×
×
Red Internacional

Precarización. Protesta mundial de trabajadores de Amazon en este Black Friday

Los trabajadores y trabajadoras de la empresa estrella del multimillonario Jeff Bezos planificaron protestas y huelgas en Estados Unidos y otros 30 países del mundo para reclamar por las condiciones de precarización laboral y por salarios durante el día de ofertas que se realiza este viernes conocido como Black Friday.

Escuchá esta nota
Viernes 25 de noviembre de 2022 | 12:17
Trabajadoras textiles de Bangladesh participan de la jornada de protestas #MakeAmazonPay este Black Friday.

Amazon enfrenta este viernes protestas y huelgas en todo el mundo en medio de la jornada conocida como Black Friday, donde la plataforma de comercio electrónico multiplica sus ventas por medio de ofertas promocionadas. En general el Black Friday se realiza en una fecha cercana al Día de Acción de Gracias en Estados Unidos, que se festejó este jueves 24.

Ya hace años que los trabajadores y trabajadoras de la empresa del multimillonario Jeff Bezos vienen denunciando las condiciones de trabajo cada vez más duras, cómo así también lo hicieron por la falta de protección durante la pandemia y ahora también reclamando aumento de salarios en medio de la ola de inflación mundial. En particular estas condiciones de trabajo se endurecen aún más en fechas clave donde las ventas aumentan exponencialmente, entre ellas el Black Friday.

Es por esto que las y los trabajadores de Amazon en Estados Unidos y más de 30 países alrededor del mundo planearon para este viernes desde huelgas hasta distinto tipo de protestas en sus almacenes.

La campaña internacional que unifica el reclamo se llama "Make Amazon Pay" (hagamos que Amazon pague), e incluye huelgas en 18 almacenes en Alemania y Francia, y protestas en EE. UU., India, Japón, Australia y Sudáfrica.

En Bangladesh, cientos de trabajadoras de la industria textil que fabrican indumentaria para las principales marcas del mundo con salarios miserables que ni siquiera les alcanza para comprar alguna de las prendas que producen, protestaron durante esta jornada.

En particular en Estados Unidos, donde desde el año pasado una nueva camada de jóvenes trabajadores están a la cabeza de un proceso de sindicalización dentro de los almacenes, también se planean protestas en las tiendas Whole Foods, propiedad de Amazon, y en almacenes de las localidades de Bessemer, Alabama; Colombia, Maryland; Detroit, Michigan; Durham, Carolina del Norte; Garner, Carolina del Norte; Joliet, Illinois; Filadelfia, Pensilvania; Portland, Oregon; y Washington, D.C.

En Nueva York los trabajadores y activistas de Amazon también se manifestarán este viernes frente a una residencia propiedad de Jeff Bezos.

Christy Hoffman, secretaria general de UNI Global Union, un grupo que forma parte de las protestas, señaló en un comunicado que "Es hora de que el gigante tecnológico cese de inmediato con sus horribles e inseguras prácticas, respete la ley y negocie con los trabajadores que quieren mejorar sus trabajos".

En el Estado español los sindicatos Co.bas y CGT han celebrado una concentración con motivo del Black Friday en las oficinas centrales de Amazon en Madrid como parte de su campaña por una cláusula de aumento por inflación con carácter retroactivo que los sindicatos exigen hace más de 12 meses con diferentes acciones.

Te puede interesar: Black Friday: trabajadores de Amazon exigen una subida salarial ligada a la inflación

Por su parte, Monika di Silvestre, activista del sindicato alemán Ver.di, que ayuda a organizar la campaña #MakeAmazonPay, dijo a Bloomberg que los trabajadores están particularmente preocupados por el uso de computadoras por parte de Amazon para monitorear su productividad. "Los trabajadores están bajo mucha presión con estos algoritmos", dijo. "No diferencia entre los diferentes trabajadores, ya sean ancianos o tengan movilidad limitada. Los trabajadores se quedan despiertos por la noche pensando solo en sus estadísticas de productividad".

Te puede interesar: Amazon presentó un algoritmo para explotar trabajadores según el uso muscular

En el Reino Unido, cientos de miembros del sindicato GMB organizaron huelgas o protestas en varios almacenes de Amazon, incluida una protesta frente a su centro logístico en Coventry.

Amanda Gearing, organizadora del sindicato dijo “Hoy estamos aquí para decirle a Amazon [que] si quiere mantener su imperio en marcha, hable con GMB para mejorar el salario y las condiciones de los trabajadores”, “Los trabajadores de Amazon están sobrecargados de trabajo, mal pagados y ya han tenido suficiente”.

Amazon replica en todo el mundo su política de antisindical, de bajos salarios y ritmos laborales extenuantes, que incluyen jornadas agotadoras así como también la imposibilidad de ir al baño en algunos casos. Esto acurre tanto entre los empleados de logística que hacen los recorridos y han venido denunciando que muchas veces para cumplir con los tiempos deben orinar en botellas de plástico, mientras que en algunos almacenes las largas distancias entre un puesto de trabajo y los vestuarios y baños impiden que el tiempos de descanso sea suficiente para poder hacer todo.

Contra estas condiciones es que durante los últimos años los y las trabajadoras de la empresa en varios países del mundo han venido levantando la voz. En Europa ya hace unos años que pudieron conquistar sindicatos u otras organizaciones y han venido realizando huelgas y protestas mientras que en Estados Unidos los trabajadores del almacén en Staten Island en la ciudad de Nueva York conquistaron su primer sindicato en el país a principios de este año.

Ese fue el primer centro logístico de Amazon en organizarse y a partir de allí otras instalaciones también solicitaron derechos de negociación colectiva. Sin embargo, la presión de Amazon es muy grande y las leyes en Estados Unidos permiten a las empresas llevar adelante políticas abiertamente antisindicales que incluyen amenazas, la organización de charlas con abogados de la empresa para que no voten a favor de la sindicalización, la colocación de carteles contra los sindicatos en baños y comedores, entre otras.

A pesar de esto, el triunfo en Staten Island fue un enorme precedente que busca ser seguido por trabajadores de distintos almacenes en todo el país. Recientemente lograron que un juez federal ordenara a Amazon que dejara de tomar represalias contra los empleados que participan en el activismo en el lugar de trabajo. El fallo se produjo en un caso judicial presentado por la Junta Nacional de Relaciones Laborales, que demandó a Amazon en marzo en busca de la reincorporación de un empleado despedido que estaba involucrado en la organización del almacén de Staten Island de la empresa.


Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias