Sociedad

LA MATANZA NO AVANZA

Puerta de Hierro: territorio abandonado

A pesar de los dichos del Intendente y precandidato a gobernador Fernando Espinoza, de que ​“​La Matanza avanza”​, Puerta de Hierro, un asentamiento donde viven miles de personas olvidadas, es la realidad trágica que desmiente los dichos del intendente.

Ariel Iglesias

Secretario de Organización de Suteba La Matanza

Sábado 28 de marzo de 2015 | Edición del día

En la provincia de Buenos Aires existían en el año 2010, 1000 villas miserias u otro tipo de asentamientos precarios donde vivía hacinadas más de 2 millones de personas, es decir el 10% del total de los bonaerenses. El dato causó ​"​estupor​"​ en el gobierno “nacional y popular”, pues hasta el año 2006 el Área Metropolitana de Buenos Aires (que incluye a la Capital Federal) registraba un total de 819 villas de emergencia donde residían 1.051.519 personas, según un informe de la Universidad Nacional de General Sarmiento, guarismos que dejan al desnudo los resultados de la “distribución de la riqueza”.

Siguiendo las tendencias mundiales del ​"​Planet of slums​"​ (denominación del geógrafo Mike Davis, que podríamos traducir como "planeta de villas miseria"), el espacio urbano se polariza, y se fragmenta de la mano de las necesidades de la especulación inmobiliaria y las constructoras. En este contexto, Puerta de Hierro, que se ubica en La Matanza, en la estación Villegas, del ferrocarril Belgrano Sur, está en la entrada del barrio, donde miles de personas no han tenido más remedio que asentarse en una villa para poder tener un techo y tratar de estar en muchos casos relativamente cerca de sus trabajos es un lugar olvidado por los planes de vivienda, salud y educación. En este barrio, un tercio de las más de 500 viviendas que lo componen se vende paco. A pesar de la militarización creciente del municipio con Policía Bonaerense, Gendarmes y policía municipal, todas estas fuerzas represivas junto a los punteros del PJ local garantizan a los "transas" la impunidad que garantizan sus negocios.

Este barrio donde la población juvenil es mayoritaria, predominan los jóvenes ni-ni (que no estudian ni trabajan), engrosando las filas de una generación a la cual se le niega el derecho a la educación, salud y a un trabajo digno.

Si salimos de Puerta de Hierr​o​, para luego volver, ya que la mayoría de la población son jóvenes, y miramos la provincia de Buenos Aires que concentra el 40% de los jóvenes de Argentina, la evidencia muestra que los jóvenes que no estudian ni trabajan son 566.000 jóvenes (INDEC, 2010), se observa que en su mayoría son mujeres (74%), madres (41%) y pobres (62%).

En 2012 los jóvenes bonaerenses tenían una tasa de desocupación (18%) que más que duplicaba la de los adultos (7%). A esto le debemos sumar que un 23% de los jóvenes trabajan más que las horas legalmente permitidas (48 h semanales) y tienen una tasa de subocupación involuntaria (16%) mayor a la de los adultos. En términos de estabilidad laboral, los jóvenes también están peor: el 19% de los jóvenes son contratados a plazo determinado y el 15%, con período de finalización (frente al 10% y el 7% de los adultos). También es importante notar que el 25% de los jóvenes percibe una remuneración inferior al salario mínimo vital y móvil y que, durante 2003-12, en promedio, el 52% de los jóvenes bonaerenses no estaban registrados y tampoco contaban con una obra social asociada con su trabajo. Aquí encontramos una línea de falla que nadie menciona ni tiene en cuenta al analizar esta barriada de La Matanza.

Puerta de Hierro es el ejemplo de lo que no hemos hecho como Estado, como política y como sociedad", dijo Fernando "Chino" Navarro, jefe del bloque del Frente para la Victoria en la legislatura bonaerense, a confesión de partes relevo de pruebas, ¿no?

Al intendente de La Matanza, Fernando Espinoza, no le alcanzan las mentiras de campaña para sostener su candidatura y entonces dijo muy suelto de cuerpo: “Lo que nosotros hicimos en estos años no se hizo en toda la historia de La Matanza, transformomamos a La Matanza de la capital de la desigualdad a la capital nacional del trabajo”, tendría que decir “capital nacional del trabajo y la vivienda precaria”, ¿no?

"Puerta de Hierro es sumamente conflictivo", dice Walter Martello, ex diputado provincial por el ARI y colaborador del Instituto creado por Navarro. "Faltan políticas de inclusión. Está probado que donde hay acceso a la reformulación del barrio, allí algunos indicadores mejoran. El factor desencadenante es la exclusión".

Los especialistas explican que una de las principales razones del crecimiento de los asentamientos precarios es la alta informalidad laboral y la vigencia de normas flexibilizadoras, una herencia del neoliberalismo que pervive y afecta a más del 40% de los trabajadores. Conjuntamente, salvo el INDEK, todos los analistas, incluido el consultor kirchnerista Artemio López, estiman que la pobreza alcanza a más del 32% de la población, llegando al 54% en el segundo cordón del conurbano bonaerense.

El legítimo derecho a la vivienda digna que reclaman millones sólo puede ser resuelto efectivamente por la lucha de la clase trabajadora imponiendo una reforma urbana integral que expropie los inmuebles ociosos de los grandes grupos inmobiliarios, así como una genuina urbanización de las villas y un plan de obras públicas que construya vivienda digna, escuelas, hospitales, acueductos para el suministro de agua potable, cloacas, gas y todos los servicios públicos imprescindibles. Un plan de obras públicas que provea todas las necesidades populares, controlado por los trabajadores, que ponga en movimiento todos los brazos disponibles con un salario equivalente al costo de la canasta familiar, financiado con el no pago de la deuda externa e impuestos progresivos a los grandes empresarios de la ciudad y el campo. Un problema drástico exige una solución drástica opuesta a los globos demagógicos soplados por progresistas y derechistas en sus más diversos pelajes.

Como dijimos, la situación en las villas y asentamientos ha permanecido crítica durante todos estos años, mientras, con el guiño de punteros políticos, los alquileres treparon por las nubes aun dentro de las mismas. Las villas y asentamientos deben ser urbanizados de acuerdo a un plan de conjunto trazado junto con los habitantes de los mismos, y debe imponerse la entrega en propiedad de las viviendas para quienes las habitan, terminando con el descarado lucro con las necesidades de los sectores más pobres.

Sólo la movilización del conjunto de la clase trabajadora y los pobres urbanos puede imponer este plan para responder a la emergencia habitacional.

Un poco de historia

Puerta de Hierro iba a ser provisorio. Núcleo Habitacional Transitorio Crovara, se lo nombró en septiembre de 1971 bajo la presidencia de Lanusse. Hace más de 40 años que los habitantes de ese lugar olvidado esperan su vivienda definitiva, que el Estado les prometió cuando los mudó de la Capital. Puerta de Hierro limita al Sur con la avenida Crovara, al Norte con el Cementerio Municipal Villegas, al Este con las vías del ferrocarril Belgrano Sur y al Oeste con el barrio 17 de Marzo. Viven allí 500 familias, unas 2000 personas. El barrio se divide en tiras, separadas por pasillos angostos que sólo admiten peatones.

Puerta de Hierro nace como Núcleo Habitacional Transitorio (NHT) en septiembre de 1971, cuando se trasladaron a los habitantes de la villa porteña El Cartón a Isidro Casanova con la promesa de que, en un lapso de entre seis meses y dos años, iban a tener una vivienda definitiva y digna. Las familias aún esperan esas csas.

Detrás de las promesas, la evidencia: Puerta de Hierro uno de los más aberrantes símbolos de la peor herencia social del kirchnerismo tras 12 años, es una tierra olvidada, con ​habitantes olvidados.​







Temas relacionados

Puerta de Hierro   /    La Matanza   /    Provincia de Buenos Aires   /    Sociedad   /    Urbanismo

Comentarios

DEJAR COMENTARIO