Sociedad

ACTUALIDAD

¿Qué pasa con el HIV y el coronavirus?

Según el Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH /SIDA (Onusida) "no hay pruebas sólidas" de que las personas que viven VIH tengan un mayor riesgo de contraer el nuevo coronavirus.

Tomás Máscolo

@PibeTiger

Lunes 16 de marzo | 11:11

Miedo, desinformación, días de encierro. ¿Pero qué pasa con las personas que conviven con el VIH/Sida?. Realizamos una series de entrevistas a personalidades de distintas profesiones para poder informar. La situación es crítica, es necesaria la exigencia de inversiones masivas para todos los hospitales y centros de salud, ese dinero está, pero el Gobierno lo está destinando al pago de una deuda odiosa, nuestra salud vale más que sus ganancias, hoy más que nunca.

¿Qué pasa?

Aunque no hay muchos datos certeros sobre cómo podría afectar a la población con HIV el coronavirus, lo cierto es que por el momento no parece que las personas con el VIH y un sistema inmunitario fuerte corran un mayor riesgo de infección por coronavirus, ni de que esta infección evolucione con mayor gravedad. En esto están de acuerdo tanto el Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH / SIDA (ONUSIDA) como la Asociación Británica del VIH (BHIVA, en sus siglas en inglés) –un organismo que representa a los profesionales sanitarios que trabajan en Reino Unido en el ámbito del VIH.

Consultado por La Izquierda Diario, el Dr. Javier Altclas (Mn 61105), director médico IPTEI, dijo que "no hay un riesgo mayor en las personas viviendo con el VIH, esto está escrito en varias publicaciones. Las poblaciones de riesgo es la persona mayor de 65 años, personas que tienen trasplantes, personas con quimioterapia, las embarazadas a pesar que no está establecido parafaseando un poco respecto al H1N1 también, diabéticos y personas con insuficiencia cardíaco. El VIH en sí no parece ser una condición que favorece al desarrollo de una enfermedad severa por coronavirus".

"Lo poco que he leído dice que personas VIH positivas con las defensas altas o indetectables no tendríamos mayor riesgo que una persona negativa. Esta información igual la tomo entre comillas. Las medidas de prevención hay que respetarlas y también compartirlas. Las personas que vivimos con el virus, estamos muy atentos a lo que tiene que ver con ser punitivistas con las personas que viven con el virus, como se aprovecha esto para sacar patrullas a las calles", dice Lucas Fauno, activista y periodista de Futurock.

En Argentina cada año se registran 6.500 nuevos diagnósticos de VIH. Se trata de una tendencia que se mantiene estable desde los últimos diez años pero que últimamente empezó a registrar algunas variaciones: un aumento de los diagnósticos en mujeres entre los 45 y 59 años y, en varones, un incremento en la franja que va de los 15 a los 24 años.

“Estos datos nos confirman que no solo tenemos que tener una posición dinámica en lo que respecta a las políticas de acceso al diagnóstico y a la prevención si no también estar atentos a los cambios que una epidemia como el VIH tiene en las poblaciones modernas. Vemos cómo nuevamente los varones, especialmente los más jóvenes, gays y bisexuales siguen liderando los casos de infección y cómo las mujeres por encima de los 40 están empezando a tener una relevancia que no habían tenido hasta ahora en la historia de la epidemia”, la dirección de Sida y ETS del Ministerio de Salud de la Nación en enero del año pasado. Los datos que hay en la población travesti y trans datan del año 2014 lo que manifiesta una falta de políticas públicas y de relevamiento serio.

Cabe recordar que el año pasado volvió a perder estado parlamentario el proyecto que plantea actualizar la Ley Nacional de Sida (23.798), sancionada en 1990. El proyecto por una nueva ley de VIH, Hepatitis Virales e ITS fue presentado por primera vez hace cinco años y solo consiguió el despacho de la Comisión de Salud en una oportunidad.

Las ganancias de los empresarios de la salud privada no pueden estar por encima de la vida de las personas

El viernes de la semana pasada Nicolás del Caño y Myriam Bregman (PTS-FIT) presentaron un proyecto ante el Congreso con una serie de medidas de emergencia para la salud pública. Del Caño señaló que “las ganancias y el lucro del puñado de grupos empresariales que manejan la salud privada, no pueden estar por encima de la vida de las personas. Lo mismo con los laboratorios. No puede ser que haya desaparecido hasta el alcohol en gel, o si se consigue cueste carísimo, cuando debería llegar gratuitamente a toda la población”.

Bregman dijo que “recursos hay, pero no pueden ir para la deuda fraudulenta ni para los buitres, hay una emergencia. Y los que ganaron millones durante todos estos años tienen que poner todo lo que sea necesario a través de impuestos extraordinarios para paliar la crisis. Como dicen en Europa, "el ajuste es el paciente cero del coronavirus"”.

Los faltantes de medicamentos para las personas con VIH se suman a las exigencias de un sistema de salud en crisis bajo el actual Gobierno. Es necesario ser reiterativo y exigir más que nunca que nuestra salud valen más que sus ganancias.







Temas relacionados

SIDA   /    HIV   /    Salud   /    Sociedad   /    Géneros y Sexualidades

Comentarios

DEJAR COMENTARIO