×
×
Red Internacional

Los hechos más destacados. Los protagonistas. La palabra más repetida. Columna de economía de El Círculo Rojo, un programa de La Izquierda Diario en Radio Con Vos, 89.9. En texto y audio.

Pablo Anino@PabloAnino

Viernes 31 de diciembre de 2021 | 11:19
  • Enero arrancó con una inflación tan caliente como las playas de la Costa: el 4 % que estimó el INDEC para el primer mes del año comenzó a derretir la proyección de una inflación de 29 % que hizo el ministro de Economía, Martín Guzmán, para todo el 2021.
  • En marzo, el Congreso debatió y resolvió un alivió para los trabajadores y trabajadoras que pagan el impuesto a las ganancias. En realidad, se trató de una suerte de retracción a la situación que existía antes que asuma Macri.
  • El salario no es ganancia y el alivió no significó terminar con ese impuesto que no deberían pagar los asalariados bajo convenio.
  • También en marzo el debate se encendió con el inicio de las audiencias públicas para descongelar las tarifas de gas y electricidad para salir del congelamiento que regía desde abril de 2019.
  • La inflación en el tercer mes del año marcó 4,8 %. Aumentar las tarifas implicaba echar leña al fuego a esa inflación tan alta.
  • Por eso a fines de abril se armó revuelo en el gabinete por las disputas entre Martín Guzmán y su subordinado, el subsecretario de Energía Eléctrica, Federico Basualdo.
  • Finalmente, las tarifas aumentaron moderadamente y no como quería el ministro, quién perdió la pulseada, pero preservó el cargo a pesar de fuertes rumores que señalaban que un sector del Frente de Todos quería su renuncia.
  • En mayo, una nueva ola de contagios de Covid encendió las alarmas: el dólar empezó a subir. Debido a las medidas de restricción, se discutía la implementación de una nueva ronda del IFE, algo que no ocurrió.
  • En el quinto mes del año, un paro ganadero convocado por la Mesa de Enlace fue la respuesta a la suspensión de exportaciones de carnes que implementó el Gobierno para intentar contener la suba de precios.
  • En junio, al ministro de Trabajo, Claudio Moroni, no le quedó otra que habilitar una nueva ronda paritaria con pautas entre el 40 % y el 45 %. Es que, a esa altura del año, la inflación estaba devorando al salario.
  • En julio nos enteramos que hay una autopista privatizada por donde se llevan las riquezas del país: se trata de la Hidrovía. El Gobierno tomó el control, pero sólo por doce meses para volver a concesionarla al capital privado.
  • En el séptimo mes, con las PASO a la vista comenzó la especulación con el dólar y las presiones devaluatorias de los “sospechosos de siempre”.
  • En agosto, se desató una guerra de números entre Cambiemos y el Frente de Todos para ver quién había endeudado más al país. Un debate donde nadie cuestionaba los mil y un fraudes que existen detrás del endeudamiento.
  • En septiembre el diluvio electoral del oficialismo trajo más incertidumbre en el terreno económico. Alberto Fernández cambió parte del gabinete, pero el equipo económico se quedó. Al revés que en el fútbol: equipo que pierde, no se toca.
  • El Gobierno renovado con Manzur y otras joyas anunciaba una batería de medidas para poner “platita en el bolsillo”. Fue poquita platita. En términos comparativos, menos que la que puso Macri luego de perder las PASO en 2019.
  • En octubre, Cambiemos y los libertarios actuaron como altoparlante de los empresarios e instalaron la idea de quitar las indemnizaciones y de una reforma laboral más amplia.
  • El Gobierno dijo estar en contra, pero no tanto… porque, al mismo tiempo, impulsa reformas laborales por empresa, como en la fábrica Toyota, donde los trabajadores perdieron derechos.
  • En noviembre, Alberto Fernández se tomó un respiro y viajó a la cumbre sobre el cambio climático. Se olvidó de Vaca Muerta, de la megaminería y el agronegocios contaminante.
  • Pintado de verde anunció una inversión millonaria de la empresa australiana Fortescue para producir hidrógeno verde. El proyecto está lleno de claroscuros, al igual que los antecedentes ambientales de la empresa.
  • Pasadas las elecciones de noviembre los “mercados” volvieron al ataque y presionaron sobre el dólar y por un pronto acuerdo con el FMI.
  • Al final, llegó diciembre. Las noticias no son del todo buenas. Mientras el INDEC confirma que el crecimiento económico rondará el 10 % en 2021, los indicadores sociales no recuperan los niveles pre Covid.
  • No solo eso. Un informe del Observatorio de la Deuda Social de la Universidad Católica Argentina habla de “más de una década de deterioro persistente en el nivel de pobreza económica de la población”.
  • ¡Por fin llegó el fin de año! Y esperemos que en el próximo los que festejen sean los de abajo.

La palabra del año económico: Fondo

  • ¿Por qué? Porque todo el año estuvo atravesado por la discusión sobre qué hacer con el FMI.
  • Recordemos algunos hitos.
  • A principios de mayo, el Senado aprobó un proyecto de declaración pidiendo al ministro Martín Guzmán que los DEG que enviaría el Fondo se utilicen para la emergencia provocada por el Covid y no para pagar la deuda.
  • Por las dudas, aclaro que los DEG son recursos que envió el FMI a todos los países miembros para hacer frente a los efectos de la pandemia del Covid.
  • En ese mismo mes, la proclama del 25 de Mayo impulsada por Fernanda Vallejos llamó a suspender los pagos al FMI y el Club de París.
  • Entre varios otros, estamparon su firma Raúl Zaffaroni, Pablo Moyano, Héctor Daer y Hugo Yasky.
  • Allí se denunciaba que que el Fondo violó sus propios reglamentos porque facilitó el financiamiento de la fuga de capitales "para enriquecer al puñado de poderosos".
  • Dos meses después, dando marcha atrás con aquellas proclamas, la vicepresidenta, Cristina Fernández de Kirchner, en el acto de lanzamiento de la campaña electoral del Frente de Todos explicó que el país no iba a poder usar los Derechos Especiales de Giro (DEG) para la emergencia, sino para pagarle al propio FMI.
  • En octubre, el ministro Martín Guzmán pateó las calles de Washington para intentar acercar posiciones con el Fondo.
  • Y, en noviembre, cuando todavía no se habían terminado de contar los votos de las elecciones del día 14, Alberto Fernández anunció un plan plurianual para negociar con el organismo internacional. Todavía no hay ningún detalle de ese plan…
  • Casi terminado el año, el Fondo difundió un informe donde reconoció que “pasaron cosas” y el programa acordado con Mauricio Macri no logró cumplir ninguno de los objetivos que se había propuesto.
  • No obstante, desde que asumió Alberto Fernández se le pagó al organismo unos 6.500 millones de dólares.
  • Y el Gobierno se encamina a firmar un acuerdo en los primeros meses de 2022 que hipotecará al país al menos por una década.



Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias