Mundo Obrero

MUNDO OBRERO

Progresar en tiempos de Macri

El programa que beneficia a miles de jóvenes estudiantes sufre grandes cambios por decisión del Gobierno. Los afectados de todo el país se agrupan para llevar a cabo su reclamo.

Viernes 5 de agosto de 2016 | 17:01

“Nadie va a perder lo que ya tiene” fue una de las tantas promesas dichas públicamente por parte de María Eugenia Vidal y Mauricio Macri en los spots televisivos previo a las elecciones. Actualmente el panorama es totalmente distinto. Desde despidos masivos del sector estatal y privado hasta el vaciamiento de programas sociales, hoy le llega el turno al plan PROGRESAR.

El programa

El plan Progresar (Programa de Respaldo a Estudiantes de Argentina) es un programa destinado a aquellos jóvenes entre 18 y 24 años que se encuentren estudiando y que sus ingresos sean menores al salario mínimo, el cual brinda de una ayuda económica de $900 ($720 todos los meses y los $180 restantes de manera retroactiva si presenta el certificado de alumno regular y tiene aprobado 2 materias por año) además de contar con descuentos en transportes públicos todos los meses.

Si bien el programa nace en los años del kirchnerismo y su principal objetivo, en palabras de Cristina Kirchner, fue ser “un proyecto de inclusión para los jóvenes permitiéndoles estudiar”. La realidad es que el programa no ataca a las raíces de la problemática que hasta el día de hoy siguen vigentes, que es el trabajo informal (en negro) y la falta de puestos de trabajo destinados al sector joven y estudiantil. Si bien el programa brinda una ayuda económica, aquel estudiante que supere los 24 años deja de gozar de dicho beneficio y debe salir en búsqueda de un trabajo precario ya sea de tiempo completo o medio tiempo para completar sus estudios, del cual dispondrá poco tiempo para hacerlo. Además una de las premisas del proyecto es que jóvenes que estén en un trabajo informal puedan acceder al beneficio, de esta manera solo se termina de aceptar y justificar que dicho tipo de empleo deba seguir existiendo.

La situación actual del programa

En el mes de julio miles de jóvenes beneficiados por este programa se llevaron una desagradable sorpresa. Por un lado, se encontraron con la noticia de que no sólo no les depositaron el ingreso del mes, sino que además fueron dados “de baja” del programa. Frente a esta situación, los estudiantes armaron el grupo virtual “Beneficiarios suspendidos del PROG.R.ES.AR” para reunir a todos los afectados y generar así una protesta masiva. El primer objetivo de este grupo fue el de consultar por los canales oficiales del gobierno por qué fueron expulsados del programa. La respuesta que obtuvieron sobre este problema fue que por un “error” de la programación del sistema, la mayoría de los inscriptos al programa fueron expulsados del mismo. Frente a esta situación, el gobierno comunicó que están tratando de arreglar el problema lo más pronto posible y sugirieron calmar a los estudiantes afectados prometiendo que volverán a ser re-inscriptos al programa para el mes de agosto y que se les reintegrara el dinero a los que no se les haya depositado el mes de julio.

Sin embargo, frente a estas respuestas, los jóvenes se sienten subestimados a esta “promesa” que el gobierno brindó, ya que a pesar de los comunicados oficiales, en las ANSES de todo el país, reciben otro tipo de respuestas, como por ejemplo: “Debes presentar el formulario 2.86 para reinscribirte sino no vas a cobrar nada”, “Puede ser que se solucione en Agosto pero todo indica que para Septiembre se solucione”, “Todavía no estamos al tanto de nada averigua en otro lado”, “El problema es que tú universidad no presento los papeles de alumno regular” entre miles de excusas y frases armadas, son las respuestas que reciben los estudiantes por parte de los órganos estatales destinados (en teoría) a resolver sus consultas. Actualmente, se les suma otro problema a los estudiantes, varios de los inscriptos al programa recibieron por mail, por parte de la ANSES, que dejarían de recibir los beneficios del programa porque su grupo familiar sobrepasa los 3 salarios mínimos vital móvil cuando en algunos casos no existe tal monto de dinero en el grupo familiar. Otros jóvenes reciben la noticia de que fueron apartados del programa por no cumplir con el requisito de materias aprobadas cuando sí cumplen con el requisito. Además, también están dados de baja de la tarifa diferencial, ya que una vez suspendidos del programa, por este “error” del sistema, el sistema de SUBE les quita el descuento a aquellos que no estén en el programa.

Actualmente en el mes de Agosto, los organismos oficiales del programa dieron a conocer las próximas fechas de pago para los afectados, sin embargo sigue vigente el reclamo de aquellos que siguen proscriptos al programa y siguen sin tener respuestas coherentes por parte de las oficinas de ANSES.

Testimonios de estudiantes

Miles de estudiantes están preocupados por la situación del Progresar, algunos testimonios cuentan lo siguiente: “Sacan un comunicado y dice una cosa, vas a ANSES y te dicen otra y así el tiempo pasa y la plata la necesitamos ahora”, “¿Por qué tenemos que volver a inscribirnos en progresar y dejar que nos roben estos meses de cobro junto con los retroactivos? eso no es justo, esa no es la solución” , “Casualidad que justo nos dan de baja en los meses que nos corresponde cobrar el retroactivo”, “Estoy segura que todos hacemos un esfuerzo enorme para estudiar y contamos con esa plata para seguir haciéndolo”, “No pedimos nada solo queremos estudiar y que respeten nuestro derecho y la única ayuda que teníamos para hacerlo, nos la sacaron sin darnos respuesta alguna”. Estas son las palabras de los jóvenes que día tras día piensan en como harán para comprar las fotocopias apenas arranquen las clases, con qué dinero viajarán a su universidad, cómo van a comprar los útiles que necesitan para llevar a cabo sus estudios, qué comerán los días que cursen todo el día. Aunque el monto que reciben todos los meses es inferior (al par de la inflación y del ajuste violento que el actual gobierno destina a la clase trabajadora y los sectores populares) ese dinero les permitía poder seguir cursando sus materias en las universidades o finalizar sus estudios sin tener la necesidad de conseguir un trabajo precario o explotador.

El futuro accionar de los estudiantes

Con angustia e impotencia, los jóvenes siguen resistiendo con sus reclamos y en caso de que no se solucionen estarán próximamente organizándose para realizar una movilización que se llevara a cabo frente a los órganos estatales que hasta ahora no han dejado conforme a nadie con sus respuestas armadas. Desde ya, los estudiantes quieren dar a conocer que ellos no darán el brazo a torcer y que nadie les va a quitar lo que les pertenece por derecho.

Ajustes, despidos, inflación en todos los sectores, trabajos precarios destinados a los jóvenes por parte del gobierno y sus pactos con multinacionales, programas sociales siendo desmantelados, estudiantes teniendo que preparar una movilización para exigir que se respete lo que tienen por derecho en vez de preparar con ese tiempo sus exámenes, … esto es “Progresar” en tiempos de Macri .







Temas relacionados

Plan Progresar    /    Mauricio Macri   /    Despidos   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO