×
×
Red Internacional

Gente sin crisis. Privilegios de casta: intendentes del conurbano ganan hasta más de 1 millón de pesos

Así lo reveló una investigación del diario Perfil. Funcionarios peronistas y de Juntos por el Cambio son parte de este entramado de privilegios, cuando la pobreza es del 42,7 % en el conurbano. La izquierda propone que todo funcionario cobre igual que una maestra.

Jueves 28 de abril | 09:52

A pesar de la profunda crisis económica y social que atraviesa al país desde hace años, hay cuestiones de fondo que nunca cambian. Una de ellas es el carácter de casta privilegiada del entramado de funcionarios, jueces y legisladores que gobiernan para los poderosos, a cambio de percibir dietas muy superiores a lo que cobra cualquier trabajador.

En este caso, una investigación de Julián D´Imperio en el diario Perfil reveló cuál es la situación de los intendentes en el conurbano bonaerense, que cobran cientos de miles de pesos por mes y hasta más de un millón, en un territorio en el cual el 42,7 % de la población está bajo la línea de pobreza.

Hay más aun: de acuerdo a la investigación, de los 33 municipios del conurbano tan solo tres tienen en estado público abiertamente el sueldo de sus intendentes.

De los datos que la investigación pudo recoger, el caso más escandaloso es el del intendente de Tigre, Julio Zamora, que percibe un salario bruto de $ 1.594.000. Dentro de los que más cobran están también Gustavo Posse de San Isidro y Soledad Martínez de Vicente López, que perciben $ 843.000 y $ 791.000 respectivamente. En ningún caso se encuentran intendentes cuyo recibo de sueldo baje de las seis cifras.

En otros casos, como el de la intendenta de Quilmes Mayra Mendoza de La Cámpora, la investigación explicó que desde la intendencia "decidieron no compartir el recibo ni el número, aunque sí precisaron que cobra 16 salarios mínimos de Quilmes ($ 28.000 cada salario mínimo) más los gastos de representación que están aparte y confirmaron que los percibe. De mínima da un total de 448 mil pesos brutos, sin contar antigüedad ni gastos por representación y algún otro posible ítem que pueda figurar en su recibo".

Como se ve, estos privilegios de casta atraviesan a la grieta: tanto peronistas como de Juntos por el Cambio, son parte de este entramado.

Que todo funcionario gane como una maestra

Desde el PTS y el Frente de Izquierda Unidad, históricamente, se plantea que los funcionarios, legisladores y jueces no deben ser una casta privilegiada sino que deben cobrar el mismo salario que una maestra, que un trabajador normal. Este proyecto fue presentado varias veces por los diputados de la izquierda y cajoneado por los partidos tradicionales. Nicolás del Caño, Myriam Bregman, Alejandro Vilca y los legisladores provinciales del espacio, perciben un salario como el de cualquier otro trabajador y donan el resto a luchas de los trabajadores y causas sociales.

Este cuestionamiento a la casta es muy distinto a la demagogia de Javier Milei, que detrás de su discurso contra "los políticos" oculta que defiende los intereses de los grandes poderosos. Su discurso contra el Estado busca explotar el descontento contra los partidos como el peronismo o Juntos por el Cambio para postular la "libertad" para unos pocos: la libertad de los empresarios para explotar sin límite alguno a los trabajadores, con más precarización laboral y saqueo del país. Es el extremo liberalismo que nada bueno puede traer para las grandes mayorías.

Dos cuestionamientos, pero intereses de clase muy distintos.

Te puede interesar: Que todo legislador y funcionario político cobre lo mismo que un docente




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias