×
×
Red Internacional

Promesas con plazos incumplibles. Los daños ambientales que casi nadie mide. Columna de economía de El Círculo Rojo, un programa de La Izquierda Diario en Radio Con Vos, 89.9. En texto y audio.

Pablo Anino@PabloAnino

Viernes 3 de junio | 09:55

Foto: Télam.

  • Este lunes 30/5 renunció Antonio Pronsato, el funcionario encargado del proyecto para la construcción del gasoducto Néstor Kirchner.
  • Pronsato estaba bajo las órdenes de los funcionarios kirchneristas Agustín Gerez (titular de Enarsa), quien a su vez depende de la subsecretaría de Energía Eléctrica, dirigida por Federico Basualdo.
  • El funcionario que renunció estaba identificado con Julio De Vido. Es decir, no estaba identificado ni con el kirchnerismo ni con el albertismo.
  • ¿Por qué renunció? No está claro. Es probable que haya influido su malestar por la demora en el inicio de la obra.
  • El Gobierno había anunciado que un primer tramo de la obra estaría listo a mediados de 2023. Se trata de un plazo corto cuando, según los especialistas, la obra normalmente llevaría al menos dos años.
  • Este plazo estrecho obliga, por ejemplo, a que válvulas que se tienen que comprar en el exterior se tengan que conseguir en un tiempo menor al habitual. Los especialistas dicen que esto se puede lograr, pero para que lleguen más rápido las válvulas hay que pagar más de lo habitual.
  • ¿Quién se haría cargo de esa decisión que puede confundirse (o efectivamente tratarse) con un acto de corrupción o mala administración de fondos públicos por pagar precios por encima de los precios de mercado? Es uno de los acertijos.
  • Por otro lado, el gasoducto debe pasar por cuatro provincias. Empieza en Neuquén, pasa por Río Negro y La Pampa, para llegar a Buenos Aires. Todas las provincias, menos una, aprobaron los estudios de impacto ambiental.
  • La provincia de Buenos Aires, gobernada por Axel Kicillof, todavía no aprobó el informe de impacto ambiental. ¿Es el mismo kirchnerismo, que reclama el gasoducto, el que al mismo tiempo pone palos en la rueda? No está claro.
  • Vaca Muerta es presentada como la gran esperanza para que Argentina pueda autoabastecerse, deje de tener déficit energético e incluso pueda exportar gas.
  • Esto está ligado a que pueda abaratarse el costo de gas para los usuarios y para las usinas eléctricas y, por ende, reducir el presupuesto de subsidios energéticos. Es decir, música para los oídos del FMI.
  • Especialistas que consulté señalan que están exageradas las expectativas. Pero, de lo que no hay dudas es que Vaca Muerta es un coto de negocios para las grandes empresas hidrocarburíferas que esperan con ansias el gasoducto. Se trata de YPF, Pan American Energy (PAE), Chevron, Vista Oil & Gas, Tecpetrol (Techint), Pampa Energía, entre otras.
  • Esas empresas no solo son subsidiadas con el Plan Gas, sino que en las últimas semanas el Gobierno implementó un régimen que les permite disponer de divisas en una proporción vinculada a la producción incremental.
  • Entre esas empresas se destaca Techint, una de las principales productoras de hidrocarburos no convencionales, por los cuales recibe subsidios.
  • Pero Techint también fue beneficiada en la licitación para proveer los caños del gasoducto. Y es probable que quede a cargo de la obra civil. Una máquina de vivir de la "teta" del Estado.
  • Pero todo el potencial productivo de Vaca Muerta hoy está limitado por la falta de obras para transportar el gas. Un plan integral, el "Transport.AR", busca superar ese límite: un tramo central de ese plan es el gasoducto Néstor Kirchner.
  • La empresa encargada de la construcción, Enarsa, lo hará a través de un fideicomiso constituido con los fondos derivados de la Ley 27.605, conocida como "Aporte Solidario", más otros fondos que aporte el Estado o los que se produzcan cuando el gasoducto esté construido.
  • Mientras que mes a mes se difunden los récord de extracción de gas y petróleo en Vaca Muerta, se habla mucho menos de otro récord, el del daño ambiental que tiene el fracking, el método de extracción aplicado en los yacimientos no convencionales.
  • La industria hidrocarburífera neuquina registró al menos 9.242 incidentes ambientales desde 2015. El ritmo de los derrames de crudo, agua contaminada, fugas de gases y otros desastres, se duplicó en los últimos cinco años.
  • La información surge de un pedido de informes a la Subsecretaría de Ambiente de la provincia realizado por el diputado del PTS - Frente de Izquierda, Andrés Blanco.
  • El Observatorio Petrolero Sur colaboró en procesar la información, con la que hoy podemos hablar sin lugar a dudas de un nuevo récord. Durante el año 2021 ocurrieron al menos 2049 incidentes ambientales. Un promedio de 5,6 por día.
  • En el informe de los incidentes se advierte que la cantidad y la gravedad están subestimados en tanto se basa en lo declarado por las empresas. Entre las mayores responsables de los incidentes están YPF, Pan American Energy (PAE), Chevron, Vista Oil & Gas y Tecpetrol (Techint).
  • También señala el incremento desde 2017 en adelante cuando se implementó la adenda flexibilizadora del Convenio Colectivo de Trabajo del Sindicato Petrolero de Neuquén, Río Negro y La Pampa (CCT N°644/12), firmada el 31 de enero de ese año. Además, desde ese momento, murieron ocho trabajadores en los yacimientos.
  • La lógica de Vaca Muerta es la misma que la lógica de todo el “modelo” extractivista: poblaciones y territorios de sacrificio, en favor de juntar dólares para pagar la deuda externa.



Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias