Internacional

ITALIA HUELGA GENERAL

“Que la crisis la paguen los patrones”: huelga general en Italia con trabajadores y estudiantes

Este viernes un sector del sindicalismo clasista y combativo llevó a cabo una importante jornada huelga general en Italia, con fuerte incidencia en la logística y la educación. Miles de estudiantes se unieron, con manifestaciones en varias ciudades.

Sábado 30 de enero | 12:19

Foto: La Voce Delle Lotte

Convocada por los sindicatos de base SI Cobas y Slai Cobas y por un sector del sindicalismo combativo reunido en la "asamblea de trabajadores combativos", este viernes tuvo lugar una jornada de huelga general en toda Italia. A las movilizaciones de los trabajadores se sumaron las de los estudiantes en varias ciudades, como Milán, Turín, Piacenza, Bolonia, Roma y Nápoles, con varias marchas de cientos de personas.

Te puede interesar: Huelga general del sindicalismo combativo en Italia: no más beneficios para los súper ricos. ¡Salarios, servicios, justicia social para todos!

La convocatoria reclamaba algunas medidas para enfrentar de conjunto la crisis económica y pandémica actual, entre ellas:

· Un impuesto sobre el patrimonio del 10% para el 10% más rico, para inversiones extraordinarias en la sanidad y en todos los sectores necesarios para contener el virus;

· Aprobación de un protocolo eficaz, a diferencia del protocolo aprobado por la burocracia sindical, para la prevención y el contraste de los contagios Covid 19 en los lugares de trabajo, con el cierre de las empresas en las que no se garantice el derecho a la salud de los trabajadores y la creación de comités de trabajadores para vigilar el cumplimiento de las normas;

· Plan nacional extraordinario de contratación de enfermeras y médicos, con el agotamiento inmediato de las listas de candidatos idóneos y el pase a plantilla fija de todos los trabajadores temporales; reorganización completa del servicio público de salud único, universal y gratuito, con una amplia red territorial, teniendo como centro el objetivo de la prevención de enfermedades y la protección de la salud en el trabajo; expropiación sin indemnización de todas las clínicas privadas, incluso más allá de la emergencia; supresión de los sistemas privados de "welfare" sanitario y de cualquier otra forma de financiación indirecta a la sanidad privada;

· Renovación inmediata de los contratos nacionales de trabajo caducados, con aumentos salariales adecuados que puedan afectar a las condiciones de vida de los trabajadores. Fuerte desincentivo a los contratos precarios y de duración determinada.

La huelga y la situación de crisis política

La huelga se concentró principalmente en el sector de la logística, donde se concentra el sindicato SI Cobas con una gran mayoría de trabajadores inmigrantes, pero también en algunas ramas industriales, o entre los trabajadores de mantenimiento de carreteras como en la región de Campania. En varios territorios, la huelga contó con una gran participación de los trabajadores de TNT-Fedex, amenazados por un plan de 6.000 despidos en Europa, y de los de la empresa italiana de transporte postal, SDA, que llevan tres días de huelga contra un plan de traslados y despidos.

Te puede interesar: FedEx anuncia 6.000 despidos: dos días de huelga en Bélgica e Italia

A las reivindicaciones y movilizaciones de los trabajadores se sumaron las de los estudiantes de decenas de colegios de varias ciudades, que lanzaron marchas con una participación total de varios miles de jóvenes, más un pequeño sector de profesores en huelga. Los estudiantes exigen poder volver a la escuela lo antes posible, pero en condiciones de seguridad, lo que es imposible sin aumentar la financiación de las escuelas, garantizar la gratuidad de los amortiguadores en las escuelas, aumentar el número de profesores y personal escolar, cuyo número es totalmente insuficiente, y estabilizar los contratos de trabajo.

Esta jornada de lucha cae en una fase de crisis política parlamentaria: el pequeño partido liberal del ex secretario del Partido Democrático, Matteo Renzi, ha abandonado el gobierno, y está consiguiendo crear un gobierno con los mismos partidos que antes (PD y Movimiento 5 Estrellas), pero con un mayor peso de su propia línea, abiertamente liberalia y fiel a la “cura” de la Confindustria [el sindicato de a gran patronal italiana] para la crisis pandémica.

Te puede interesar: Renunció el primer ministro italiano: ¿cuál es la crisis de fondo?

El éxito de la jornada de lucha de ayer demuestra que hay un gran potencial de movilización de los trabajadores y la juventud que aún no se ha expresado, y que está bloqueado en primer lugar por la política criminal de la burocracia de los grandes sindicatos CGIL-CISL-UIL, que no tiene ningún interés en movilizar a sus trabajadores y al resto de la clase obrera en una lucha unitaria para no pagar la crisis.

En cambio, afirmamos que lo que necesitamos es precisamente un programa común de lucha y una movilización unificada, sin estar limitados por las diferentes afiliaciones sindicales, que sume las fuerzas de la juventud trabajadora, los estudiantes y el movimiento de mujeres. No sólo para defender los puestos de trabajo atacados, los salarios y las condiciones de seguridad en el trabajo, sino para imponer medidas decisivas y eficaces contra la tragedia del Coronavirus, empezando por la lucha para no dejar en manos de los CEOs de las grandes empresas farmacéuticas el control del proceso mundial de vacunación de la población, y por todo nuestro programa de reivindicaciones. Para que esta crisis la paguen los patrones y no la clase trabajadora.







Temas relacionados

#HuelgaGeneral   /    Italia   /    Huelga   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO