×
Red Internacional

Sin becas.Progresar: “Sigo en evaluación, desde el 2018 me postulo y no me lo dan siendo mamá”

Después de ver el anuncio de “tu solicitud no pudo ser aprobada” la cabeza te queda carburando de bronca porque ya no sabés qué malabares hacer para seguir con los estudios. Las voces detrás de esa pantalla de les estudiantes terciarios y de la UBA quieren ser escuchadas.

Santiago Lucas D’AmbrosioEstudiante del I.E.S N1 "Dra. Alicia Moreau de Justo"

Lunes 17 de mayo | 14:26

La situación es esta: hace tres meses atrás millones de personas que cursamos nuestros estudios superiores nos anotamos para recibir las becas del Programa Progresar con la idea de poder sostener nuestras cursadas. Ahora, ya casi a mitad de año y el cuatrimestre bastante avanzado, ANSES anunció que miles de estudiantes fuimos rechazados. O todavía no tienen siquiera respuesta como Jaz del profesorado Normal Nº7 “No me contestaron todavía, quiero saber si me la dan o no. Soy docente precarizada y es una miseria lo que ganamos" o Mica de la misma institución "Me anoté y sigo esperando la evaluación. Ni siquiera me contestaron", al igual que Juli de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la UBA: “Mi postulación de este año está pendiente y el año pasado me la rechazaron. Soy estudiante, mi mamá es discapacitada y solo hay un ingreso en mi casa.

Para el Gobierno se ve que tenemos cara de Ricky Fort o Bill Gates. ¡Se deben andar mirando en el espejo! La realidad es que el 49,2% de las y los jóvenes en Argentina estamos bajo la línea de pobreza. “No puede ser que por dos jubilaciones de mis abuelos no me lo quieran dar. Es una re injusticia. Encima conseguir laburo esta re difícil, en negro trabajas mil horas y te pagan dos mangos, en blanco te sacan una banda de aportes y encima, por lo general, no te renuevan el contrato a los 3 meses”, nos cuenta Sofi, estudiante de Historia de la Facultad de Filosofía y Letras de la UBA. Algo similar nos cuenta una estudiante ingresante al Departamento de Dramáticas de la UNA: "Se tiene en cuenta lo que ganan mis viejos, pero están divorciados y yo nunca viví con mi papá, por ende mis ingresos son únicamente los de mi mamá y no superan los tres salarios mínimos". Claramente ni Alberto Fernández ni Nicolás Trotta viven con tres salarios mínimos ni con lo que gana un jubilado. Es muy cómodo poner ese tope desde Puerto Madero.

En los institutos de formación docente y en gran parte de las carreras de la UBA somos muchos los y las estudiantes que ingresan a trabajar a la docencia, sobre todo en instituciones privadas o programas socioeducativos en condiciones muy precarias. Apenas si alcanza para mantener el estudio. En la mayoría de los casos, esta precarización laboral tiene rostro de mujer, como es el caso de Patricia del I.E.S Nº1 “Dra. Alicia Moreau de Justo”: "Cuando intenté anotarme me decía que no cumplía con los requisitos. Yo trabajo en un maternal privado, el sueldo es precario. Trabajo 8 horas por menos de la mitad de lo que se cobra en el Estado. Soy la que sostiene los gastos en mi hogar, mis viejos están sin laburo. En época de pandemia deberían haber distribuido dispositivos y conectividad gratuita. Cuesta horrores llegar a fin de mes, ni siquiera sabemos si cobramos el aguinaldo. Hasta tuve que elegir si pagar internet o comprar unos remedios. No puede ser que el laburante tenga que achicar cada vez, mientras los gobernantes la juntan en pala".

Te puede interesar: Legislatura porteña. El FIT presentó un Proyecto para garantizar la conectividad a estudiantes y docentes de la Ciudad

Muchas de ellas son madres, sobre las que recayó en sus espaldas la multiplicación del trabajo doméstico y de cuidado, incluyendo el apoyo escolar, como nos cuenta una estudiante de la carrera de Física: “Sigo en evaluación. Desde el 2018 que me postulo. Siendo mamá sola de una nena, nunca me la dan. Jamás tuve un sueldo en blanco. No tiene sentido.

Uno de los requisitos para obtener las Becas Progresar es tener entre 18 y 24 años si se está en los primeros años de la carrera, y hasta 30 años para estudiantes que estén más avanzados. ¿Mientras se va creciendo una persona deja de tener problemas de guita? Tatiana del ISP “Joaquín V. González” denuncia que: "No pude acceder a la beca progresar por qué no cumplo los requisitos excluyentes de edad y materias aprobadas que pone el gobierno. La carrera la voy haciendo como puedo con el laburo que tengo porque no me alcanza para nada. Laburo para poder vivir y eso hace que pueda meter menos materias. Sería de gran ayuda que se amplíe los requisitos para todos los que la necesiten". Mili del IES Nº1 apunta a lo mismo: “Me rechazaron porque tengo 47 años y no me encuentro en la franja de años para poder recibir la beca. Yo cobro en blanco medio jornal, estoy hablando de $15.000. También recibo una pensión por discapacidad de mi hija. Vivo como puedo, alquilo. Además tengo una discapacidad desde hace muchos años que requiere de medicamentos diarios”.

Te puede interesar:FADU UBA: Acceder a la beca progresar, más difícil que nunca.

Entre otras restricciones se encuentra que se debe ser nativo o naturalizado argentino. Son miles las y los estudiantes extranjeros que vienen aquí a cursar sus carreras porque el sistema educativo es público y gratuito, pero deja de ser “pública y gratuita” su permanencia en la educación superior si también esos mismos estudiantes extranjeros son los que se ven sobrerrepresentados en las cifras de pobreza y de los trabajos peores pagos. Las restricciones no son para nadie más que para las y los trabajadores y los sectores populares: al FMI o al Rey de España les hacen un citytour y les entregan todo.

Ale, nos dice: "Con mis 32 años no doy con los requisitos. Pero con la de ProgresAr te la venden como que es para todo aquel que desee estudiar y no tenga trabajo, pero con los requisitos dejan afuera al común de los estudiantes. Yo trabajo como autónoma y doy clases particulares, pero nada fijo. Tanto Nación como Ciudad han mostrado que la gente, el pueblo, son sólo un bien que se tironean en vista de las elecciones. Parece que viven realidades alternas". El Gobierno Nacional, después de un año y medio de pandemia, a sabiendas que no llegamos ni a palos a los $92.928 de canasta básica que estima ATE - INDEC, ¿no podrían haber preparado una solución real para los millones de estudiantes que tenemos que vernos obligados a elegir entre estudiar y trabajar?

Nadie se debe quedar sin acceso a este plan de becas. Nadie se puede quedar afuera de la educación por hambre y es un alerta sobre cómo está golpeando en los bolsillos de los jóvenes la crisis: hay un un crecimiento del 53% en las solicitudes al programa, en comparación al año pasado. Tenemos que saber cuántos compañeros y compañeras no están siendo aprobados en su solicitud, ya en el 2020 fueron rechazados más del 30% de los anotados.

En el camino a que se garantice este derecho para que nadie se quede por fuera, jerarquizar la educación pública hoy es también que se otorguen becas integrales con un monto mayor a los $4000 a $9000 que representan las Becas Progresar. Es necesario también un Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) de $40.000 para todos les trabajadores precarizades, informales y desocupades que lo soliciten. Esto es posible si la plata no se dirige a pagar la deuda externa ilegal, ilegítima y fraudulenta, si se toca a los que concentran grandes fortunas.

Te puede interesar: ¿Hay recursos para un IFE de $ 40 mil para todos?

Nuestro compañero Facundo, parte de la Red de Jóvenes Precarizades, Informales y Desocupades y estudiante de la Facultad de Ciencias Sociales de la UBA, nos dijo: "Nuestros centros de estudiantes tienen que ser las herramientas que unan a todes les estudiantes para pelear por el acceso irrestricto a las Becas ProgresAr y no haya nadie rechazade, cuando somos un montón les pibes desocupades que nos pasamos horas buscando laburo y solo conseguimos entrevistas o ni siquiera eso. Necesitamos espacios para discutir estas demandas. Nosotres hace pocos días nos reunimos cientos de estudiantes de forma autoconvocada, porque no nos quedamos de brazos cruzados. Votamos movilizar por todos estos reclamos”. Merlina, estudiante de la UNA y militante de Contraimagen agregó: “Les compañeres de La Plata van a movilizar a ANSES este 19/5 desde las comunidades educativas. Junto con el pedido de acceso y aumento del monto del plan de becas, la exigencia también es por conectividad y dispositivos para todes y que se garantice la IFE.Tenemos que tomar su camino: el único lenguaje que van a entender es el de las calles y así lo discutimos y votamos en nuestra asamblea.”

¡Si todavía no te anotaste, sumá tu denuncia para fortalecer un reclamo colectivo!




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Banner elecciones 2019

Destacados del día

Últimas noticias