Política

IMPERIALISMO “DERECHO Y HUMANO”

Provocación: el Gobierno no descarta que Obama vaya a la ESMA el 24 de Marzo

El secretario de Derechos Humanos ve como muy positivo que el líder del Estado imperialista socio de la dictadura visite en esa fecha uno de los íconos de la tortura, la desaparición y la muerte.

Daniel Satur

@saturnetroc

Martes 15 de marzo de 2016 | Edición del día

Fotografía: Vierja Ph // Enfoque Rojo

Al titular de la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación Claudio Avruj parece gustarle posar de sirviente. Al menos sus declaraciones de ayer destilaron un nivel de genuflexión tan alto ante la cercana visita de Barack Obama que por poco parecía que se estuviera escuchando a un digno funcionario de la embajada de Estados Unidos.

Es más, hasta no tuvo reparos en utilizar términos propios de una visión imperialista de las cosas. “El Presidente Obama” y “la Embajada Americana” fueron expresiones que no salieron de la boca de un ciudadano yanqui sino de alguien que dice representar y defender los derechos humanos del pueblo argentino.

Archivos

En su conversación radial con Nelson Castro por Radio Continental, el secretario Avruj dijo que Mauricio Macri realizará un pedido a su huésped Obama para que abra archivos que estén relacionados de la dictadura argentina y permanezcan en poder del Estado norteamericano.

Según él, eso es consecuencia de “un pedido concreto de los organismos de derechos humanos” que se reunieron con el gobierno hace dos semanas en Olivos. “De esto se trata cuando hablamos de dialogar, tomando debida nota de aquellas cosas que entendemos que nos hacen bien a todos los argentinos y llevarlas adelante”, expresó el funcionario.

Como si en 40 años la sociedad argentina no hubiera recorrido un largo camino de lucha por Memoria, Verdad y Justicia, el funcionario macrista dio a entender que la apertura de esos archivos serviría para saber qué nos pasó. “Con respecto a la historia de hace 40 años necesitamos que todos nos ayuden a saber exactamente qué nos pasó, como fuimos, porque las consecuencias las tenemos que ir viendo y, fundamentalmente, la sociedad requiere saber para poder avanzar y terminar de unirnos pacíficamente”, lanzó Avruj. De esperar que esos archivos arrojen nombres y apellidos de responsables y beneficiarios (argentinos y norteamericanos) del genocidio, ni una palabra.

Es más, Avruj supone que la apertura de esos archivos es posible con un mero pedido, ya que “en este camino de compromiso con los derechos humanos hay mucha concordancia con el Presidente Obama”.

Ex ESMA

El rumor se había instalado hace casi un mes y nunca fue desmentido totalmente por el Gobierno. Y ayer Avruj volvió a instalar la posibilidad de que Obama “visite” el predio de la ex Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA), uno de los mayores centros clandestinos de detención de la dictadura cívico-militar.

El secretario de Derechos Humanos le confirmó ayer a Nelson Castro que si bien “los organismos, fundamentalmente HIJOS, se mostraron muy reacios y rechazan esa posibilidad, nosotros les planteamos que eso estaba en la agenda y las veces que me preguntaron a mí yo consideraba que, en el caso de que se hiciere, era positivo por lo que representa el Presidente Obama”.

Por lo tanto, la chance de que el líder del Estado imperialista cómplice del genocidio visite, justo el 24 de Marzo, uno de los íconos de la tortura, la desaparición y la muerte “es materia de análisis”.

Como si no estuviera hablando por una de las radios más escuchadas del país, Avruj ni se inmutó y se animó a decir que “hay que ser muy respetuosos, se sabe que esto se concerta bajo siete llaves y lo lleva adelante la Cancillería junto con la Embajada Americana y la Secretaría de Estado. Todavía no se sabe si va a o no, pero supongo que esta semana se va a poder aclarar un poquito más. Todo está en el plano de las conjeturas y de las posibilidades”.

Y como si tanta provocación fuera poca, el funcionario se mostró entusiasmado con esa posibiliad. “Sería muy bueno un reconocimiento y homenaje del Presidente Obama, tanto como un encuentro con los organismos (de Derechos Humanos) sería muy rico y muy positivo”.

“EEUU, mi buen amigo”

“Habría que recordar que Clinton abrió los primeros archivos y lo continuó Bush. O sea acá hay una historia de construcción. Por eso yo estoy tan enfrente de aquellas posiciones radicales, que hablan de la historia de los Estados Unidos… yo creo que hay muchos avances, con luces y sombras, pero me parece que son pasos importantes los que se están dando”, dijo también Avruj.

Por si hacía falta, Castro le aportó elementos para su fundamentación. “Estados Unidos tuvo personeros que colaboraron con el golpe y todo eso, como Henry Kissinger y muchos otros, y esto forma parte de la verdad (…) Pero hubo otra línea del gobierno de los Estados Unidos, de Jimmy Carter y Patricia Derian, que tuvieron una militancia fundamental y se enfrentaron. Derian vino aquí a hablar con Videla en la cara, le enrostró el tema de los secuestros y de las desapariciones de personas”.

Incluso el periodista, que se jacta de su republicanismo, no escatimó elogios para muchos diplomáticos norteamericanos “a los que se les debe muchísimo en cuanto a lo que hicieron para salvar vidas. Por lo tanto me parece injusto que se le niegue al Presidente Obama ir a la ESMA (que además tenía 16 años en aquel momento). Esa visita representaría un reconocimiento a aquel drama de la Argentina”.

Entendiendo el centro que le tiraba Castro, el secretario Avruj le respondió que coincidía plenamente. Y volvió a fustigar contra las “miradas radicales”, ya que “tenemos que apostar al diálogo y a buscar los puntos en común. Creo que la mayoría de los argentinos coincidimos con ese análisis”.

Así, de acuerdo a la cosmovisión del macrismo y sus puntales mediáticos, el Estado norteamericano en su conjunto (con demócratas y republicanos alternándose en el poder político) no sería el motor de las mayores masacres y sometimientos a los pueblos explotados y oprimidos del mundo, sino un mero país del norte compuesto, casi casi en partes iguales, de malas y buenas personas.

Imágenes de la década kirchnerista

El Obama posta

Ayer, sin que el macrismo lo imaginara, el líder “demócrata” habló de Argentina por CNN en Español. En una involuntaria devolución de favores previa a su llegada al país, el presidente yanqui remarcó que Mauricio Macri y su administración representan “una nueva era” en la que se busca “transparencia, competitividad y progreso”.

En ese marco diferenció al actual gobierno del de su antecesora Cristina Fernández de Kirchner, de quien dijo que tuvo políticas “siempre antiestadounidenses” y que “recurría a una retórica que data probablemente de los años 60 y 70 y no a la actualidad”.

Parece que los “relatos” no se construyen solamente en Argentina. Obama prefirió olvidar los muy buenos gestos de la administración kirchnerista para con el imperialismo norteamericano, sobre todo durante la presidencia del carnicero George Bush. Y particularmente en términos económicos y políticos.

Obama se olvida que en 2006 Néstor y Cristina fueron recibidos a campanadas en la bolsa de Wall Street. O que en 2007 el gobierno argentino hizo votar en el Congreso la nefasta (y aún vigente) Ley Antiterrorista. O que, ya en la era del presidente de ascendencia afroamericana y a pedido del Departamento de Estado, el kirchenrismo cambió su estrategia hacia Irán en torno a la causa AMIA, pasando de fanático acusador sin pruebas (con Nisman y Stiuso como empleados) a firmante del "memorándum de entendimiento".

“¡Go home!”

“Ahora vemos en el continente latinoamericano, en todo el hemisferio, un mayor respeto para con Estados Unidos y una percepción de que de hecho estamos interesados en ser socios fuertes, en pie de igualdad con los países de la región”, dijo Obama a la CNN, a días de emprender su recorrida por Cuba y Argentina.

Pero como bien lo planteó Eduardo Molina en el artículo “El señor de los drones” publicado por este diario, Obama es “el ‘Nobel de la paz’ con más guerras e intervenciones en su haber (Afganistán, Yemen, Irak, Libia, Siria), la legalización de los ‘golpes constitucionales’ en Honduras y Paraguay y la renovación de sanciones a Venezuela”.

Obama es, también, “un ‘amigo de los derechos humanos’ que comanda miles de asesinatos con drones en Yemen y otros países; que dejó correr al ‘gatillo fácil’ policial contra los jóvenes negros en Estados Unidos; que impulsa una estrategia ‘antidrogas’ responsable de los miles de asesinatos bajo el terror estatal en México; que mantiene el centro de torturas de Guantánamo hasta la fecha, y así, podría seguirse... Claro, de vez en cuando derrama algunas lágrimas por las víctimas del sistema que él mismo preside”.

Algunas de esas lágrimas, posiblemente, el macrismo espera que Obama las derrame sobre la ex ESMA. O al menos prepara el terreno para eso. Sin dudas con el objetivo de congraciarse con el gobierno norteamericano en su propósito de dejar la Casa Blanca con relaciones renovadas con América latina.

Pero no son pocas las voces que, como cada vez que un presidente norteamericano pisó suelo argentino, se levantan para recordar eso que ni a Obama, ni a Macri ni al servidor de ambos, Claudio Avruj, les gusta recordar. El Encuentro Memoria, Verdad y Justicia declara “¡Fuera Obama de Argentina!”, y lo expresará en las calles el próximo 24 de marzo, a 40 años del golpe de Estado que instauró una sangrienta dictadura cívico-militar con el apoyo, la complicidad y la impunidad del imperialismo yanqui.

La Izquierda Diario, ese día, también marchará.







Comentarios

DEJAR COMENTARIO