morales. ¿Por qué no realizar una única asamblea y una única convocatoria a elecciones, donde participen todos los sectores y decidan las y los docentes quiénes van a ser sus representantes?

La respuesta nuevamente está en que su intención no es que participen los docentes, ni defender, no reclamar por salario o condiciones de trabajo, esto quedó demostrado, solo les importa hacerse del CEDEMS como un botín de guerra.

Según Jorge Montero, la Secretaria Adjunta Gabriela Giagante está suspendida de la comisión Directiva. Según el sector que responde a la Secretaria Adjunta el suspendido es Montero y Giagante además seria quién encabeza una supuesta Comisión Regularizadora, ¿Está comisión que representatividad tiene? Parece ser un un mecanismo creado que le permite a Giagante tener algún tipo "aval" pero que nace viciada, manteniendo las mismas lógicas pasadas; no una comisión que busque reunir docentes y realizar instancias de deliberación en medio de la enorme crisis y pelear por paritarias dignas. ¿Quién decidió las suspensiones?

¿Por qué participamos de las dos elecciones?

Sin dejar de plantear que es necesaria una única convocatoria a elecciones que evite la división del sindicato, discutimos dar batalla en ambas convocatorias para no regalar el sindicato a quiénes fueron responsables. Lo hicimos, además, llamando a la unidad a otras agrupaciones como la Marina Vilte, con quiénes a pesar de nuestras diferencias, veníamos compartiendo la necesidad de recuperar el sindicato de forma antiburocrática e independiente de los gobiernos. Creemos que fue un error haberse negado partiendo sobre todo de la necesidad fundamental de recuperar el gremio. Por esta razón junto a compañeras y compañeros independientes y que comparten esos puntos, conformamos la Lista Bordó.

La primer convocatoria que responde al sector de Gabriela Giagante, referente además de la Lista Violeta, y que tiene como fecha de elección el 10 de agosto, si bien tuvo una convocatoria pública que permitió participen más listas, tiene todavía la duda de la legalidad de origen ¿Quiénes de la comisión directiva avalaron la convocatoria? ¿si son la mayoría de la comisión directiva, por qué no hay fondos para las elecciones lo que significó modifiquen los lugares de elección? Para nada de eso hay respuesta, a lo que se debe agregar la demora fuera de los plazos en entregar el padrón definitivo y en que aún no se sabe si los fiscales para la elección tendrán la licencia correspondiente. Tampoco accedieron a nuestro pedido de prorrogar la fecha de elección, ya que se realizará justo luego de 3 semanas sin clases, es decir sin que los docentes puedan estar informados.

La segunda convocatoria la impulsa Jorge Montero para el 5 de septiembre, y aquí hay que ser claros, esta convocatoria cuenta con todo el aval, y el aparato judicial y estatal de Gerardo Morales.

Uno de todos los elementos escandalosos es que el cronograma electoral estuvo en la clandestinidad para evitar que se presenten otras listas, incumpliendo todo lo establecido en nuestro Estatuto como incluso en la Ley de Asociaciones Sindicales. Desde la lista Bordó nos presentamos con la misma lista oficializada en la otra elección, pero la Junta Electoral de Montero rechazó nuestra presentación porque no habíamos hecho la reserva de color y nombrar apoderados en tiempo y forma. Nosotros respondimos con algo que es objetivo, la convocatoria a elección se publicó en el diario El Pregón el día 30/06 mientras que el cronograma electoral comenzó 3 días antes. Por eso lanzamos una campaña nacional contra la proscripción de la única lista opositora y exigimos la oficialización, rechazando la intención de Montero de autoproclamarse Secretario General por lista única.

¿Cómo salimos de esta situación?

En primer lugar, creemos que la salida no va a estar de la mano de los responsables que nos trajeron hasta este lugar. La política de Jorge Montero de autoproclamarse Secretario General es la continuidad de firmar paritarias a espaldas de los docentes que ven mes a mes perder frente a la inflación. Una de las claves del superávit del que hace gala el gobierno provincial, un superávit que se logra ajustando y a costa de nuestros salarios. Pero la oposición que se referencia en Giagante tampoco fueron alternativa frente a esa situación. ¿Por qué si son mayoría de la directiva no convocaron a una asamblea para enfrentar la paritaria del 20%? ¿o tienen acuerdo con esa paritaria y solo quieren dirigir el sindicato? ¿Por qué la supuesta Comisión Regularizadora no se pronunció por el espionaje del gobierno a las agrupaciones opositoras? Ninguna salida va a estar en acciones de minorías y a espalda de las decisiones democráticas de todos lso docentes.

Para quienes queremos que el CEDEMS recupere la fuerza y combatividad que supo tener, la primera tarea es pelear contra la división del sindicato y evitar se siga vaciando de participación docente. En ese camino, y mientras se mantengan ambos llamados, creemos que hay que enfrentar el fraude de Montero, para lo cual seguiremos exigiendo la oficialización de la lista Bordó. Pero lo que verdaderamente podría unificar es la realización de una asamblea provincial unificada, que realice una nueva convocatoria, donde puedan participar todos los sectores, del oficialismo y las listas opositoras como la nuestra. Y principalmente, que pueda votar un plan de lucha para reabrir las paritarias de Morales que plantean un aumento del 39% hasta septiembre cuando la inflación anual ya está estimada en 80%, en el camino de un paro provincial con el conjunto de los trabajadores de la provincia que viven la misma situación. no podemos seguir perdiendo.

Nosotros vamos a dar pelea en las elecciones, pero sabemos que la verdadera tarea es la de organizar un gran agrupamiento de docentes, independientes de los gobiernos nacional y provincial, antiburocrático y que quiera transformar el CEDEMS en un verdadero sindicato democrático, de todos los y las docentes, que busque unirse a todos los trabajadores en lucha y que enfrente los planes de ajuste del FMI que aplican Alberto Fernández como Gerardo Morales. La agrupación 9 de abril en el Frente de Izquierda es parte de esa pelea.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias