¿Qué esperan los AMSAFE para tomar medidas de lucha?

La fuerza del movimiento de mujeres entró a las universidades. Miles de estudiantes y docentes en las calles, junto a la resistencia al ajuste como en el Astillero Río Santiago, muestran el camino. Nuestras propuestas para que Amsafe no quede otra vez en la banquina.

Lunes 27 de agosto de 2018 | 15:19

En medio de un ajuste feroz con directivas claras del FMI, los medios hegemónicos están al servicio de funcionarios que demonizan permanentemente al laburante y poco informan o dan la palabra para que podamos dar idea a la comunidad de las condiciones precarias en las que estamos trabajando, o qué reclamos y necesidades padecemos. Al mismo tiempo tapan los diferentes golpes que los y las trabajadores soportamos con causas judiciales de corrupción como la del “CuadernoGate” en las que raramente se llegue a una consecuencia penal.

Te puede interesar: #CuadernoGate: un terremoto político de consecuencias impredecibles

Mientras tanto el dólar, los despidos, cierres de empresas y la bronca por abajo van en aumento. La muerte por una explosión de gas en una escuela de dos trabajadores de la educación, Sandra y Rubén, y de lo cual la provincia de Santa Fe no está exenta de reclamos que ponen en riesgo a estudiantes y docentes, conflictos docentes en provincias con toma del Ministerio de Educación como en la provincia de Chubut, despidos de trabajadores enFabricaciones Militares de Fray Luis Beltrán.

Tal vez, las dos novedades más grandes sean la lucha de los trabajadores del Astillero Río Santiago que resisten nuevamente los intentos de privatización y fueron reprimidos brutalmente por la policía de Vidal, y junto a ellos, la emergencia de la lucha universitaria, uniendo a docentes, estudiantes y no docentes en un torrente humano que tuvo a Córdoba y Rosario como las dos ciudades más movilizadas del país. Lo que parecía ser “solamente” un conflicto paritario, comienza a transformarse en otra cosa. Y es que el movimiento de mujeres que se puso de pie en aquel NiUnaMenos de 2015 tiene a miles y miles de pibas y pibes en esas aulas. Que esa marea ayude a desplegar la energía del movimiento estudiantil, de los y las docentes, y que confluya con los trabajadores en lucha como en el Astillero Río Santiago es la peor noticia que puede recibir el macrismo, mucho más que el precio del dólar o las internas del PJ para armar sus listas en 2019. Y ahí, es donde hay que apuntar. A dos semanas del aniversario del Segundo Rosariazo, la unidad obrero estudiantil pareciera sobrevolarnos y llamarnos.

Por eso desde la Agrupación Marrón – 9 de Abril exigimos a todos los sindicatos la convocatoria urgente a un paro regional y nacional. Será esta nuestra propuesta en los gremios docentes, para unificar las luchas educativas el miércoles 29 con desobligación y el jueves 30 con paro provincial y nacional de CTERA hasta derrotar el plan de ajuste.

¡La lucha contra el ajuste y por la educación pública es AHORA!

En tiempos de negociación de las paritarias docentes en las que la Comisión Directiva Provincial de Amsafe festejó haber llegado a un mísero 15%, cuando estadísticas oficiales declaraban un 30% aprox. de inflación, la conducción departamental de Rosario anunciaba desobligaciones semanales para hacer frente a ésta lucha. En su momento, en este mismo diario, pusimos a discusión un balance de la lucha paritaria.

Lejos de aquel contexto nacional y viendo que por estos días la situación es mucho más crítica y la crisis más aguda, el gremio docente parece encontrarse con varias limitaciones a la hora de salir a las calles.

En un marco nacional cargado de crisis y conflictos sociales, económicos y políticos, y con la complicidad de los gremios conducidos casi en su totalidad por sectores de la “oposición”, nos urge expresar la necesidad de que éstos se pongan a la altura de los ataques que el pueblo trabajador está sufriendo.

Por un lado, la problemática que atraviesa el sector docente en su conjunto perdiendo el poder adquisitivo mes a mes, teniendo que trabajar doble turno para juntar el peso. Por otro lado, por ejemplo, compañeros y compañeras de jornada ampliada y Cecla que luchan hace tiempo por la titularización de sus cargos, la situación de reemplazantes que no logra avances cuanti ni cualitativos en relación a su estabilidad y mejores condiciones de trabajo, pésimas condiciones edilicias de escuelas que se caen a pedazos, y ni hablar de lo que viven los y las estudiantes que día a día nos muestran en sus cuerpos los efectos desgarrantes de la crisis, etc.

Te puede interesar: "Lo que más bronca da es que les pibes dejen de venir a la escuela porque le faltan zapatillas"

Por el otro, en estos días el sector docente santafecino se vio fuertemente atacado por declaraciones que la Ministra Balagué dio en relación a supuestas irregularidades en licencias médicas.

Mientras Lifschitz destina a educación 1.306 millones de dólares al año, la provincia financia con 13 millones de pesos a 26 sacerdotes, y tan solo ocho empresas, siete de ellas extranjeras, se roban 25.000 millones de dólares por el río Paraná, o sea que ¡8 empresas se llevan 19 presupuestos educativos! ¿Y siguen diciéndonos que plata no hay? ¿Qué la única forma es ajustar los salarios y aumentarnos la EPE?

Te puede interesar: En las escuelas de Rosario se lanza la campaña por la separación de la Iglesia y el Estado

¿No son síntomas de que algo hay que hacer? ¿Qué otro clima espera el sindicato docente para activar un plan de lucha serio, democrático, combativo y constante que le ponga el freno al ajuste de Lifschitz y Macri?

Debemos dejar de ser analíticos sobre la “el salario docente y la cláusula gatillo” por los medios o tener discursos explosivos en los actos para pasar a la acción real en las calles, mancomunados con otros sectores afectados llevar el conflicto a las escuelas, realizando asambleas para que las bases decidan qué rumbo tomar.

Amsafe Rosario debe exigirle a la conducción provincial sumarse a la movilización universitaria del 29A mediante una desobligación provincial, y el paro del 30A de docentes universitarios, de manera tal que todo el colectivo docente y estudiantil pueda participar de esta jornada de lucha. De ahí en más, continuar la pelea semana tras semana con jornadas gremiales y asambleas por escuelas para imponer una Asamblea Provincial que vote un plan de lucha.

Pero no alcanza con reclamar a Ctera y la Directiva Provincial. El departamento Rosario y los demás departamentos opositores (General López, Caseros y Belgrano que suman nada más y nada menos que el 37,06% de la provincia), tienen que tomar la posta y transformarse en ejemplo práctico y en la acción porque ya sabemos cómo y para quién juegan los y las dirigentes Celestes.

Este miércoles es necesaria la desobligación departamental y llamar a todos los docentes y estudiantes a que se movilicen hacia el Monumento Nacional a la Bandera para confluir en una gran jornada de lucha educativa. Los institutos terciarios que vienen dando muchas peleas tienen la necesidad de expresarse como parte de este movimiento nacional. Y el jueves, ante la más que segura negativa de la conducción provincial para parar, Amsafe Rosario debería impulsar jornadas gremiales y clases públicas en todas las escuelas. Al menos las 107 escuelas donde se relevaron problemas edilicios graves podrían hacer clases públicas en la calle junto a estudiantes, padres y la comunidad en general, para ser parte de la jornada nacional educativa, poner todas nuestras demandas sobre la mesa y desmentir las provocaciones de Balagué y Lifschitz.

Estas son nuestras mociones para las asambleas y reuniones de delegados de los próximos días. Solo así, luchando en serio para ser una alternativa a la conducción Celeste de Alesso que tiene miles de acuerdos con la patronal de Lifschitz y con el peronismo que solo piensa en el armado de sus listas en el 2019 haciendo un rejunte de ajustadores y colaboradores con Macri. Los y las trabajadoras tenemos que ser categóricos en la respuesta: ¡Al FMI, la deuda y el ajuste se lo enfrenta AHORA! ¡La educación y la salud pública se defienden AHORA! ¡La unidad es en la LUCHA y AHORA!

No podemos quedar afuera de éstas peleas. ¡Porque nuestra educación pública no se vende! ¡Se defiende! ¡La educación pública vale más que el FMI y la deuda externa!







Temas relacionados

Gustavo Teres   /    Sonia Alesso   /    AMSAFE   /    Miguel Lifschitz   /    Docentes   /    Santa Fe   /    Educación

Comentarios

DEJAR COMENTARIO