×
×
Red Internacional

Santa Fe. Primer encuentro del Frente por una Amsafe Democrática

Se realizará en Casilda y tendrá un cupo de participación. Desde La Marrón participamos desde varios departamentos planteando la necesidad de abrir todos los espacios para organizar a la docencia combativa de cara al 1° de diciembre

Viernes 18 de noviembre
Foto: Prensa Amsafe Rosario

Este año no fue como los anteriores. Algo cambió en la docencia. A la inflación que se devora el salario se le suma haber bancado la pandemia sin que el Estado se haga cargo de la conectividad y dispositivos de las pibas y pibes, de comedores que con suerte llenan panzas con pura harina, de la precarización de la vida en la mayoría de las familias trabajadoras, de la violencia narco-policial-judicial-política cada vez más desbocada y la lista sigue.

El Frente por una Amsafe Democrática (FAD) surgió en este difícil contexto para hacer frente a una conducción burocrática de La Celeste que responde al gobierno de Alberto, Cristina y Perotti, y que también se reúne con la embajada norteamericana. En muy poco tiempo armamos listas en 16 departamentos y logramos una elección histórica que fue expresión de ese hartazgo y, a la vez, un canal de expresión de miles de docentes. Esta unidad, se basó en tradiciones de lucha, en reivindicaciones inmediatas, urgentes, y en tres principios distintivos que debemos reafirmar y profundizar: la independencia política de todos los gobiernos, la democracia sindical, la lucha en unidad con los demás sectores de nuestra clase.

Una lucha histórica donde el protagonismo surgió desde abajo

A poco de haber conformado el FAD estalló el conflicto docente más importante en nuestra provincia de los últimos 20 años, y las fortalezas y debilidades propias de un frente nuevo y sobre todo desigual comenzaron a notarse a medida que el conflicto transcurría. Por lo tanto, tenemos ahí un importante recurso para pensar cómo mejorar y potenciar esta construcción para la pelea inmediata que tenemos por delante el 1° de diciembre.

Durante todo el conflicto miles de docentes votaban nuestras mociones y se movilizaban a las convocatorias que realizamos y que la Celeste boicoteaba. Sin embargo, no existieron instancias de debate, organización y resolución del activismo donde se pensara y articularan las mociones unificadas y el plan de lucha. Incluso, en el caso de Rosario, departamento con enorme tradición cuando hubo convocatorias de plenarios o asambleas la posición mayoritaria de la Comisión Directiva era que no se podía votar.

Es vital generar espacios y canales de participación para las compañeras y compañeros que comienzan o retoman la participación en la lucha, más aún en coyunturas como la actual y frente a gobiernos que ataron su vida (en realidad la nuestra) al FMI. Pero también es vital para la vida de nuestro gremio y la construcción que nos propongamos.

Las asambleas por escuela con desobligación para mandatar a las y los delegados son una herramienta fundamental. Si implementamos esta iniciativa podríamos superar a la Celeste al quedar en evidencia en las bases mismas quién está con la defensa de nuestros derechos y quién está con el gobierno.

Impulsar asambleas zonales en todos los departamentos es también central, pero tienen que ser resolutivas y no solamente consultivas como es actualmente en Amsafe Rosario. No conocemos de primera mano la vida político gremial de otras seccionales opositoras donde las y los compañeros despliegan una actividad enorme, pero a veces vemos que en las convocatorias a las asambleas departamentales aclaran que solo pueden participar las y los afiliados. Creemos que no es esa la vía de incentivar la afiliación, ni la participación, pero nos gustaría conocer mejor sus experiencias.

Más de fondo, tenemos que pelear por una reforma del estatuto para crear la secretaría de género y diversidad, de ambiente y de reemplazantes. Para que las minorías ingresen en forma proporcional a las comisiones directivas; que las reuniones de todos los organismos de dirección sean abiertas; que las mujeres tengan una representación acorde a su peso mayoritario en el gremio y que nadie esté más de dos mandatos frente al sindicato.

Para el Encuentro en Casilda, los criterios de funcionamiento fueron definidos entre un grupo de compañeras y compañeros que excluía a muchos sectores que somos parte del FAD, imprimiendo así como objetivo principal fortalecer el FAD como herramienta electoral cuando aún faltan tres años para nuevas elecciones. Por eso, y siendo consecuentes con lo anterior, creemos que un encuentro del Frente por una Amsafe Democrática, no puede repetir y multiplicar los errores que se cometieron durante el conflicto.

Nuestra modesta visión es que el mejor modo de construir esa herramienta, es mediante la experiencia en la lucha, y tenemos una en puerta el 1° de diciembre.

Esto se suma a la imposición de que el encuentro tenga un cupo de 100 personas, cuando nuestro entender no sobra nadie y tenemos que poder participar todas y todos los que quieran. Si la preocupación es que Rosario no monopolice la palabra se pueden acordar criterios, como se hizo durante todas las reuniones que hubo del FAD durante el conflicto. Este esquema definido entre muy pocos destina 20 lugares a Rosario donde actúan cientos de activistas y 11 agrupaciones referenciadas en el Frente 4 de Abril. El resultado: no viajará ninguna independiente a participar del encuentro.

A la alianza del ajuste, hay que responder con la alianza de las y los que luchan

Como señalamos más arriba, el Frente de Todos, ni hablar la derecha de Juntos por el Cambio, aplican un ajuste sostenido a las condiciones de vida de la clase trabajadora y los sectores populares. El Frente Progresista, que muchos compañeros, recuerdan positivamente en comparación con lo que vino después, fue el de la consolidación del doble cargo y las 44 horas, de la tablita de Balagué, pero también la de una Santa Fe profundamente desigual y la del avance brutal del narcotráfico.

Por ello, el FAD tiene que estar en la vereda de enfrente. La lucha no es solo contra Perotti, porque por encima del peronismo santafesino está el gobierno nacional del Frente de Todos que está en la misma línea y ahí también tienen que apuntar nuestras críticas y lucha. Resulta problemático, a nuestro entender, que haya organizaciones que son parte del FAD y a la vez integran la alianza del peronismo, como sucede con las compañeras y compañeros de la agrupación Mariano Moreno. En las elecciones de CTERA, formaron una lista aparte del sector combativo e independiente de los gobiernos.

Las distintas burocracias sindicales juegan sus propios negocios dentro de las internas de los partidos del ajuste. Las alineadas con el peronismo, especialmente con el kirchnerismo se encuentran en suma incomodidad ante sus bases. Lo vimos en nuestra reciente lucha. Muchas vinieron y hablaron a nuestros actos, mostrando nuestra vocación unitaria si es para medidas de lucha concreta. Pero en el acto de la Plaza San Martín de Rosario solo un compañero planteó con nombre y apellido esta exigencia concreta, porque efectivamente estaba planteada la necesidad y la posibilidad de un paro provincial de la CGT y las CTAs.

El despliegue de energía durante estos meses fue enorme. En Rosario hubo convocatorias que impulsamos que nos sorprendieron a todas y todos por su masividad. Incluso movilizamos a Santa Fe el conjunto de la oposición en un número que no tenía antecedentes.

Creemos que había ambiente para acciones más duras y coordinadas con otros sectores en lucha. Durante el conflicto propusimos medidas en este sentido como acampes en las principales ciudades, cortes en los accesos con caravanas que confluyan en Gobernación, festivales con artistas solidarios, clases públicas simultáneas que paralicen las ciudades y otras.

Foto: Prensa Amsafe Rosario

Hace pocos días, las y los médicos residentes de Buenos Aires dieron un gran ejemplo con un triunfo histórico, con medidas combativas, asambleas por lugares de trabajo y mandatos que luego coordinaban en asambleas interhospitalarias. Antes, los trabajadores del SUTNA le ganaron a una alianza que parecía invencible de empresarios, el gobierno, las burocracias sindicales y buena parte de los medios de comunicación.

Santa Fe también está atravesada por grandes conflictos como las luchas por tierra y vivienda como en Magaldi o el barrio Qom de Rosario, los trabajadores portuarios, los movimientos sociales por trabajo y aumento de la ayuda social, la lucha socioambiental o lo que comienza a ser también una rebelión de las y los trabajadores de la salud.

El gobierno y las burocracias nos quieren divididos, ya lo dice el dicho. Tenemos que construir instancias comunes para que "si tocan a unx, tocan a todxs". Por ello proponemos que desde las seccionales opositoras y el FAD convoquemos a una coordinadora provincial para luchar en común por todas nuestras demandas.

El próximo sábado, desde La Marrón vamos a participar con delegaciones de Rosario, La Capital, San Lorenzo y Constitución. Queremos aportar estas líneas al debate para salir fortalecidos hacia todas las luchas que se vienen, apoyándonos en nuestros puntos fuertes, pero encarando sin miedo nuestros puntos débiles en los tres pilares que mencionamos al principio: la independencia de todos los gobiernos, la democracia sindical y la coordinación con todas las luchas.


Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias