×
×
Red Internacional

Política Chile. Presidente de la CPC afirma que la mayoría de trabajadores gana sobre el sueldo mínimo

En una entrevista en el programa televisivo Estado Nacional del día lunes, Ricardo Mewes Schnaidt, presidente de la cámara de producción y comercio, empresario de sectores aduaneros y dueño de la agencia de aduanas Aduanas Mewe Ltda. Aseguró que “la estructura de las rentas muchas veces hacen que al final del día esa persona esté por sobre el sueldo mínimo”

Sábado 10 de junio

A la pregunta de Matías Del Río “¿Qué porcentaje de la fuerza laboral Chilena percibe el sueldo mínimo?" El presidente de la CPC contestó: “no tengo esa cifra en la cabeza, sí te puedo decir que la estructura de las rentas muchas veces hacen que al final del día esa persona esté por sobre el sueldo mínimo, sin embargo cuál es el impacto que tiene, porque cuando vas, a partir desde la primera línea de la renta de las personas, es ahí donde tiene impacto el sueldo mínimo”.

El empresario mintió respecto a las cifras de la fuerza laboral en Chile ya que, según el SENCE, existen más de 9 millones de personas trabajando, de las cuales 2.472.059 millones están en un empleo informal y 1,7 millones de personas se encuentran sin empleo.

Al considerar el conjunto de trabajadoras y trabajadores asalariados formales se registra un total de 941.384 personas que ganan el mínimo o menos (menos de la mitad de la fuerza laboral). Si calculamos el poder adquisitivo de éstas familias podemos ver que el actual salario mínimo líquido, descontado el pago de leyes sociales (-$76.834), equivale a $333.166. No permite cubrir la línea de la pobreza para un hogar de 3 personas ($475.529), apenas permitiendo cubrir el 70 % de ella y el 57 % de su equivalente para un hogar de 4 personas.

En la misma entrevista, Ricardo Mewes, defendía que “aquí gravar a las empresas no es un buen ejercicio, yo creo que aquí hay que gravar a las personas que tienen más patrimonio”, mediante un impuesto directo a las personas con sueldos desde los 18 millones de pesos hacia arriba. Argumentaba que en un momento de recesión económica, establecer impuestos al mundo privado es “peligroso” ya que puede afectar a la inversión financiera y también, hacer más difícil desarrollar empresas.

Sin embargo, su discurso tiene un doble carácter pues, Chile es uno de los países de la OCDE donde las empresas pagan menos impuestos, por ejemplo, no existe un impuesto a las utilidades (la venta de la materia prima extraída) es decir, el provecho o beneficio que se saca de una cosa. En este caso, el impuesto a las utilidades habla de dinero obtenido para el capitalista de la venta del cobre (entre otros minerales que se extraen de forma adjunta), todo esto, ajustado a su precio de mercado y a los millonarios negocios que hacen con otros privados.

Aún así, Ricardo Mewes advierte que es “peligroso”. Claro, peligroso para quienes quieren sacar provecho del saqueo histórico a los recursos naturales de todas las personas con el mínimo costo posible.

Otro punto del doble discurso es, respecto al desarrollo de empresas. En otro momento de la encuesta asegura que el Estado no puede “subsidiar” para siempre a las PYMES, refiriéndose al ajuste del sueldo mínimo (de $400.000 a $410.000) el cual implicó un alza real de 0%. Éste es uno de los menores porcentajes de reajuste real en los últimos 30 años, pero es muy expresivo que, siendo un aumento bajo, signifique una gran dificultad para los emprendimientos.

Sin dudas, esta situación corresponde a un mercado de oligopolio, es decir, en las distintas ramas económicas, como Retail, comida rápida y para qué hablar de la rama principal del país (minería), existen 3 a 5 empresas que ostentan la mayoría de las licitaciones, de capital y la expansión en el mercado para que la competencia de pequeñas empresas se torne imposible.

Es la ley del más fuerte: mientras menos se grave a la empresa, menos pagan por enriquecerse a base de trabajo y recursos en éste territorio y más cierran las posibilidades de competencia local.

Desvían el impuesto a patrimonios personales que, al final del día, representan menos porcentaje de costo si eres dueño de Antofagasta Minerals y recibes millones de dólares al mes que si eres una persona que está levantando una PYME.

Pero la guinda de la torta es, en esta entrevista, la declaración orgullosa del empresario aduanero, con mucha seguridad dice que la mayoría de los trabajadores gana más del sueldo mínimo reconociendo al mismo tiempo que la informalidad laboral es un gran problema. (incluso asegura que un vendedor ambulante gana entre 700.000 hasta 1.200.000 pesos al mes). Lo cierto es, que no hay nada de orgullo en el reajuste al sueldo mínimo.

Como bien explica el estudio “Reajuste del Salario Mínimo”, de Mayo de la Fundación Sol; En los últimos 33 años, entre 1990 y 2023, el monto por hora del salario mínimo creció en $1.319, a pesos de marzo de 2023. Actualmente, con el salario mínimo en $410.000, se tiene un salario por hora de $2.126”

En otras palabras, es necesario luchar incansablemente por un sueldo mínimo que sitúe a las familias trabajadoras por sobre la línea de la pobreza y contrastando con los intereses del presidente de la CPC, empezar por un impuesto a las utilidades de las empresas que se han enriquecido de la extracción de cobre durante los últimos 30 años no sería un mal comienzo.


Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias