Mundo Obrero

TUCUMÁN

Prepotencia de la ministra Chahla: otra vez despiden al Dr. Juan Paz

Reproducimos el comunicado de la agrupación Salud desde las Bases de Tucumán en repudio al despido del Dr. Juan José Paz, que se suma a la persecución que la ministra de Salud, Rossana Chahla, está ejerciendo contra otros trabajadores de la salud.

Jueves 4 de febrero | 09:23

En noviembre de 2020, el Siprosa dio de baja del sistema al médico Juan José Paz en los hospitales donde trabaja: el Hospital Padilla, donde cubre guardias de emergencia y el Eva Perón, donde atiende pacientes de terapia con Covid 19.

El argumento en ese momento era totalmente persecutorio, ya que consistía en haber escrito un artículo periodístico que desmentía los datos del personal de la salud fallecido que difundió la ministra en los medios de comunicación, confrontando con el difundido desde distintos gremios de la salud y corroborado por familiares y compañeros de trabajo. La Dra. Chahla sostenía que eran 16 los trabajadores fallecidos, cuando en realidad, hasta ese momento eran 60.

Inmediatamente después del despido, con el respaldo de sus compañeros, del SITAS, del SITE, de asociaciones médicas y el repudio generalizado que generó su despido, el gobierno retrocedió en su decisión, permaneciendo la amenaza latente, hasta un nuevo avance.

Este miércoles por la mañana, desde la oficina de Recursos Humanos del Hospital Eva Perón, se le comunicó al Dr. Juan Paz, que su reemplazo con fecha de finalización el 31/03/2021, quedaba sin efecto a partir de febrero. La razón que exponen esta vez, de forma verbal y sin mediar ningún tipo de nota o telegrama, es que la campaña de COVID-19 finalizó y que sus servicios no son necesarios. Algo totalmente falso y absurdo si se tiene en cuenta el creciente número de casos, el comienzo de la segunda ola, la sobre carga laboral de los trabajadores de la salud y que es el único trabajador del área de cuidados Críticos e Intermedios de COVID que se dio de baja. Quedando en evidencia que es un nuevo ataque persecutorio desde el Siprosa.

La ministra Chahla, con estas actitudes persecutorias contra sus empleados, da a entender que con los trabajadores de la salud puede hacer cualquier cosa, incluso despojarnos de derechos elementales como el derecho al trabajo, al reclamo y a la libre expresión. Quizás por eso cree que utilizando el miedo como instrumento de poder sobre los trabajadores, se garantiza la posibilidad de mentir sobre los compañeros fallecidos en la primera línea, que puede tenernos precarizados durante años y que puede mantenernos con un mismo salario desde el 2019.

Si reclamamos o pensamos distinto que el gobierno nos trasladan, como a Alfredo y Silvia, que tienen más de 20 años de servicio en el Centro de Salud; o despiden, como a Juan Paz, a pesar de ser reemplazante hace más de dos años, estar en la primera línea de atención de COVID-19 para enfrentar la pandemia por iniciativa propia, y que por poner el cuerpo también se contagió, al igual que muchos trabajadores que estuvieron en la primera línea de forma precarizada.

Nos decían que éramos esenciales, pero cuando empezamos a enfermarnos, a morir, y a reclamar por mejoras salariales y por trabajo formal, el gobierno de Tucumán nos demostró (y demuestra) que nos consideran descartables. No podemos permitir más estos atropellos.

El gobierno sabe que el ajuste que votaron en el congreso y en la legislatura de la provincia, junto a los planes con el FMI, no se concretarán si no atacan a las condiciones de vida y el salario de los trabajadores. Por eso deben amedrentar a los que levantan la voz, a los que se organizan, porque necesitan disciplinar al conjunto para callarnos y paralizar con el miedo, con el objetivo que no se desarrolle un gran movimiento de trabajadores que frenen el ajuste. En vísperas de rebrote por COVID-19 también es momento de reivindicar nuestros derechos, que nos organicemos en asamblea en todos los hospitales, que la salud tiene que estar de pie.

¡Basta de persecución!

Reincorporación y continuidad laboral de Juan Paz.

No al traslado persecutorio y cese del sumario de Alfredo Mena y Silvia Posadas.

Pase a planta urgente de reemplazantes.

Recuperemos lo perdido, aumento de salario indexado a la inflación y salario básico igual a la canasta familiar.







Temas relacionados

Juan Manzur   /    Precarización laboral   /    Tucumán   /    Salud   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO