×
×
Red Internacional

Perú.¿Qué hay detrás del llamado de Pedro Castillo a la unidad nacional?

Después de haber sido reconocido formalmente como el ganador de la segunda vuelta, Pedro Castillo Terrones, hizo un llamado a construir un “gobierno de unidad nacional” donde quepan todos, olvidando el papel nefasto de los grandes empresarios y los políticos a su servicio, quienes son los responsables de la actual crisis sanitaria, económica y política que vive el país.

Cecilia QuirozBachiller en Historia, militante de Pan y Rosas Perú y la CST

Miércoles 21 de julio | 20:16

El dirigente magisterial Pedro Castillo fue proclamado oficialmente el pasado lunes 19 de julio, como presidente del Perú. Esto ocurrió después que el Jurado Nacional de Elecciones (JNE) tuvo que resolver una cantidad sin precedente de impugnaciones y apelaciones sobre actas de votación que fueron presentadas por Fuerza Popular con la finalidad de alargar la proclamación de la lista ganadora. Esta prolongación de la proclamación de los resultados de la segunda vuelta le sirvieron a la derecha y a los sectores empresariales para acercarse más a Pedro Castillo, al grado tal que el ex dirigente magisterial terminó llamando a mantener al frente del Banco Central de Reserva a nada menos que Julio Velarde, uno de los más conspicuos representantes del neoliberalismo peruano.

Es en función de este derrotero que Castillo, después que se oficializó su reconocimiento como ganador del balotaje del 6 de junio, en su cuenta de Twitter hizo un llamado al borrón y cuenta nueva, para lo cual llamó a “construir unidos un Perú inclusivo”. Estas declaraciones van en la misma línea del breve discurso que dio desde su local partidario donde, minutos antes había señalado que: “Invoco a nuestros contendores políticos y agradezco a quienes han venido haciéndolo, de acercarnos. Invoco a la lideresa de Fuerza Popular, a la señora Fujimori, que no pongamos más barreras en esta travesía y no pongamos más obstáculos para sacar adelante este país”.

De esta manera queda evidenciado lo que la prensa ya había anunciado en relación a que después de la segunda vuelta Castillo se ha venido relacionando estrechamente con personajes de la derecha política nacional como Daniel Salaverry, George Forsyth, Ollanta Humala, Julio Guzmán, entre otros.

Así mismo, Castillo llamó a Keiko Fujimori a “trabajar juntos por el país”. Este llamado representa no solo un guiño al fujimorismo político, sino también un acercamiento a lo que este sector representa en materia económica. A esto se debe también el llamado a Julio Velarde y las declaraciones de su asesor económico Pedro Francke a mantener incólume el capítulo económico de la constitución de 1993 y la misma constitución, la cual es el principal chaleco de fuerza al servicio de los grandes empresario, que legaliza el saqueo y la precariedad laboral.

Todo esto tiene que ver con la estrategia de conciliación de clases basada en la construcción de un “gobierno de unidad nacional”, que tanto Pedro Francke del nuevo Perú y la izquierda reformista y estalinista, plantean como salida de fondo a la presente crisis política y económica. Este posicionamiento de Castillo ha caído bien en los sectores ligados estructuralmente al gran capital, por ello sus últimas declaraciones fueron aplaudidas por los diversos medios de comunicación, quienes hasta hace unas semanas atrás habían utilizado sus plataformas para implementar campañas racistas y macartistas contra el profesor cajamarquino y sus votantes.

En otro momento de su intervención Castillo dijo: “En este momento llamo a la más amplia unidad del pueblo peruano, llamó a la unidad para forjar y abrir la puerta del próximo Bicentenario que nos queda, sellando este Bicentenario con todas sus diferencias, con todos sus problemas y con todo lo que hemos vivido [...] En este pecho no hay rencor, no hay indiferencia, así como en todos los compañeros y hermanos que siempre sabemos que primero está el Perú, que primero están ustedes, que primero está la raza peruana. Primero estamos los peruanos, primero nosotros”.

Este abstracto llamado a la unidad nacional basado en la defensa de una supuesta “raza peruana”, desconoce las grandes desigualdades sociales que se viven en el país, las mismas que fueron profundizadas por la implementación de 30 años de neoliberalismo, el cual no solo permitió la sobre explotación y el desempleo de millones de trabajadores, sino que también promovió el saqueo de nuestros recursos naturales, la contaminación ambiental y la descapitalización del estado a través del pago fraudulento de la deuda externa. Es como consecuencia de la hegemonía neoliberal que los diversos poderes del estado, los funcionarios públicos y los principales líderes políticos terminaron sirviendo descarnadamente a los intereses del empresariado y, por tanto, la corrupción se convirtió en moneda corriente.

Es precisamente ese modelo económico y ese régimen político sostenido en la constitución de 1993, el que ahora está en crisis, y es precisamente esa crisis orgánica la que llevó a Pedro Castillo a la presidencia de la República. Por eso, su actual posicionamiento y el hecho que en su discurso después de la oficialización de su victoria no haya dicho absolutamente nada sobre el cambio de la constitución vía Asamblea Constituyente y que no haya hecho ningún cuestionamiento al neoliberalismo y a los grandes empresarios nacionales y extranjeros, es contraproducente con la voluntad y las expectativas de sus votantes.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Banner elecciones 2019

Destacados del día

Últimas noticias