×
×
Red Internacional

Elecciones 2021.Presencialidad completa, sin burbujas ni distanciamiento: la campaña electoral de Kicillof

Podría confundir: no es Larreta diciendo “todos a las aulas”, es el gobernador Axel Kicillof. A dos semanas de las PASO, convoca a la presencialidad en las escuelas sin burbujas y flexibiliza el distanciamiento. Sin resolver los problemas estructurales de infraestructura, muchas escuelas no podrán cumplir con el objetivo y miles de estudiantes siguen sin continuidad. Los programas ATR-FORTE y el avance de la precarización laboral. La Celeste de Baradel y su plan: bancar la campaña del Frente de Todos.

Nathalia González SeligraDocente | Secretaría de organización Suteba La Matanza

Jorgelina EstecheCongresal Suteba Morón | @EstecheJor

Jueves 2 de septiembre | 20:38

La vuelta a la presencialidad total en las escuelas de la Provincia de Buenos Aires, se implementa desde el 1 de septiembre, según los anuncios del gobierno nacional.
La medida se fundamenta en “el descenso sostenido de casos producto del cumplimiento de las medidas de cuidado y en el gran avance de la campaña de vacunación” según informó el gobierno a través de la DGCyE (Dirección General de Escuelas y Educación).

En un hilo de tuits Trotta informó: “En el primero de los casos contemplaremos aquellas escuelas que puedan asegurar la presencialidad completa manteniendo un distanciamiento físico de 1,5 m entre estudiantes (condición óptima), luego donde sea posible asegurar una distancia de 0.90 m entre estudiantes (condición admisible)”. El Consejo Federal de Educación autorizó finalmente, una distancia mínima de 50 centímetros. Elige tu propio distanciamiento.

Kicillof, elige a los bonistas antes que la educación pública

El gobernador Axel Kicillof, a tono con el ministro de educación, anunció esta medida, y empezaron a llegar mensajes de docentes y familias preocupados por la situación.

La primera pregunta es: ¿cuántas son las escuelas en condiciones para cumplir este nuevo protocolo? Si bien en medio de la campaña electoral, el Frente de Todos recalcó su plan de arreglos de escuelas y retomar “obras abandonadas por la gestión de Cambiemos”, la realidad de nuestras escuelas no ha cambiado: falta de agua, problemas eléctricos, falta de gas o calefacción, ventanas rotas, aulas sin necesaria ventilación, faltante de aulas o patios, y la lista continúa.

“Como se nota que están en campaña” dicen varios docentes y familias. Es imposible no ver esta medida, como una demagogia a tono con las elecciones, donde la decepción por abajo crece, ya que muchos afirman que no votaron a este gobierno para que los pobres cada vez sean más pobres, ni para ser tratados como lo hace Larreta.

La segunda pregunta es: ¿cómo se resuelve la problemática de miles de niños que siguen sin poder conectarse con la escuela? El avance de la pobreza, la desocupación entre las familias y sin resolver la conectividad y herramientas para los alumnos y alumnas, sigue estando como principal problemática. ¿Qué se le ocurrió a Kicillof? Nuevamente la precarización como estrategia, vuelve recargado con los programas ATR y FORTE, como el camino para reconectar a alumnos con la escuela. Por supuesto con el aval de la conducción Celeste de SUTEBA, como nos tienen acostumbrados son los principales defensores del avance de la precarización en educación.

Como denuncian miles de docentes precarizados, estos programas que duran 2 o 3 meses, por salarios de miseria y sin derechos laborales, son migajas para la educación pública. Parches que no resuelven las necesidades de estudiantes, sostienen la exclusión y la precariedad de la educación y la vida de las familias trabajadoras. Se ahorran millones de pesos en crear los cargos necesarios con plenos derechos. Por eso, no deja de caer mal la imagen de la fiesta de cumpleaños en Olivos, luego la del cumpleaños de Carrió. Los privilegios de un lado y del otro de la grieta, demuestra que sus vidas no tienen nada que ver con la del pueblo trabajador.

Te puede interesar:Pagadores seriales. Kicillof celebró el acuerdo por la deuda: "Es lo que puede pagar la Provincia"

El discurso de la “herencia recibida” ya no se puede sostener, y responsabilizar a la pandemia, planteando que ahora viene “la vida que queremos” menos. El Gobierno viene tomando opciones, y tiene sus prioridades. Hace pocos días el gobernador anunció con bombos y platillos el pago de la deuda "en moneda extranjera y bajo ley extranjera" y se firmaron nuevos acuerdos para obtener créditos. Mientras la vida de millones se precariza, el gobernador sigue eligiendo a los bonistas.

La demagogia de los dirigentes sindicales

Desde el sindicato Celeste Suteba, que dirige Roberto Baradel, se plantea que la vuelta total “es cuidada” y que la escuela que no está en condiciones mantendrá el funcionamiento de burbujas. Deja librado a que cada docente y escuela peleen por separado.

Ellos dedicados a la campaña del Frente de Todos, como demostraron en las reuniones de delegados de estas últimas semanas, que llaman a votarlos para no volver a las políticas neoliberales de Macri, aunque el gobierno no revirtió ni una. Junto con esto, sacaron a relucir que “sus diputados” empezando por Hugo Yasky, presentaron y presentaran varios proyectos ligados al acceso a la conectividad, presupuesto educativo y reducir las horas de trabajo.

El plan de Hugo Yasky huele a demagogia de campaña. No solo le dice a los empresarios que reducir horas de trabajo les traerá mejor productividad, sino que no dice una palabra de los salarios de miseria de los trabajadores y en ningún momento plantea convocar a asambleas ni a la movilización para imponer la reducción de la jornada. Incluso nada dicen del avance en una reforma laboral de hecho como la que hizo Kicillof, que aumentó la jornada laboral de trabajadores estatales bonaerenses de 30 a 40hs semanales.

La pelea por la escuela pública y el conjunto de las demandas de docentes, familias y estudiantes, solo podemos conquistarlas, a través de la organización y la lucha.
Lo opuesto al sindicato de Baradel que hace más de dos años no convoca a asambleas y cierra todas las negociaciones con el Gobierno entre cuatros paredes y un puñado de Secretarios Generales deciden por miles de docentes.

Pelear por lo nuestro, trabajar menos para trabajar todos

Este año nos organizamos en varias escuelas, desarrollando Comisiones de Seguridad e Higiene, para garantizar el cuidado de todos cuando no existían condiciones para la presencialidad. También junto a docentes precarizados pusimos en pie Comisiones y espacios de coordinación para pelear por trabajo. Las y los docentes de Cens que también son víctimas de la precariedad del trabajo sin posibilidad de acceder a titularizaciones y que pierden sus horas de trabajo luego de 10 años trabajando con adultos se ponen de pie. Acompañamos a las familias de nuestros alumnos que pelean por una vivienda digna.

Muchas y muchos de nosotros integramos las listas del Frente de Izquierda, venimos dando estas peleas desde las escuelas, desde el sindicato y ahora también en el plano electoral para dar vuelta las prioridades y fortalecer nuestras demandas.
Nuestra lista pelea por un aumento del presupuesto en base no pagarle ni un peso más al FMI para resolver todas las problemáticas de infraestructura, mayor cantidad de alimentos y de calidad para estudiantes, computadoras para todos las y los alumnos y conectividad gratuita.
Basta que los pulpos de las telecomunicaciones sigan amasando fortunas, con tarifas caras y servicios pésimos, hay que tocar sus privilegios y garantizar el acceso a internet para toda la comunidad educativa

Te puede interesar: Paso 2021. Educación. ¿Qué propone el Frente de Izquierda Unidad para enfrentar la profunda crisis educativa?

Y en esta campaña estamos instalando la necesidad de organizarnos por lugar de trabajo, sindicato para poner en pie un movimiento que pelee por reducir la jornada de trabajo a 6 hs, 5 días a la semana con salario igual a la canasta familiar y repartir las horas de trabajo para enfrentar la desocupación y la precarización creciente en Argentina. Por ejemplo en educación, peleamos por trabajar un cargo de 6 hs (4 hs frente al curso y 2hs para tareas extraclase) y crear nuevos cargos para que ocupen quienes hoy están desocupados o Kicillof les ofrece un plan precario. Le decimos a Yasky, basta de chamuyo y proyectos sin darle fuerza desde abajo organizando el enorme poder que tenemos como clase trabajadora si ganamos las calles.

Para seguir organizando estas y todas las peleas por nuestras demandas debemos fortalecer una perspectiva política de los trabajadores, por eso llamamos a votar y fortalecer a la izquierda como tercera fuerza política nacional.
Imposible olvidar los ataques de Macri y Vidal, tampoco se puede acompañar el ajuste en curso del Frente de Todos, aparecen opciones por derecha como Randazzo que lanzo una campaña contra los docentes diciendo “basta de paros”, y menos aun los libertarios negacionistas del genocidio.

Sumate a esta pelea que damos desde La Marrón para darle fuerza a la izquierda en el Congreso y en la calle.

Te puede interesar: PASO 2021.Que la izquierda avance en el Congreso depende de vos: no te quedes afuera de esta importante pelea




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Banner elecciones 2019

Destacados del día

Últimas noticias